Elecciones 19-J

La izquierda andaluza trata de cerrar heridas y busca fórmulas para salvar la coalición

Podemos, IU y Más País presentan juntos la marca 'Por Andalucía' tras las tensiones de los últimos días

La izquierda andaluza trata de cerrar heridas y busca fórmulas para salvar la coalición
3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Unidas Podemos, la alianza entre Podemos e Izquierda Unida ha estado a escasos centímetros de despeñarse por el barranco en Andalucía. Aún, incluso, camina por la cuerda floja a la espera de que ambas formaciones, junto a Más País, Equo, Iniciativa y Alianza Verde, terminen de negociar cómo implementar el acuerdo político que alcanzaron el viernes pasado, pero que no se registró a tiempo. Las discrepancias de los últimos cuatro días han hecho mella en su relación, tanto en Andalucía como a nivel nacional, reconocen ambas formaciones, pero el objetivo ahora es cerrar heridas. Con esa idea, la candidata de Por Andalucía, Inma Nieto (IU), el dirigente de Podemos Juan Antonio Delgado y la líder de Más País en Andalucía, Esperanza Gómez, ofrecerán este miércoles una imagen de unidad presentando juntos la candidatura.

Será la primera vez que los tres dirigentes, junto a Mar González (Equo), Carmen Molina (Alianza Verde) y María José Torre (Iniciativa), se dejen ver juntos, al margen de unos breves momentos que compartieron la pasada semana en la feria de Sevilla. La intención es presentar la marca, Por Andalucía', y la candidatura de manera conjunta. Y, de paso, intentar templar los ánimos que se han venido caldeando. Más aún cuando la alianza aún no está a salvo.

La financiación

La dificultad reside, según defiende fuentes de Izquierda Unida, en cumplir el apartado del acuerdo referente al reparto de las subvenciones económicas que reciba la coalición. Según el texto, Podemos obtendrá el 60% e IU el 40%. Sin embargo, el fallo a la hora de registrar la alianza dejó fuera a los morados, lo que impide que parte de las subvenciones vayan a su cuenta bancaria ya que el partido no forma parte de la coalición legalmente. Este punto ha supuesto un nuevo foco de tensiones entre los socios.

Podemos acusó el pasado lunes a IU de no querer cumplir con lo firmado, mientras que los de Alberto Garzón esgrimieron que era necesario "modificar aspectos relativos a las fórmulas de financiación" para cumplir "con la normativa del Tribunal de Cuentas". No obstante, este martes, las aguas se calmaron un poco y las direcciones de ambos partidos mantuvieron diversas reuniones para buscar una solución que permita mantener intacto el acuerdo o, al menos, compensar a los morados. En los dos partidos se muestran con ánimo conciliador y confían en encontrar una vía lo antes posible. Lo que parece que no se puso en duda fue la configuración de las listas electorales. Aún hay tiempo hasta que se tengan que registrar el próximo día 16 de mayo.

Plazos y tiempos límites

Noticias relacionadas

La cuestión sobre quién es el responsable de no entregar a tiempo el documento que recogía el pacto alcanzado sigue latente y con intercambio de acusaciones. Podemos asegura que facilitó los archivos a IU casi 20 minutos antes de que terminara el plazo, pero Izquierda Unida sostiene que no es así, que los enviaron a dos minutos del tiempo límite, lo que hizo imposible registrarlos. Más allá de las disputas, la intención expresada públicamente por todos los actores es dar cumplimiento a lo que recoge el acuerdo.

En el documento figura que la candidata será Inma Nieto (IU), lo que los morados consideran una "renuncia" por su parte, tras la petición directa que llegó de Yolanda Díaz, ya que ellos querían situar como cabeza de lista a Juan Antonio Delgado, elegido en las primarias del partido. Además, los morados colocarán a candidatos suyos como 'números uno' en Cádiz, Granada, Córdoba y  Huelva, mientras que MálagaJaén Almería serán para IU y Sevilla para Más País. Esta parte del acuerdo tiene fácil resolución ya que a la hora de registrar las listas se podría introducir a los candidatos morados como independientes.