Cónclave en Sevilla

Los nombres que suenan para la nueva dirección del PP de Alberto Núñez Feijóo

Alberto Núñez Feijóo.

Alberto Núñez Feijóo. / EUROPA PRESS / A. PÉREZ MECA

3
Se lee en minutos
El Periódico

El PP se dispone a abrir este fin de semana una nueva etapa tras las convulsiones que precipitaron la caída de Pablo Casado, en medio de acusaciones cruzadas de espionaje y corrupción entre el líder saliente y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. El testigo pasa ahora a manos del todavía presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el único barón autonómico que gobierna con mayoría absoluta. El 20º congreso del PP lo proclamará como nuevo líder el próximo sábado.

La principal incógnita del cónclave, que tendrá lugar en Sevilla los días 1 y 2 de abril (la misma ciudad y las mismas fechas en que Manuel Fraga cedió el liderazgo a José María Aznar en 1990), es la composición de la nueva dirección del partido. Es decir, el equipo de confianza con el que Feijóo iniciará una travesía que tiene como objetivo conquistar la Moncloa en las próximas elecciones generales, previstas para finales de 2023.

El hermetismo del futuro presidente sobre su nuevo equipo tiene en vilo a los cuadros del partido, aunque Feijóo ya ha desvelado la principal incógnita del fin de semana: el nombre de su número dos. La nueva secretaria general del PP será Cuca Gamarra, la actual portavoz en el Congreso, quien en las últimas semanas ha ganado visibilidad mediática al dirigir el comité organizador del congreso de Sevilla y, sobre todo, al protagonizar los duelos parlamentarios con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la caída de Casado.

Más en el aire está el futuro de los portavoces en el Senado, Javier Maroto, y en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat. Para confeccionar esa nueva cúpula, Feijóo ha pedido listas de nombres a los barones más relevantes, y en ese proceso de decisión está teniendo un papel importante también Mariano Rajoy, con quien Feijóo habla de manera habitual.

Para la secretaría general sonaban otros dos nombres, que habrá que ver si ahora Feijóo sitúa en otras responsabilidades. Uno de ellos es el de Fátima Báñez. La exministra de Trabajo preside hoy la Fundación CEOE y ya hubiera podido ocupar la secretaría general si Soraya Sáenz de Santamaría hubiera vencido a Casado en el congreso de 2018. Para ese puesto sonaba también Esteban González Pons. El eurodiputado del PP codirige junto con Gamarra el comité organizador del congreso y ya sonó como número dos de Feijóo si el presidente gallego hubiese dado el salto en 2018.

Noticias relacionadas

A partir de ahí, todo es secretismo. Los dirigentes del PP dan por hecho que Feijóo anunciará en Sevilla los nombres del que será su equipo, que no tiene la obligación de hacerlo (Casado tardó 10 días en desvelar su ejecutiva en 2018). Algunos sectores aseguran que, en aras de "recoser" el partido, el nuevo líder podría rescatar a nombres como Fernando Martínez Maillo, excoordinador general del partido con Mariano Rajoy; o también a Isabel Bonig, Alfonso Alonso y Asier Antona, defenestrados por Casado y García Egea como líderes en la Comunitat Valenciana, Euskadi y Canarias, respectivamente.

Los equilibrios territoriales serán claves para hilvanar la ejecutiva de Feijóo, quien mantiene una estrecha relación con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y de ahí que se dé por hecho una figura andaluza de peso en la nueva cúpula. Máxime cuando ahí van a celebrarse las próximas elecciones autonómicas, a finales de año. Y por supuesto, las miradas estarán puestas en los nombres que Ayuso logre colar en la futura dirección.