Nueva presidenta de la entidad

Dolors Feliu: La abogada que intentó evitar el recorte del Estatut, al frente de la ANC

  • Recogió el carnet de CDC por oposición al tripartito y continuó su trayectoria política vinculada a los pasos de Puigdemont

Dolors Feliu: La abogada que intentó evitar el recorte del Estatut, al frente de la ANC
1
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

Los trazos profesionales y las ambiciones políticoactivistas de Dolors Feliu (Roda de Ter, 1964) se entrelazaron entre 2006 y 2010. La abogada llevaba desde 1994 ejerciendo como letrada de la Generalitat ante el Tribunal Constitucional cuando le tocó intentar blindar el Estatut para evitar el tijeretazo. "Defendí el texto original, pero ya ves cómo terminó: recortado por los tribunales y no ajustado a las correctas interpretaciones constitucionales. Entonces ya intuí que debía buscar la independencia de Catalunya por otras vías, desde el activismo", explica en declaraciones a EL PERIÓDICO. Feliu se ha convertido este sábado en la nueva presidenta de la ANC, convencida de que sólo "un nuevo embate", fruto de la movilización ciudadana, será capaz de sobreponerse a las disputas en la línea política y efectuar la desconexión.

Licenciada en Derecho, Feliu ha desarrollado toda su carrera profesional dentro de la administración catalana, cuyos despachos ocupa desde 1989. En su currículum destaca haber sido directora de los servicios consultivos y de coordinación jurídica entre 2011 y 2019.

Sus aspiraciones superaban la burocracia, así que empezó a sembrar en el campo de la política. "Consideré que el tripartito no defendía el autogobierno lo suficiente, así que me afilié a Convergència Democràtica en 2008, cuando estaba en la oposición", revela.

Noticias relacionadas

En 2015 formó parte de la candidatura de Junts pel Sí en el número 46 y continuó como militante en la reconversión de la extinta CDC hasta el PDECat, espacio que decidió abandonar en 2018, cuando el 'expresident' Carles Puigdemont firmó el divorcio posconvergente.

En paralelo, apostó por hurgar en cómo lograr la independencia desde el ámbito jurídico. Primero, con la publicación de un manual para la independencia que le llevó a participar en varias conferencias de la ANC y con su adscripción al Colectivo Praga, formado por juristas independentistas. Después, formó parte del Consell Assessor per a l’Impuls del Fòrum Cívic i Social per al Debat Constituent, un órgano dedicado a configurar un espacio de participación y de cohesión social para debatir por todo el territorio sobre la independencia. Y, recientemente, como miembro de la Asamblea de Representantes del Consell per la República, el parlamento paralelo que Puigdemont creó desde Bruselas, cuyo asiento deja ahora para centrarse en la ANC.