Condición 'sine qua non'

Rufián descarta dejar el Congreso aunque fuese 'alcaldable' en Santa Coloma

  • El portavoz de ERC en la Cámara baja asegura que quiere seguir ayudando en la labor parlamentaria

Gabriel Rufián.

Gabriel Rufián. / EUROPA PRESS / MARTA FERNÁNDEZ JARA

1
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Gabriel Rufián tiene sobre la mesa la petición de su partido de que se presente a la alcaldía de Santa Coloma de Gramenet. El portavoz de ERC en el Congreso aún no ha tomado una decisión, pero lo que tiene claro es que no abandonaría la Cámara baja. "Pase lo que pase, no me voy a ir de aquí", ha sentenciado, dando a entender que llegado el caso podría compatibilizar su puesto en la alcaldía con su trabajo en el Congreso.

"La única condición a todo esto, si es que pasa, es que yo continúe aquí", ha insistido en su primera rueda de prensa tras conocerse que la dirección de Esquerra Republicana de Catalunya le ofreció ser 'alcaldable' en su localidad natal. Rufián ha señalado que se trata de una petición de la militancia y del presidente de ERC, Oriol Junqueras, y la secretaria general del partido, Marta Rovira. Incluso, ha desvelado que "no es la primera vez" que le han llegado estas peticiones.

Noticias relacionadas

Eso sí, Rufián ha querido mandar un "aviso a navegantes": no dejará su puesto en el Congreso. "Creo que el proyecto que iniciamos aquí hace cinco años tiene continuidad. El grupo parlamentario justo ahora está empezando a instaurar los pasos, o a intentar influir de la mejor manera en la agenda legislativa del Gobierno. Creo que queda recorrido y yo quiero estar aquí para verlo y ayudar", ha recalcado.

La ley del Régimen Electoral General permite compatibilizar el cargo de alcalde o de concejal en un consistorio con el de diputado nacional, lo que daría vía libre a las intenciones de Rufián. Lo que no está permitido es tener escaño en dos cámaras parlamentarias distintas de manera simultánea, es decir, ser diputado en el Congreso y en el Parlament de Catalunya, por ejemplo.