Caso Villarejo

El juez archiva la causa contra el presidente de Iberdrola por prescripción

El sobreseimiento libre se basa en un auto de la Sala de lo Penal que declaró transcurridos más de 10 años entre los hechos y la imputación

El juez archiva la causa contra el presidente de Iberdrola por prescripción

Epi_rc_es

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha acordado el sobreseimiento libre respecto del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, al considerar prescritos los delitos por los que le mantenía imputado por la contratación por la eléctrica de las empresas del excomisario José Manuel Villarejo y, en concreto, su buque insignia, Cenyt, para, entre otros trabajos, un presunto espionaje al presidente de ACS, Florentino Pérez, y a Manuel Pizarro, entonces al frente de Endesa.

En un auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 estima la solicitud de la defensa de Sánchez Galán, al que hasta este jueves imputaba los delitos de cohecho activo continuado, delito contra la intimidad y delito continuado de falsedad en documento mercantil cometido por particular.

Según explica el magistrado, la imputación de Sánchez Galán obedecía a los proyectos Arrow (de 2004 a 2006) Black Board o B-B (en 2004 y 2005) y los Proyectos Gipsy y Posy (en 2009), cuando ejercía, primero como vicepresidente y consejero delegado de Iberdrola, y después, desde 2006, como presidente de la compañía.

Todos ellos serían trabajos encargados al Grupo Cenyt, mientras Villarejo estaba en servicio activo en la policía, circunstancia de especial relevancia para que exista delito, porque gracias a ello accedía a información que debía estar protegida, como el tráfico de las llamadas mantenidas por las personas que las que se encargó espiar. Los trabajos contratados por Iberdrola con él tenían el carácter de "confidenciales", como parece deducirse del hecho de que las facturas no las pagara la eléctrica, sino la empresa Castellana de Seguridad (Casesa), dice el juez.

Sin cambiar los hechos

La resolución no cambia los hechos investigados y explica que acuerda el archivo después de que la Sala de lo Penal adoptara la misma decisión en relación con otro directivo, Rafael Orbegozo, que fue jefe de Gabinete del propio Sánchez Galán. El pasado 3 de junio el tribunal resolvió su recurso de apelación y declaró “evidente" que el hecho que se le imputaba "estaría prescrito, al haber transcurrido más de 10 años entre marzo de 2009 y el 23 de junio de 2021, que es cuando el procedimiento" se dirigió contra él "al citarle para ser oído como investigado”.

“La contundencia de esta resolución no deja margen de actuación a este instructor, quien de forma reiterada había desestimado las solicitudes de sobreseimiento y archivo efectuadas por Sánchez Galán, en diferentes resoluciones", afirma el magistrado. La última de ellas, el pasado mes de marzo.

Al constatar que los últimos hechos por los que estaba imputado el presidente de Iberdrola son de 2009 y haber "transcurrido más de 10 años entre la fecha en que se cometió el último hecho imputado y la de su citación como investigado”, que se produjo en la misma resolución que Orbegozo, en junio del año pasado, el juez se ve obligado a decretar el sobreseimiento libre y declarar extinguida la responsabilidad penal.

A Bilbao

Noticias relacionadas

En el mismo auto y con el mismo argumento, el magistrado también acuerda el sobreseimiento respecto de otros dos investigados, José Luis San Pedro Guerenabarrena y Juan Carlos Rebollo, en cuanto al delito de cohecho.

El delito de coacciones por la denuncia presentada por el directivo José Antonio del Olmo, en relación con una presunta "contabilización de facturas anómalas por la Dirección de Seguridad Corporativa", se remitirá a los juzgados de Bilbao para su investigación, al dejar de ser competente la Audiencia Nacional.