Choque por el envío directo de armas a Ucrania

Podemos rebaja el tono, muestra su apoyo a Sánchez y descarta abandonar el Gobierno

  • Los morados reiteran hasta en cuatro ocasiones que el jefe del Ejecutivo puede contar con ellos. Señalan que Díaz es su candidata, pese a las últimas diferencias

  • Desde el PSOE quitan hierro a las "discrepancias", insisten en que no hay "tensión" ni "división" en el Ejecutivo y que siempre ha defendido la paz

Isa Serra, portavoz de Podemos, durante la rueda de prensa ofrecida en la sede del partido, en Madrid, este 7 de marzo de 2022.

Isa Serra, portavoz de Podemos, durante la rueda de prensa ofrecida en la sede del partido, en Madrid, este 7 de marzo de 2022. / EFE / VÍCTOR CASADO

8
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

El Gobierno de coalición no llegó a correr riesgos en ningún momento. Al menos, así lo creían tanto en el PSOE como en Unidas Podemos. Aunque sí que se han tensado las costuras del Ejecutivo en un fin de semana de alto voltaje que ayer empezó a desinflamarse, tras una ronda de llamadas para limar asperezas. La portavoz de Podemos, Isa Serra, rebajó el tono de su partido con los socialistas y reiteró, hasta en cuatro ocasiones, que Pedro Sánchez puede contar con el apoyo de su partido y que entre sus planes no está abandonar el Ejecutivo. El PSOE, mientras, hizo acuse de recibo y esgrimió que "no hay tema", que ya los morados han aclarado su posición y que el Ejecutivo está "fuerte" y "sólido" y no se va a romper.

"La pregunta es si hemos llamado al PSOE 'partido de guerra' y la respuesta es 'no'. Estamos en tiempos muy difíciles y Sánchez sabe que cuenta con nuestro apoyo, aunque pensemos cosas diferentes, aunque no pensemos en todo igual", ha sentenciado Serra este lunes desde la sede del partido al ser preguntada por las palabras de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y secretaria general de Podemos el pasado domingo.

En concreto, Belarra denunció que ante la exigencia por parte de la ciudadanía de respuestas ante la agresión de Rusia a Ucrania "los partidos de la guerra, obviamente, te dicen 'muy bien, enviemos armas'". Las palabras fueron entendidas de manera inequívoca como un mensaje dirigido a sus socios, después de que el pasado miércoles Sánchez cambiara de posición y anunciara que España enviará armas directamente a Ucrania. Sin embargo, Serra ha puntualizado que "se refería a un fervor belicista que hay y a la insistencia por parte de la derecha de que se tome el camino de la escalada bélica". Sus palabras llegaban apenas unos minutos después de que el presidente, en la reunión de su comité federal, mandara a Podemos el mensaje a Podemos de que "no ha faltado diplomacia, lo que ha sobrado es la agresión" de Vladímir Putin.

Serra considera que las conversaciones Rusia-Ucrania no reciben el apoyo internacional suficiente

En varias ocasiones, la portavoz de Podemos ha dejado claro que Belarra no se refería al PSOE, lo que ha dado pie a descartar la salida de Podemos del Gobierno de coalición. Preguntada reiteradas veces sobre si se sienten incómodos compartiendo el Ejecutivo con los socialistas, Serra ha insistido en su apoyo a Sánchez, pese a las diferencias, y ha recalcado que ven "fundamental la tarea de Unidas Podemos dentro del Gobierno de coalición". Aun así, ha avisado de que seguirán siendo críticos y que están a la espera del mensaje que mande Sánchez este martes en su visita a las tropas españolas desplegadas en Letonia en el marco de la OTAN.

La diplomacia "de precisión"

"[Sánchez] puede contar con Podemos y esas diferencias son importantes, pero evidentemente la apuesta que tenemos por el Gobierno de coalición es enormemente importante y enormemente beneficiosa para nuestro país", ha recalcado. Esas diferencias se materializan, según Serra, en las opciones elegidas para frenar la guerra. La dirigente morada ha señalado que en la Unión Europea se ha impuesto la vía de la "escalada bélica" que puede conducir a una "espiral muy peligrosa". El otro camino es el de la "apuesta eficaz y decidida por las vías diplomáticas para conseguir la paz".

La número dos de Podemos y ministra de Igualdad, Irene Montero, reivindicó el pasado domingo que es necesario apostar por la "diplomacia de precisión". Serra no ha explicado con claridad a qué se refería y ha señalado que se trata de la "insistencia en que hay que apostar por la diplomacia". Aun así, ha apuntado que la reivindicación de Podemos es que las conversaciones entre el Gobierno de Ucrania y de Rusia "no están contando con el apoyo que merecen".

Podemos tilda de "hipócrita" enviar armas a la par que se pagan 600 millones diarios a Rusia por el gas

Serra ha continuado señalando que es necesario "presencia de observación internacional" y de mediadores en esas reuniones "para que cuando se tomen acuerdos haya terceras personas que sepan qué es lo que se ha acordado". Además, ha hecho hincapié en que el envío de armas no va a suponer un cambio sustancial en la correlación de fuerzas entre Moscú y Kiev y que, además, resulta "hipócrita" mandar armamento cuando cada día los países europeos pagan más de 600 millones de euros a Rusia por el gas.

"El partido del 'no a la guerra"

Los roces se redujeron después de que dirigentes de las dos alas del Ejecutivo mantuvieran distintas conversaciones a lo largo del fin de semana. En concreto, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, telefoneó tanto a Belarra como a Montero para intentar encauzar las diferencias. Las palabras de Serra fueron muestra del entendimiento que alcanzaron. Y en el PSOE dieron buena cuenta del cambio de discurso. "No hay tema. El Gobierno está sólido, es fuerte, ha tomado una decisión que nadie ha cuestionado. Ningún miembro del Gobierno ha manifestado su rechazo a esa decisión porque la política exterior la dirige el presidente del Gobierno. Y todas y todos los miembros del Consejo de Ministros han respaldado la decisión del presidente del Gobierno", ha respondido el portavoz socialista, Felipe Sicilia, tras la reunión de la ejecutiva federal del partido, desde Ferraz.

"No hay tema. El Gobierno está sólido, es fuerte, ha tomado una decisión que nadie ha cuestionado", asegura el portavoz de la ejecutiva socialista

También han sido numerosas las preguntas en la sede federal del PSOE, pero el diputado jiennense se ha aferrado a ese cambio en el discurso de Podemos para argumentar que en realidad nunca hubo polémica, ni "asunto". Incluso ha asegurado que su partido no se sintió interpelado ayer con las palabras de Belarra. "Han aclarado que no se referían al PSOE. Este es el partido del 'no a la guerra'. Lo hemos sido siempre y estaremos en contra de toda guerra injusta e ilegal", ha apuntado Sicilia, para quien el 'no a la guerra' de 2003, contra la invasión de Irak, tiene continuidad con el actual 'no a la guerra de Putin'. Su apuesta por la "paz", ha aseverado, es inequívoca y lo ha sido siempre.

El portavoz del PSOE sí ha concedido que puede haber "discrepancias" dentro de Unidas Podemos, pero no "división" en la "acción de gobierno y en el Gobierno en su conjunto". El argumento es que Montero y Belarra se han manifestado en actos de partido, no como integrantes del Gabinete de coalición. De ahí la insistencia en que todo el Ejecutivo "ha respaldado" la decisión de Sánchez, que es quien "dirige" la política exterior, como también ha recalcado Sicilia repetidamente ("todos los ministros lo tienen claro"). Así que "no hay tensión en el Gobierno", está "fuerte" y "liderando" las gestiones que se están llevando a cabo en la UE y en la OTAN para "proteger" al pueblo ucraniano del ataque de Putin.

Sicilia incluso ha remarcado, frente a las acusaciones de los populares, que "los únicos gobiernos" que se han probado inestables son los liderados por el PP, como se vio en Madrid, Murcia y Castilla y León, donde sus respectivos presidentes autonómicos rompieron con sus socios de Ciudadanos. El Ejecutivo central es "estable" y lo demuestra, ha abundado, la aprobación de dos Presupuestos o su "máximo crédito" ante las instituciones europeas.

Las tensiones internas

Noticias relacionadas

Las tensiones también se habían dado en el seno del propio espacio de Unidas Podemos. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, junto al coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y al ministro de Universidades, Joan Subirats, que cubre la cuota de En Comú Podem, apoyaron el envío de armas y respaldaron al presidente. Serra ha restado importancia a esas discrepancias, sobre todo con Díaz, resumiendo que están de acuerdo en la "importancia de parar los pies a Putin".

"Saben ustedes que Díaz es nuestra candidata y por eso apostamos", ha sentenciado la portavoz de los morados. En este sentido, ha sido preguntada por un artículo publicado por la revista 'laU', vinculada a IU y cuyo director es Garzón, en el que se avisa de la posibilidad de que Díaz rechace ser la candidata de Unidas Podemos ante la "asfixia" y las "presiones" a las que la están sometiendo los morados. "¿Qué vamos a decir? Es evidente que lo que estamos aportando en este debate es lo que debemos hacer", ha dicho Serra, evitando entrar en polémicas.