En el Congreso

El PSOE tumba la creación de la empresa pública de energía que reclama Podemos

Los socialistas lamentan que la proposición de ley no solucione ninguno de los problemas actuales

Los morados logran el apoyo de algunos de los socios del Gobierno, aunque matizan la iniciativa

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique / R. Rubio / Europa Press

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Nuevo desencuentro entre el PSOE y Unidas Podemos. Los dos socios del Gobierno han vuelto a chocar en el Congreso a costa de la creación de una empresa pública de energía. Los socialistas han rechazado la propuesta de los morados. "No tiene ningún sentido para conseguir los objetos que dice perseguir salvo, claro está, que el único objetivo sea la creación de una empresa pública de objetivo como fin y no como medio y luego ya se verá", les ha espetado el diputado del PSOE Germán Renau a sus aliados.

Una semana después de que los socialistas tumbaran una proposición no de ley de Unidas Podemos sobre la reforma fiscal, este martes se han posicionado en contra de la proposición de ley para crear una empresa pública de energía que gestione los saltos hidroeléctricos según vayan caducando sus concesiones. El portavoz de los morados, Pablo Echenique, ha asegurado que es "puro sentido común" para acabar con el "oligopolio mafioso" de las eléctricas.

Echenique ha señalado que esta empresa pública permitiría "bajar la factura de la luz"; "una transición energética hacia fuentes renovables"; y aumentar la "soberanía y seguridad energéticas". "Si hay algo que no les encaja de nuestra ley, negociemos durante el trámite parlamentario y lo modificamos. No tenemos ningún problema", les ha dicho el dirigente morado a los socialistas.

Rechazo permanente

Sin embargo, en el PSOE hay muchas cosas que no les encajan. "En la exposición de motivos, Unidas Podemos señala que sin una empresa pública no se alcanzarán los objetivos climáticos, que esta empresa se ocupará de rebajar la factura de la luz y que garantizará que nadie sufra pobreza energética. [...] Es un poco decepcionante que luego, en los 9 artículos, no haya nada de esto. Lo único que dicen es que creará una empresa pública de energía. Punto y final", ha lamentado Renau.

Noticias relacionadas

Minutos antes, el diputado socialista había afeado a los morados que "para solucionar el problema es importante diagnosticarlo correctamente". "Hay que poner medidas que sirvan para ese problema, porque de lo contrario o no estamos entendiendo el problema o no estamos intentando resolverlo", les ha reprochado. Renau ha señalado que la gestión sobre los saltos hidráulicos cuya concesión venza debe estudiarse de manera individual. "Las cosas se pueden hacer muchísimo mejor", ha rematado su intervención.

Otro respaldo

La proposición de ley, por tanto, no será aceptada a trámite. El 'no' del PSOE resulta sentenciador. Aun así, los morados han recabado el apoyo de algunos de los socios habituales del Gobierno. EH Bildu, Compromís, el BNG o Junts se han mostrado favorables a la iniciativa, aunque han coincido en poner la misma pega: los saltos hidráulicos deben ser gestionados por empresas públicas vinculadas al territorio y no por una empresa de carácter nacional. Además, han sido varios los portavoces que han puesto el acento en la falta de entendimiento entre los partidos del Gobierno a la hora de presentar iniciativas a la Cámara.