Congreso en Sevilla

Alberto Núñez Feijóo reclama unidad para reconstruir el PP

El futuro líder de los populares pide "lealtad" a los presidentes autonómicos, un recado directo para Ayuso

El dirigente gallego premia a Moreno y elige como coordinador general a Elías Bendodo

Isabel Díaz Ayuso, conversa con Alberto Núñez Feijóo, esta mañana durante la segunda jornada del XX Congreso Nacional del PP que se celebra en Sevilla.

Isabel Díaz Ayuso, conversa con Alberto Núñez Feijóo, esta mañana durante la segunda jornada del XX Congreso Nacional del PP que se celebra en Sevilla. / EFE/Julio Muñoz

4
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +
Paloma Esteban

El PP ha empezado a reconstruirse tras el terremoto de febrero. Los conservadores iniciaron este viernes en Sevilla el 20º congreso del partido, un número redondo con el que quieren dejar atrás unas heridas que se recordarán durante décadas. Alberto Núñez Feijóo ya ha elegido a las dos personas que quiere que le ayuden en esta misión: Cuca Gamarra, desde el puesto de secretaria general, y Elías Bendodo, como coordinador general. La elección de este último es un premio a Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, que le animó a dar un paso al frente cuando, a mediados de febrero, saltó a la luz pública la guerra sin cuartel entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso.

Feijóo se dirigió a última hora del viernes al partido y pidió a los suyos que piensen en lo que el PP ha hecho "por España" en "los peores momentos" y se crean ya que van a volver al Gobierno central. "¡Yo he venido aquí para ganar y para gobernar!", repitió en dos ocasiones entre aplausos. "Reivindico el PP de las mayorías contundentes, las que conseguimos en Galicia, pero no solo en Galicia. Reivindico el PP de las mayorías absolutas de [José María] Aznar y [Mariano] Rajoy. Ese es nuestro objetivo", continuó mientras levantaba a los populares de sus asientos del Palacio de Congresos de Sevilla. Y dio otra puntada con mucho hilo: "Mi compromiso no tiene fecha de caducidad". Por si alguien cree que, si falla en las próximas generales, va a claudicar.

El nuevo jefe de filas espolea a los suyos y les insta a repetir las mayorías absolutas de Aznar y Rajoy

En primera fila le escuchaban todos los presidentes autonómicos, Ayuso incluida y el comentario se entendió dirigido a ella. La presidenta de la Comunidad de Madrid había dicho minutos antes, en la intervención de todos los líderes territoriales, que no han llegado a Sevilla solo para ganar "un congreso". "Hemos venido para ganar elecciones", continuó. La convivencia entre el nuevo líder y Ayuso promete. Ambos se cruzaron algunos mensajes entre líneas. Feijóo reclamó "unidad" y "lealtad" al partido y destacó la necesidad perentoria de que así sea en el caso de los presidentes autonómicos. "Es la única condición innegociable", añadió.

Más nombres, el domingo

A los de Gamarra y Bendodo el dirigente gallego sumó dos nombres más. Primero, el de José Antonio Monago, que estará al frente del comité de derechos y garantías. “Por si hace falta apagar algún incendio” bromeó, en claro guiño a un viejo amigo que capitaneó las exigencias de aupar a Feijóo como nuevo presidente cuanto antes. Parece que al político gallego no le ha pesado la polémica que protagonizó Monago en 2014 por viajar 16 veces a Canarias en año y medio, unos desplazamientos que, según informaciones periodísticas, se debieron a razones personales. El Supremo, en todo caso, archivó la querella, porque el PP aseguró que había ido para realizar "labores de apoyo" al partido en las islas.

Monago será el presidente del comité de derechos y garantías ocho años después de su polémica por los viajes a Canarias

El segundo nombre es el de Diego Calvo, presidente del PP de A Coruña, al que asigna la presidencia del comité electoral. El resto de integrantes de la futura dirección, que sigue generando muchos nervios internamente, los desvelará el domingo tras la primera reunión del comité ejecutivo nacional.

Está por ver el peso que tendrá en ese núcleo duro Madrid, después de que la alianza entre Moreno y Feijóo haya llevado a Bendodo a un puesto clave. Además de la presencia en el comité ejecutivo y la junta directiva, en el entorno de Ayuso reconocen estar “convencidos” de que la comunidad madrileña estará “muy bien representada”. Algunos dirigentes madrileños insistían en que deberán tener “un cargo potente” que les sitúe “en el sitio que merecen”. 

“Respaldo a un buen gestor, un buen político y un buen amigo", dijo Casado sobre su sucesor

Casado dejará el escaño

La jornada discurrió entre abrazos, de alegría para felicitar a los elegidos y también de consolación. La despedida de Casado era uno de los platos fuertes del día. El hasta este sábado presidente nacional anunció que dejará el escaño en el Congreso y todas las responsabilidades en el partido, y puso la alfombra roja a su sucesor: “Respaldo a un buen gestor, un buen político y un buen amigo”. “Alberto, podrás contar conmigo siempre, esté donde esté, para lo que necesites y en lo que pueda ser útil”, dijo. También reconoció haber vivido “un mes agridulce, que empezó con sentimiento de injusticia”, pero que “mereció la pena a pesar de todo”.

Noticias relacionadas

Casado volvió a defender “haber dicho siempre la verdad, costara lo que costara” y reconoció que su paso al lado le permitirá devolver a su familia todo el tiempo que la política le robó. La ovación final probó que el PP pasa página en paz.

Feijóo defiende el "bilingüismo cordial" y destaca que “los idiomas no están para enfrentar, sino para unir”

Aunque el discurso más político de Feijóo será este sábado, sí apuntó algunas pinceladas en asuntos claves. Como ya hizo durante sus visitas a Catalunya y Euskadi en la campaña interna, volvió a defender al PP como “el partido del bilingüismo cordial”, insistiendo en que “las lenguas no se combaten, sino que se respetan” y que “los idiomas no están para enfrentar, sino para unir”. Se trata de una enmienda a la totalidad de la política lingüística de Casado y que promete ser una seña de identidad del nuevo PP.