comicios en el país oceánico

El Partido Laborista gana las elecciones en Australia

  •  Anthony Albanese sustituirá al liberal Scott Morrison, que ha reconocido su derrota

Anthony Albanese.

Anthony Albanese. / AAP / LUKAS COCH

2
Se lee en minutos
El Periódico

El opositor Partido Laborista, liderado por Anthony Albanese, ganó este sábado los comicios en Australia, según las proyecciones del recuento de los votos que apuntan a que tendrá que hacer alianzas para formar gobierno. La Comisión Electoral Australiana otorgan 74 escaños a los laboristas -cerca de los 76 que supone la mayoría absoluta-, frente a unos 54 que habría obtenido la coalición liberal-nacional del primer ministro australiano, Scott Morrison, que gobierna en el país desde 2013. Los candidatos del Partido Verde, que es la tercera formación política, así como otros no alineados, serán claves para la formación del nuevo Ejecutivo.

Los laboristas retornarán al poder después de nueve años. Entre 2007 y 2013, los primeros ministros laboristas Kevin Rudd y Julia Gillard se alternaron el Ejecutivo y protagonizaron un período de inestabilidad gubernamental a raíz de una serie de disputas internas. Después se produjo el relevo y el ascenso al poder de la coalición liberal-nacional.

Una "noche difícil"

Scott Morrison ha aceptado la derrota de su partido liberal en las elecciones legislativas en una "noche difícil y decepcionante" que pondrá fin a su mandato en favor de su contrincante laborista. Morrison ha confirmado en su discurso que había llamado a Albanese para felicitarle por el resultado.

"Siempre he creído en los australianos y en su juicio y siempre he estado dispuesto a aceptar sus veredictos. Esta noche han emitido su veredicto y felicito a Anthony Albanese y al Partido Laborista y les deseo lo mejor a él y a su gobierno", ha dicho el hasta ahora primer ministro, que ha comparecido acompañado de su familia en la sede de su formación en Sídney. El todavía mandatario anunció también que entregará la dirección del Partido Liberal.

Noticias relacionadas

Unos 17,2 millones de australianos ejercieron su derecho a voto, alrededor de la mitad de manera anticipada o postal, en unos comicios que transcurrieron sin incidentes destacables. Los centros electorales de la Australia occidental fueron los últimos en cerrar a las 18:00 hora local (10:00 GMT), debido a que esta vasta isla-continente tiene tres diferentes zonas horarias. En estos comicios, los australianos eligen a los 151 miembros de la Cámara de Representantes y a 40 de los 76 miembros del Senado.

La campaña electoral

La campaña electoral giró principalmente sobre aspectos económicos y al alza del coste de vida, a raíz de la inflación del 5,1 % (la más alta en 20 años), aunque su PIB tiene previsto crecer un 4,25% este 2022 y la tasa de desempleo es de 3,9 %, la más baja desde agosto de 1974. En contraste, los salarios aumentaron en 2,4 % entre abril de 2021 y marzo pasado, lo que impacta en la capacidad de los australianos, especialmente de 2,2 millones de hogares de bajos ingresos, para afrontar los incrementos de la gasolina, los alimentos y el alquiler de las viviendas. En el debate también salió a relucir la política exterior, con China en su eje ante el temor de que sea una amenaza a la seguridad, y la crisis climática, que ha visto el lanzamiento de una ola de candidatos independientes.

Temas

Australia