Las agendas del comisario

La 'cloaca' policial urdió la investigación que envió a Sandro Rosell a la cárcel

Un informante de Villarejo, amigo de Vicky Álvarez, confirma que en enero de 2014 explicó al comisario detalles de las actividades del expresidente del FC Barcelona

La 'cloaca' policial urdió la investigación que envió a Sandro Rosell a la cárcel
7
Se lee en minutos
Tono Calleja / J.G. Albalat

Las 'cloacas' de la Policía del Gobierno de Mariano Rajoy maniobraron en 2014 para iniciar una investigación, sin control judicial, contra el entonces presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, que fue detenido en mayo de 2017 y permaneció en prisión preventiva durante casi dos años, hasta ser absuelto en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional.

'El Periódico de España', medio que pertenece al mismo grupo editorial, Prensa Ibérica, que este diario, ha tenido acceso a documentos, testimonios y grabaciones que evidencian que el comisario José Manuel Villarejo inició las pesquisas contra Rosell bajo el paraguas del 'Proyecto Barna' u 'operación Cataluña', que es como se denomina a la investigación irregular que abrió la Policía del Gobierno del PP para acusar a políticos catalanes y personajes supuestamente de su entorno de delitos de corrupción.

Formalmente, la investigación que envió a Rosell a la cárcel se inició en 2015 y permaneció secreta hasta su arresto, en 2017. Pero existe una grabación que demuestra que el día de la detención del expresidente del Barça, un agente de Policía llamó a José Luis Pérez, denunciante y persona con la que había contactado Villarejo en el 2014, para agradecerle su colaboración en el caso.

El propio Villarejo escribió el 10 de enero de 2014 en su diario la primera cita relacionada con su investigación sobre Sandro Rosell, a quien desde diferentes sectores políticos se le acusaba de haber puesto al FC Barcelona al servicio del independentismo catalán.

Por aquel entonces, Villarejo ya había captado para su 'Proyecto Barna' a Victoria Álvarez, quien fue expareja de Jordi Pujol Ferrusola -y una de los principales testigos que permitió el inicio del denominado caso Pujol-; y al expolicía Antonio Giménez Raso, consta en las agendas del comisario. Ambos, según esos mismos apuntes, cobraban de los fondos reservados del Ministerio del Interior alrededor de 2.000 euros mensuales por aportar datos de supuesto interés policial. Y precisamente ese 10 de enero el comisario escribió en su agenda: "José L. Pérez. Vernos Hotel Fénix 18 h. lunes".

Este contacto en el Hotel Fénix coincidió en el tiempo con la decisión de la Fiscalía de pedir a la Audiencia Nacional la admisión de una querella presentada contra el entonces presidente del FC Barcelona, por el fichaje del brasileño Neymar Junior. El 22 de enero de 2014 el juez abrió una causa por la compra del jugador, una decisión que precedió a la dimisión de Rosell, que fue relevado por Josep Maria Bartomeu. En el caso Neymar, el Barça pagó dos multas por un importe total de 5,5 millones por dos delitos de fraude a Hacienda en el fichaje del jugador, tras haber llegado a un acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado. El tribunal dictó sentencia 'in voce'.

"Seguir con el tema Rosell"

Algunos días antes, el lunes 13 de enero, Villarejo vuelve a citar a Pérez en su agenda: "J. L. Pérez. Hotel Fénix. La Transparencia de Sandro Rosell", en alusión al blog que había abierto quien se convirtiera en contacto de Villarejo. Unos días después, el 28 de enero de 2014, el comisario vuelve a mencionar al expresidente del FC Barcelona: "José Luis Pérez. Amigo de Viki [Victoria Álvarez]. Quiere el lunes hablar para seguir con el tema Rosell y lo demás".

José Luis Pérez ha confirmado a este medio que efectivamente se reunió con Villarejo. Se entrevistó con él el 13 de enero en el hotel Fénix de Madrid. También se vio con el exinspector de Policía Antonio Giménez Raso, quien según el informante, se presentó ante él bajo el nombre de "Andrés", y acudió al encuentro acompañado por dos personas que "no se identificaron como policías, pero eran de la Udef". Villarejo identifica a Giménez Raso en su agenda con el nombre de "Tony", quien trabajó a las órdenes del polémico comisario en el 'Proyecto Barna'. Sobre él escribe: "Tony: Rosell. Ambos temas ya están en marcha".

El comisario también habría conversado con el entonces secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez en relación al independentismo y "Rosell", siempre según sus anotaciones. Martínez, quién está imputado por el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas u 'Operación Kitchen', niega la veracidad de los apuntes de Villarejo, al mismo tiempo que ha rechazado haber recibido información de las actividades del ex mando policial.

El fiscal Daniel Campos

Pérez, el informante de Villarejo en el 'Proyecto Barna', asegura a esta redacción que de forma paralela denunció ante un fiscal de Anticorrupción los hechos presuntamente vinculados a Rosell, que acabaron con el expresidente en prisión preventiva durante dos años, hasta que fue absuelto en el juicio que se celebró en la Audiencia Nacional. Sin embargo, esta redacción ha confirmado que el fiscal señalado no fue quien impulsó estas pesquisas, que sí llevaron a cabo los fiscales Vicente González Mota y Daniel Campos. Este último fue el encargado de investigar el caso Ausbanc, cuyo origen también vinculado a Villarejo forma parte de la denominada Operación Tándem.

Y como prueba de que sus denuncias habrían provocado el arresto de Rosell, José Luis Pérez ha publicado en su blog 'La transparencia de Sandro Rosell' la grabación de una llamada telefónica que le habría realizado un mando policial responsable de la operación en la que se detuvo al expresidente del Barça. "José Luis, [te llamo] para contarte una cosita rápida, para que veas que los esfuerzos tuyos no han sido en balde", dice el "jefe" policial, que es interrumpido por Pérez: "Sé que han detenido a Sandro Rosell. Parece que por lo menos alguno ha caído. Me han confirmado desde Estados Unidos que se ha detenido a Teixeira [expresidente de la Federación Brasileña de Fútbol], está detenida la mujer de Sandro....", prosigue el denunciante. "Ahí ya no te puedo yo.... Lo que ha salido público, es público", prosigue el supuesto agente policial, que es de nuevo interrumpido por Pérez: "Sí, sí, sí, no te preocupes, lo entiendo de sobra, no te preocupes. De momento el día está siendo maravilloso y bastante me ha costado llegar hasta aquí y sin ayuda, que lo sabéis y sin medios", concluye.

"Victoria Álvarez me presentó a Villarejo. Y nos reunimos en el Hotel Fénix. En esa reunión se habla de Sandro Rosell y de Ramón Cierco", reconoce Pérez, que confirma que estos contactos tuvieron lugar "justo" en plena 'operación Cataluña', aunque él dice no creer que el comisario estuviera interesado en iniciar una investigación policial contra personalidades catalanas. Ramón Cierco fue presidente de la Banca Privada d'Andorra junto a su hermano Higini y formó parte de la Junta Directiva del Barça durante la presidencia de Sandro Rosell. También fue vicepresidente de la Fundación FCB.

El excomisario José Manuel Villarejo hace declaraciones a los medios a su salida de la Audiencia Nacional este viernes. / EFE

Preguntado por este periódico sobre si Villarejo trataba de investigar si Sandro Rosell era soberanista, este informante lo rechaza de plano. "Para nada, para nada. Cuando accede a verse conmigo es para ver qué le puede interesar para sus negocios. Villarejo nunca ha tenido interés en el tema del independentismo", reitera Pérez, que asegura que en el momento de las reuniones no sabía que María Victoria Álvarez estaba cobrando de los fondos reservados por aportar informaciones al 'Proyecto Barna'.

"Un CNI privado"

"Hay que compararlos con un CNI privado. Lo que hacían es coger información. No tenían interés por ninguna persona en concreto. Yo me he reunido dos veces con él en el Hotel Fénix y una en el Ritz. Hay una cosa que es muy relevante: yo le denuncio temas de narcotráfico y tráfico de personas con fines de explotación, comisiones y blanqueo, pero no ha tramitado nunca nada", lamenta.

En las agendas de Villarejo hay una última anotación sobre Rosell, en la que el comisario apunta datos sobre uno de los supuestos negocios del expresidente del FC Barcelona. Un hombre, al que denomina "Enric", le informa de que iba a viajar a Doha (Catar) "con el presidente del Barça (Rosell). Quiere cerrar el 30% por 1.000 millones de euros. Le digo que no parece posible tan rápido y tanta cantidad. Por lo demás, todo muy interesante".

'Caso Rimet'

Noticias relacionadas

Fuentes jurídicas conocedoras de la instrucción de este procedimiento aseguran que este último apunte de Villarejo se refiere a una de las causas que se investigó inicialmente referente a la publicidad de las camisetas del FC Barcelona. La Policía Judicial acusó a Rosell de haberse beneficiado del contrato que permitió al club azulgrana obtener 166 millones de euros. Sin embargo, estos hechos no fueron finalmente incluidos en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal de la Audiencia Nacional.

En la actualidad, Rosell tiene pendientes dos nuevos juicios: el primero relacionado también con el fichaje del brasileño Neymar Junior, por el que el Ministerio Público pide cinco años de cárcel para Rosell. El segundo es por un supuesto fraude fiscal de 230.000 euros que se habría producido en 2012. La Fiscalía reclama en este caso para el expresidente del FC Barcelona una pena de dos años y nueve meses de prisión.