Barómetro del Govern

Encuesta CEO: PSC y ERC repetirían el empate en las elecciones en Catalunya y Junts se desplomaría

Encuesta CEO: PSC y ERC repetirían el empate en las elecciones en Catalunya y Junts se desplomaría
4
Se lee en minutos
Jose Rico
Jose Rico

Jefe de la sección de Política

Especialista en política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

Superado el primer año desde las elecciones catalanas y camino del primer aniversario de la investidura de Pere Aragonès, la disputa entre PSC y ERC por el liderato se mantiene intacta. Según el primer barómetro de 2022 del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat, socialistas y republicanos repetirían el empate técnico si ahora se celebrasen comicios autonómicos, mientras que Junts sería la fuerza más perjudicada al perder media docena de escaños.

El PSC obtendría entre 34 y 39 diputados (hoy tiene 33), mientras que ERC se movería en una horquilla de 33 a 38 escaños (ahora tiene 33). Junts, que actualmente tiene 32 parlamentarios, retrocedería hasta los 23-28. La extrema derecha de Vox se mantendría como cuarta fuerza con entre 9 y 12 escaños, seguido por la CUP (8-11), En Comú Podem (6-10), el PP (6-8), y Ciutadans no tendría garantizada su representación en el Parlament porque obtendría entre 0 y 4 diputados.

El empate entre PSC y ERC se reproduciría en unas hipotéticas elecciones generales, que tocan a finales de 2023. Los republicanos obtendrían 13-15 escaños y los socialistas, 12-15 diputados. Junts también se quedaría a mucha distancia, en una horquilla de 6-9 parlamentarios. Respecto a la valoración de líderes, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, es el único político que aprueba (5,3) y se sitúa por delante del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (4,9) y muy por delante de sus homólogos socialista, Salvador Illa (4,2), y de Junts, Carles Puigdemont (4). Los catalanes suspenden la gestión tanto del Govern de la Generalitat (4,3) como del Ejecutivo central (4).

El trabajo de campo se efectuó, a partir de 2.000 entrevistas, del 1 al 28 de marzo, por lo que coincidió de lleno con el malestar y las huelgas en algunos sectores sociales, como el transporte y la educación, derivado de las consecuencias de la guerra en Ucrania y del nuevo calendario escolar propuesto por el Ejecutivo catalán.

No obstante, el elemento más llamativo de este barómetro, el primero bajo la dirección del politólogo Jordi Muñoz, será la metodología utilizada para el estudio, que se ha modificado para evitar polémicas como la que se produjo con la encuesta ómnibus publicada el mes pasado. En concreto, el sondeo que se conocerá hoy incluye cambios en el cuestionario, en el diseño y la calidad de la muestra y en el proceso de estimación de los resultados electorales.

El Centre d'Estudis d'Opinió cambia el proceso de estimación de resultados tras reconocer errores en el anterior estudio

Correcciones

En el citado sondeo ómnibus, el CEO difundió una nota explicativa en la que reconocía que, tras haber publicado el estudio, había corregido algunos datos por un "error" en la variable de ponderación. Esa actualización provocaba que algunos resultados variasen hasta en 3 puntos porcentuales, y uno de ellos era el apoyo o rechazo a la independencia de Catalunya. En concreto, el 'no' a la secesión pasó del 53,3% al 52,2%, mientras que el 'sí' pasó del 38,8% al 40,8%.

El resultado en esta ocasión es muy distinto. El 'no' sigue por delante del 'sí', pero la ventaja de ha reducido a cuatro puntos: el 48% de los catalanes votarían en contra de la independencia y el 44% votarían a favor. Si comparemos estos porcentajes con el anterior barómetro electoral, que data de mayo de 2021, justo después del pacto de Govern ERC-Junts, el 'no' ha perdido siete décimas y el 'sí' ha retrocedido nueve décimas en prácticamente un año.

Noticias relacionadas

Cuando se plantea la pregunta con varias opciones de modelo territorial, la secesión es la que concita más apoyos, pero la suma de las opciones no independentistas son mayoritarias. El 35% de los catalanes apuestan por un estado independiente, el 28% quiere que siga siendo una comunidad autónoma y el 23% aboga por un estado dentro de una España federal. En una nueva pregunta del CEO sobre las "actitudes ante la independencia", hay un empate al 30% entre los independentistas que apuestan por una vía pactada para resolver el conflicto y los no independentistas que también defienden buscar un acuerdo. El 15% no se define sobre la secesión y solo el 11% son partidarios de la independencia unilateral.

Tras la corrección del anterior estudio, Muñoz explicó en un hilo de Twitter que, al no ser un barómetro electoral, la encuesta ómnibus diseñó la muestra tomando como población de referencia toda la población adulta residente en Catalunya, tanto la que tiene derecho de voto en las elecciones catalanas como la que no lo tiene por no disponer de la nacionalidad española. Sin embargo, los encuestadores del CEO recibieron la instrucción errónea de entrevistar solo a personas con derecho a voto, lo que distorsionó los resultados de algunas preguntas.