Respuesta desde Roma

Sánchez garantiza el orden público y ofrece diálogo a los transportistas

  • El presidente enfría la tensión de las últimas horas y se ofrece a escuchar las demandas de los convocantes, pero les pide calma y no caer en la violencia

  • Las ministras de Economía, Hacienda y Transportes se reúnen el lunes con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) para estudiar la situación

El primer ministro italiano, Mario Draghi, recibe al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para su reunión con los mandatarios luso y griego, António Costa y Kyriakos Mitsotakis, este 18 de marzo de 2022 en Villa Madama, Roma.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, recibe al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para su reunión con los mandatarios luso y griego, António Costa y Kyriakos Mitsotakis, este 18 de marzo de 2022 en Villa Madama, Roma. / EFE / EPA / ETTORE FERRARI

5
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

El presidente del Gobierno mete el pie en el freno en la huelga de transportistas. Tras unas últimas horas en las que distintos miembros del Ejecutivo habían advertido de que no dialogarían con quienes han promovido un "boicot" violento alentado por "sectores minoritarios ultras", Pedro Sánchez lanzó este viernes desde Roma un mensaje más conciliador: mostró su "absoluta empatía" ante las demandas de los camioneros y ofreció diálogo. Eso sí, llamó a la calma para que no se reproduzcan actuaciones "vandálicas" de una minoría y prometió que su Gabinete garantizará en todo momento el orden público.

Sánchez variaba así el paso, y lo hizo cuando los periodistas le preguntaron en Roma por las movilizaciones de los transportistas tras un encuentro con los primeros ministros de Italia, Portugal y Grecia. Una cumbre informal programada para presionar a la UE para que adopte medidas ya que corten la escalada de los precios de la energía, justo el motivo de protesta de un paro en el sector que se prolonga desde el lunes.

El presidente subrayó que el Ejecutivo mantiene desde el año pasado un diálogo "constante" y "abierto" con las principales asociaciones del sector del transporte, y recordó que se alcanzó un acuerdo que se tradujo en un compendio de medidas. Medidas que tuvieron su traducción en un real decreto ley que el Congreso convalidó justamente ayer jueves con el respaldo de todos los grupos salvo Vox, que se abstuvo.

Interior mantiene para este viernes un despliegue que vuelve a ser este viernes de 23.600 agentes entre Policía Nacional y Guardia Civil

Preguntado si el Gobierno estaría dispuesto a hablar con los convocantes de los paros de esta semana, Sánchez mostró su "absoluta disposición a continuar el diálogo". Ahora bien, el Gobierno tiene "una exigencia", que es "garantizar el orden público ante determinadas conductas que afortunadamente son minoritarias pero que están actuando de manera vandálica, cuando no violenta". "Por eso", siguió, "llamo a la calma de esta minoría, a poder expresar libremente, con respeto, sus reclamaciones, pero a no caer en una dinámica de violencia que contraviene la convivencia en un momento tan difícil" como el que vive España y Europa por las consecuencias de la guerra en Ucrania. Interior mantiene un despliegue que vuelve a ser este viernes de 23.600 agentes entre Policía Nacional y Guardia Civil, volcados en "tres cometidos": "Escoltar convoyes de suministros, patrullar y dotar de seguridad los centros logísticos y nodos de transporte de mercancías y prevenir y actuar contra piquetes violentos".

"Diálogo y negociación"

El líder socialista manifestó que el Ejecutivo está centrado en asegurar que productores, distribuidores, transportistas y consumidores tengan "todas las garantías" y que el día a día de los ciudadanos discurra de la manera "más normalizada posible". De ahí que volviera a llamar a la "responsabilidad" a la minoría y sea "solidario" con una sociedad y unos gobiernos que sufren una contienda que no han "buscado", ya que el único culpable es el autócrata ruso, Vladímir Putin. El presidente concluyó con una apelación al "diálogo y la negociación", para que el 29 de marzo, cuando el Consejo de Ministros apruebe el plan nacional de respuesta a la guerra, se llegue con las "mejores medidas", también para el sector del transporte.

Los ministros habían advertido de que la ultraderecha estaba azuzando a los transportistas y subrayado que la "crispación" es aliada de la "inestabilidad" que persigue Putin

En ningún momento de su respuesta Sánchez apuntó a la argumentación esgrimida anteriormente por sus ministros en estas últimas horas, que los manifestantes estaban siendo alentados por la ultraderecha. Lo expresaron así este jueves la titular de Transportes, Raquel Sánchez, y la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y este viernes ahondaron en la misma línea los responsables de Hacienda, María Jesús Montero, y Presidencia, Félix Bolaños. La tesis defendida por el Ejecutivo es que la extrema derecha estaba calentando la calle, azuzando las protestas, para provocar "inestabilidad" y hacerle "el juego al tirano que ha invadido Ucrania".

“La crispación ahora es aliada de la inestabilidad y es lo que le gustaría a Putin, que hubiera, en Europa y en los países europeos, inestabilidad, división y desunión”, sostuvo Bolaños ante los nuevos incidentes registrados en distintos puntos de España durante el quinto día de huelga indefinida convocada por la minoritaria Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías, en protesta por el coste del combustible, informa EFE.

Los convocantes de los paros no se sienten representados por el CNTC, con quien se verán las ministras el lunes

Noticias relacionadas

Sánchez, por último, volvió a llamar a la unidad interna, para que el real decreto ley con medidas anticrisis que apruebe el Consejo de Ministros del 29 de marzo reciba el "apoyo unánime" de la Cámara, porque demostrará que en momentos "críticos" los españoles son capaces de llegar a acuerdos trascendiendo las discrepancias partidistas.

Ya por la noche, el Gobierno anunció que las ministras de Asuntos Económicos, Hacienda y Transportes se reunirán el lunes con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) para estudiar la situación del sector, informa EFE. El CNTC engloba a los grandes flotistas y cargadores que representan el 15% de las empresas del sector, mientras que el otro 85% está formado por autónomos y pymes, según asegura la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, el grupo que ha convocado las huelgas de esta semana y que no se siente representado por el CNTC.