Cronología de una crisis

Ayuso contra Casado: las 21 horas que quebraron el PP

El enfrentamiento entre la presidenta de Madrid y el líder del partido se convierte en una guerra abierta de consecuencias imprevisibles

Isabel Diaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid durante la declaración institucional.

Isabel Diaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid durante la declaración institucional. / David Castro

2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

Poco después de las 21.00 horas de este miércoles, 'El Confidencial' y 'El Mundo' publicaban que el PP había encargado a detectives privados una investigación para descubrir si el hermano de Isabel Díaz Ayuso había cobrado una comisión de un contrato suscrito por la Comunidad de Madrid con un amigo de la familia de la presidenta para la compra de mascarillas en los primeros meses de la pandemia.

Desde primera hora de la mañana de este jueves, el entorno de la presidenta madrileña y el del líder del partido se cruzan acusaciones en los medios. La dirección del PP recalca que el contrato por el que se habría lucrado el hermano de Ayuso "existe", y algunas fuentes cifran en 280.000 la comisión que habría cobrado. También se lanza la teoría de que la divulgación de la operación de espionaje contra el hermano de la presidenta es una cortina de humo para tapar esa comisión.

Poco después de las 8 de la mañana comparece el alcalde de Madrid y portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida, para confirmar que el Ayuntamiento abrió hace dos meses una investigación para saber si alguien desde alguna institución consistorial había contratado a un detective para investigar al hermano de Ayuso. Añadió que no tenía indicios sobre esa operación.

Ayuso convoca para las 13.00 horas una alocución pública que pone patas arriba al PP. La presidenta madrileña dice que la dirección de Pablo Casado se ha comportado de forma "cruel" con ella, presume de sus éxitos electorales y reta al partido a que demuestre sus acusaciones "sin pruebas". Pero también admite que su hermano participó en el contrato de las mascarillas, aunque afirma que fue todo "legal".

Casi a la vez que Ayuso, se pronuncia el barón regional más poderoso del PP. Alberto Núñez Fejóo habla tras la reunión de su gobierno en Santiago, y parece respaldar a Ayuso. «Si hay alguien que mandó investigar a una compañera del partido, que además es presidenta de una comunidad autónoma, deberá explicar por qué y deberá asumir sus responsabilidades», dice el presidente gallego.

Noticias relacionadas

Poco después llega el contraataque de la dirección. Pasadas las 15.15 horas, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, acusa a Ayuso de negarse a aportar información sobre las actividades de su hermano, anuncia que el partido le abre un expediente y afirma que están estudiando si abrir acciones legales por las acusaciones de la presidenta madrileña contra Casado, "casi delictivas".

A las 18.00 horas se produjo la primera dimisión vinculada a la guerra abierta en el PP. Ángel Carromero, mano derecha de Almeida en el Ayuntamiento de Madrid y dirigente de la confianza de Casado, deja su cargo tras ser señalado como responsable de la operación de espionaje contra el hermano de Ayuso. El alcalde había afirmado por la mañana que lo destituiría de su cargo de director general de Coordinación si se probaba su implicación en el caso.