La pandemia y la guerra

Feijóo celebra las encuestas y se vende como salvador ante las incertidumbres: "El cambio ya está en marcha"

El líder del PP pide rebajar la presión fiscal a las rentas inferiores a los 40.000 euros y dar una ayuda directa de al menos 200 euros a las familias que ingresen menos de 17.000 euros

Alberto Núñez Feijóo, este miércoles en el comité ejecutivo nacional.

Alberto Núñez Feijóo, este miércoles en el comité ejecutivo nacional. / David Mudarra / PP

5
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Alberto Núñez Feijóo ha celebrado este miércoles que los españoles estén "percibiendo" ya el cambio que su llegada al frente del PP supondrá para España. Las encuestas publicadas en las últimas semanas han dado alas al nuevo líder, que se vende como salvador de los españoles en un contexto de incertidumbres provocado por la pandemia y la guerra en Ucrania. Según Feijóo, los ciudadanos ya han podido "percibir el cambio tranquilo, sereno y razonable" que él representa. "El cambio ya está en marcha", ha proclamado.

El líder de los conservadores ha dicho que su partido ha demostrado que el PP es un "buen gestor" económico y de los servicios públicos. "Estamos centrados en la recuperación económica, la creación de empleo y la lucha inflación", ha afirmado en la segunda reunión de su comité ejecutivo nacional, que incluye a los presidentes autonómicos del partido.

Feijóo considera que, después de haber empezado a renovar "lo orgánico" del partido, toca empezar a "concretar la alternativa" al Gobierno de Pedro Sánchez. Por esa razón, hace dos semanas puso a Juan Bravo, el nuevo vicesecretario responsable de Economía, a elaborar un plan fiscal que presentar a los españoles para decirles lo que él haría si estuviera en la Moncloa. Feijóo ya dio a conocer las líneas maestras de su propuesta este martes a los agentes sociales, en cuatro reuniones que tuvo con los principales representantes de los empresarios y los sindicatos. A finales de semana se lo enviará también a Sánchez.

"Los españoles ya ven que hemos solucionado nuestros problemas, nos hemos unido, nos hemos ilusionado, estamos haciendo propuestas solventes mientras el Gobierno está paralizado"

Este plan incluye seis medidas principales para aplicarlas de forma "temporal":

1) La rebaja del IRPF a los que reciban ingresos inferiores a 40.000 millones, para amortiguar la subida de la inflación.

2) Una ayuda anual directa de "entre 200 y 300 euros" para las familias que ingresen menos de 17.000 al año.

3) La creación de una figura en los mínimos personales y familiares.

4) La amortización total el primer año de las inversiones en eficiencia energética para los que paguen impuesto de sociedades.

5) La rebaja de la tributación por módulos del régimen simplificado en el IVA y régimen especial en los sectores afectados por la inflación como la ganadería, transporte, industria y agricultura.

6) La rebaja "inmediata" del IVA al 4 o 5% de la electricidad y el gas.

La cúpula del nuevo PP, durante el comité ejecutivo nacional de este miércoles, el primero que se hace en la sede de la calle Génova.

/ David Mudarra / PP

Sacando el músculo del partido

Feijóo ha explicado que este plan "que necesita España" es fruto de las aportaciones de "exministros de Gobierno, exsecretarios de Estado y altos cargos que han mejorado la economía en gobiernos autonómicos". El líder del PP ha dicho que espera que Sánchez asuma estas propuestas. "Es nuestra aportación a la gobernabilidad de nuestro país. No va a ser fácil que acepten propuestas del PP. Porque el PSOE quiere hablar de cualquier tema salvo de la economía", ha continuado.

El todavía presidente de la Xunta ha destacado que el Estado está recaudando mucho más de lo previsto por los impuestos: si en 2022 el Gobierno había calculado que ingresaría 9.000 millones de euros más, solo en enero y febrero ha ingresado ya 7.500 más que el año anterior "como consecuencia de la inflación". "Estamos pagando más por lo mismo", ha denunciado. "¿A qué dedicamos los excedentes de ingresos? Hay dos vías: se lo podemos dejar al Gobierno o podemos devolver a los que los han aportado. Nosotros nos apuntamos a la segunda. Es su dinero. Por eso planteamos que parte de ese dinero, entre 7.500 y 10.000 millones de euros, se lo devolvamos a los ciudadanos", ha explicado. El plan fiscal que propone tendría ese impacto, "totalmente sensato y sin alterar las cuentas", apuntan en el equipo económico.

Abrir la puerta del PP a todos

El dirigente popular ha vuelto a afear al jefe del Ejecutivo que se comprometiera en la Conferencia de Presidentes de La Palma a "seguir con la bajada de impuestos" y no lo haya hecho. "Están mucho más ocupados en hacernos oposición que en gobernar", ha apuntado.

"Los españoles ya ven que hemos solucionado nuestros problemas, nos hemos levantado, nos hemos unido, nos hemos ilusionado, estamos haciendo propuestas solventes mientras el Gobierno está paralizado. En este proyecto cabe mucha gente", ha declarado antes de invitar al PP incluso a los antiguos votantes de la "coalición" PSOE-Podemos y sus "socios". "Si no están contentos con el Gobierno, aquí caben y aquí les vamos a dar cobijo", les ha alentado. A los votantes de Vox no los ha mencionado directamente, aunque es su principal objetivo.

Noticias relacionadas

Poco después, ha comparecido en Ferraz la portavoz socialista en el Senado, en una declaración sin preguntas de la prensa. Siguiendo la línea marcada por Sánchez el lunes en Antena 3, ha criticado a Feijóo por ser "el político de la doblez", al no hacer en Galicia lo que pide que haga el Ejecutivo, una rebaja generalizada de impuestos. El plan de los populares, ha apuntado, no supone "nada nuevo", ya que enlaza con el "mantra de la deerecha", pedir una bajada fiscal cuando está en la oposición para luego subir impuestos cuando llega al Gobierno.

Pero lo que el PSOE espera del PP, ha recordado, son "respuestas concretas y urgentes" a los "consensos básicos" que Sánchez expuso a Feijóo hace dos semanas en su reunión en la Moncloa. Entre ellas, la renovación del Poder Judicial —negociación para la que no ha nombrado ningún interlocutor aún—, la reforma del artículo 49 de la Constitución o la posición del PP respecto al plan anticrisis que el Congreso debe convalidar la próxima semana. "Dejarlo todo para mañana no tiene cabida en este país", le ha reprochado, informa Juanma Romero.