De Manos Limpias y Ciudadanos

La Fiscalía del Supremo abre diligencias por las denuncias contra Rufián por revelación de secretos

Nombra un instructor para determinar si hay indicios de delito en sus declaraciones tras la comparecencia de la directora del CNI en el Congreso

Gabriel Rufián.

Gabriel Rufián. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

1
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto diligencias penales para determinar si las denuncia presentadas por Manos Limpias y Ciudadanos contra el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, por un delito de revelación de secretos tienen base suficiente para investigarle penalmente con la interposición de la correspondiente querella fiscal o por el contrario debe procederse a su archivo. Ambas denuncias, presentadas por las declaraciones que el parlamentario realizó tras la comparecencia de la exdirectora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Paz Esteban en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, señalaron a EL PERIÓDICO fuentes fiscales.

Noticias relacionadas

La apertura de diligencias se produce con toda denuncia presentada ante la Fiscalía General del Estado y no implica necesariamente que se investigue una actuación, sino que se produce de forma casi automática como una forma de registro de lo recibido, por lo que no resulta extraño que el archivo se produzca a las pocas horas de su apertura. En este caso, el fiscal de Sala jefe de lo Penal, José Javier Huete, ha procedido a abrirlas y ha designado instructor al fiscal Antonio Pablo Rives.

Las diligencias penales con las que el ministerio público determinará si aprecia indicios de delito para interponer una querella engloban tanto la denuncia presentada ante la Fiscalía del Alto Tribunal el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, como la interpuesta en la Fiscalía General del Estado por el diputado de Ciudadanos Edmundo Bal, quien ya después de la reunión de la comisión de secretos oficiales, acusó al portavoz de los republicanos catalanes de revelar secretos de Estado.