Elecciones en Andalucía

Podemos se une in extremis al pacto andaluz pero llega tarde a la firma y se queda fuera de la coalición

El apoderado del partido morado no llegó a tiempo para firmar el documento antes de registarlo en el Parlamento andaluz, por lo que tendrá que pronunciarse la Junta Electoral Central para determinar si es o no subsanable

Podemos se une in extremis al pacto andaluz pero llega tarde a la firma y se queda fuera de la coalición
6
Se lee en minutos
Ana Cabanillas

Las izquierdas andaluzas irán juntas a las elecciones de Andalucía el 19 de junio con Inmaculada Nieto como candidata, después de que Podemos cediera in extremis el puesto de salida. Yolanda Díaz logra así poner en marcha su apuesta por el entendimiento de distintas fuerzas en la primera parada de su proyecto. Podemos, IU, Más País, Equo, Iniciativa por el Pueblo Andaluz y Alianza Verde han alcanzado un acuerdo para la coalición al filo de la medianoche de este viernes, minutos antes de que se cumpliera el plazo legal y después de 48 horas de fuertes tensiones por la elección del candidato.

Tan apurados fueron los plazos que el apoderado de Podemos no llegó a tiempo al registro para llevar el acuerdo definitivo firmado. A las 22.30 horas se cerró un documento con la coalición bajo la marca Por Andalucía donde venían las firmas de los partidos que a esa hora estaban dentro del pacto -IU, Más País, Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz-, a la espera de que sumara Podemos. Después de que este último se sumara, y en vista de que nadie del partido morado llegaba con el texto definitivo, el resto de partidos registraron el documento preexistente, de manera que en el acuerdo oficial presentado ante la Junta Electoral no figura Podemos. Los de Ione Belarra alegan que enviaron el formulario a las 23.57 a IU, a quien responsabilizan de haber registrado una coalición sin contar con ellos. Se da la circunstancia de que la coalición debía llevarse físicamente en papel con todas las formas, impidiendo así que se pudiera completar el proceso.

Minutos después de que cerrara el registro, apareció un representante del partido con la firma. Pero ya era tarde. Así las cosas, está por ver si el acuerdo político alcanzado se traduce efectivamente en una coalición válida en términos jurídicos, cosa que tendrá que decidir la Junta Electoral Central. En caso de que no se acepte, Podemos no estaría formalmente dentro de la coalición. La solución no es sencilla.

Mientras algunos partidos implicados confían en que será subsanable, no parece tan claro a efectos jurídicos. Una de las fórmulas para concurrir juntos, en caso de no ser admitidos legalmente en la coalición, sería integrar a dirigentes de Podemos en las listas sin que el partido tenga presencia formal. Esta opción, si bien sirve de solución para mantener el reparto de representantes de los distintos partidos, sería difícilmente viable en términos económicos, puesto que impediría el reparto de los recursos entre las formaciones, y pondría a Podemos en serias dificultades para recibir ingresos provenientes del erario público, teniendo en cuenta que todos los partidos con representación deben pasar el examen del Tribunal de Cuentas.

Negociación de infarto

El episodio de la firma responde a lo precipitado del acuerdo, después de unas negociaciones de infarto durante las últimas horas. La insistencia de Podemos en encabezar la lista llevó a que las negociaciones se paralizasen durante toda la tarde de este viernes, cuando los morados dejaron en suspenso toda comunicación con Izquierda Unida, según denunciaron fuentes del partido de Alberto Garzón.

Cuando algunos actores daban ya por hecha la ruptura, las conversaciones se retomaron a última hora de la noche y los morados cedieron en sus pretensiones de liderar el pacto, cediendo este puesto a Nieto. Las partes cerraron los flecos de la negociación en los últimos minutos, y el resultado es que Podemos se queda con cuatro cabezas de lista (Cádiz, Córdoba, Granada y Huelva), mientras IU se queda con tres (Málaga, Jaén y Almería), y Más País con uno (Sevilla).

El acuerdo para un pacto liderado por Nieto era firme desde hace días entre IU, Más País, Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz, pero Podemos mantenía su apuesta por el diputado gaditano. Este mismo viernes IU envió a los morados una propuesta cediéndole la mayoría de los puestos de salida a cambio de que aceptara a la portavoz de IU como candidata. No hubo respuesta alguna por parte de Podemos, que unas horas después le trasladó a IU una propuesta similar, pero liderada por Delgado.

En Podemos han mantenido hasta ultimísima hora su apuesta por el guardia civil Juan Antonio Delgado, al que sometieron a primarias para dotarle de "legitimidad" de cara a la negociación. Finalmente, el diputado por Cádiz encabezará la lista por esta misma provincia, después de que los morados no lograran sus pretensiones de que fuera el candidato de la candidatura, una opción por la que llegó a presionar el ex vicepresidente Pablo Iglesias. La candidata, que hasta ahora ejercía como portavoz parlamentaria del grupo en el Parlamento andaluz, irá como cabeza de lista por Málaga, mientras la líder de Más País Andalucía, Esperanza Gómez, encabezará la lista por Sevilla.

A cambio de la cesión de Podemos en el puesto de presidenciable, los morados obtienen más puestos de salida que el resto de fuerzas, y obtienen una posición ventajosa en cuanto al reparto de recursos económicos, donde la correlación es de un 60% para el partido de Ione Belarra y un 40% para Izquierda Unida.

Este acuerdo revestía especial importancia por su eco en el escenario nacional, puesto que sienta las bases de cómo será la candidatura a nivel nacional que prevé construir Yolanda Díaz. Andalucía es donde se dará el primer proyecto piloto del futuro proyecto nacional de la vicepresidenta segunda del Gobierno, que este mismo jueves acudió a la Feria de Abril para respaldar a la candidata pactada inicialmente por IU y Más País. Las resistencias de los morados por aceptar a la diputada como cabeza de lista llegaron hasta el final.

A última hora del viernes, el propio Juan Antonio Delgado ha celebrado el entendimiento y ha lanzado un mensaje a través de las redes sociales confirmando que el "frente amplio será una realidad" en Andalucía, y agradeciendo la intermediación de la vicepresidenta segunda del Gobierno.

En el Parlamento andaluz había desde primera hora de la mañana representantes de distintos partidos haciendo guardia, a la espera de registrar la coalición cuando estuviese lista. Hasta 15 horas pasó alguno de los implicados hasta que llegó la fumata blanca en el tiempo de descuento. El registro llegó sólo unos minutos antes de que venciera el plazo. Podemos no llegó a tiempo para plantar su firma en el documento y, aunque sus dirigentes han celebrado en las redes el acuerdo, no está claro si podrán integrarse formalmente dentro de la coalición de partidos.

Noticias relacionadas

Y es que la renuncia a liderar la candidatura sienta un peligroso precedente para Podemos, que podría ver amenazada su posición hegemónica dentro del espacio que construya Díaz, que ya ha declarado su intención elaborar una candidatura alejada de partidos y más apegada a la sociedad civil, generando fuertes recelos entre los morados.

Si Podemos hubiera roto y hubiera concurrido finalmente en solitario, la construcción del llamado 'frente amplio' de la gallega para las próximas generales hubiera quedado fuertemente comprometido antes incluso de nacer. Más aún cuando Díaz desembarcó este jueves en Andalucía con el objetivo de acercar posturas, poniendo su imagen para apoyar a Nieto. La falta de un acuerdo entre las distintas fuerzas hubiera implicado su primer fracaso como candidata del espacio, pero el giro de timón de última hora ha llevado a ver cumplido su primer 'frente amplio' en el escenario andaluz.