Conflicto entre países

La UE cierra filas con España en la crisis con Argelia y amenaza con represalias

La Comisión Europea y España coinciden en que hay una vulneración del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

La Comisión Europea cierra filas con España y amenaza con adoptar represalias contra Argelia si este país no deja de aplicar “medidas coercitivas” contra España. Es la advertencia que ha arrancado este viernes el ministro de exteriores, José Manuel Albares, al vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, durante un viaje relámpago a Bruselas para analizar el impacto de la decisión del Gobierno argelino de suspender el Tratado de Amistad y Relaciones de buena vecindad con España y congelar las relaciones comerciales.

“La decisión adoptada por Argelia de suspender el Tratado de Amistad y Relaciones de buena vecindad con España en 2002 es de máxima preocupación. Estamos evaluando las implicaciones de las acciones de Argelia, incluida las instrucciones a las autoridades financieras de detener las transacciones entre los dos países”, señala un comunicado conjunto firmado por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, y Domvrovskis. 

A primera vista, sostiene Bruselas, ese embargo comercial "parece vulnerar el acuerdo de asociación entre la UE y Argelia de 2005”, particularmente en el área de comercio e inversiones. Algo que conduciría “a un trato discriminatorio hacia un estado miembro y afectaría negativamente el ejercicio de los derechos de la Unión previstos en el Acuerdo”. La misma lectura ha hecho Albares, quien ha constatado que Bruselas y Madrid valoran "exactamente igual" la decisión argelina.

"Hemos coincidido en que la medida unilateral anunciada ayer por Argelia viola el Acuerdo de Asociación entre la UE y ese país y, por lo tanto, aunque va dirigida a España, afecta al mercado único, a las relaciones comerciales y económicas", ha dicho el ministro. La misión argelina ante la UE ha lamentado en un comunicado la precipitación de Bruselas en su reacción "sin consultar ni verificar previamente con el gobierno argelino" y afirma que la suspensión del acuerdo bilateral con España no afecta "ni directa ni indirectamente sus compromisos" adquiridos con la UE . Argelia, además, se compromete a seguir suministrando gas a España pese a la suspensión del acuerdo bilateral anunciado el miércoles.

Medidas coercitivas

La Comisión Europea reitera que Argelia es un “importante socio comercial en el Mediterráneo y un actor clave para la estabilidad regional” pero recuerda que la política comercial es una “competencia exclusiva de la UE” y que “la UE está dispuesta a hacer frente a cualquier tipo de medidas coercitivas aplicadas contra un Estado miembro”. Unas posibles represalias que de momento no han concretado. "Es evidente que la Comisión Europea, que es quien tiene la competencia en materia comercial, tiene herramientas e instrumentos para poder hacer frente a cualquier tipo de situación", ha indicado Albares sin entrar en detalles.

El Acuerdo de asociación entre la UE y Marruecos, firmado en 2002 y que entró en vigor en 2005, incluye un mecanismo de resolución de disputas que pueden activar ambas partes en caso de conflicto, con la posibilidad de recurrir a un arbitraje para resolver las disputas. El problema, admiten fuentes del Ejecutivo comunitario, es que esta vía podría llevar meses e incluso años con lo que no es ideal como solución.

Vía de diálogo

Noticias relacionadas

Antes de llegar tan lejos, la Comisión Europea es partidaria de privilegiar la vía del diálogo y aclarar rápidamente la situación. "Confiamos en que, en nombre de nuestra asociación sólida y duradera, se encuentre una solución rápida para restablecer plenamente las relaciones comerciales y de inversión. Estamos dispuestos a apoyar estos esfuerzos”. Una vía que también ha reclamado Albares que ha expresado que "el deseo de España es que esto se resuelva lo antes posible a través del diálogo y a través de los cauces diplomáticos normales". Según ha explicado, el Gobierno de Pedro Sánchez no ha tomado ninguna decisión ni hecho ninguna declaración que pudiera provocar una escalada en la crisis con Argelia.

"Lo que queremos es mantener con Argelia la misma relación que con todos nuestros vecinos. Una relación basada en la amistad, basadas en el respeto mutuo, en la igualdad soberana de los estados, en la no injerencia en los asuntos internos", ha insistido reiterando que no darán "ninguna excusa" para ninguna escalada. Albares también ha criticado la respuesta del PP, pidiendo la comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso para dar explicaciones por lo ocurrido. "Hay momentos en que somos gobierno y oposición pero hay momentos en los que hay que ser España", ha recordado acusando de "deslealtad e irresponsabilidad" en unos momentos "tan complejos para España".