Elecciones del domingo

Casado desdeña el CIS y no aclara si está dispuesto a gobernar con Vox en Castilla y León

  • El líder del PP se limita a señalar que su partido sí ha compartido poder con Ciudadanos en ayuntamientos y comunidades, pero no con la fuerza de ultraderecha

El líder del PP, Pablo Casado, este lunes en Bruselas, se entrevista con la nueva presidenta del Parlamento Europeo, la maltesa Roberta Metsola, también conservadora.

El líder del PP, Pablo Casado, este lunes en Bruselas, se entrevista con la nueva presidenta del Parlamento Europeo, la maltesa Roberta Metsola, también conservadora. / FACILITADA POR EL PP

3
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

La pregunta ha sido clara, pero Pablo Casado no ha querido responderla ni la primera ni la segunda vez que la prensa se la ha planteado: ¿aceptaría la familia conservadora europea que el PP compartiera el Gobierno de Castilla y León con Vox? La cuestión ha surgido esta mañana en Bruselas, a la salida de la entrevista del jefe de la oposición con la nueva presidenta del Parlamento Europeo, la maltesa Roberta Metsola, también conservadora como él. Además, Casado se reunió la semana pasada con Friedrich Merz, el nuevo líder de la CDU de Alemania, país en el que hasta ahora se ha evitado cualquier tipo de acuerdo con la extrema derecha y se le ha arrinconado para no darle visibilidad.

Casado, sin embargo, no ha querido aclarar si dará luz verde a ese pacto con Vox en caso de que su candidato en Castilla y León en las elecciones del domingo le necesite para seguir siendo presidente regional. El líder conservador ha respondido la primera vez que la fuerza de ultraderecha no ha compartido el poder con el PP en ningún gobierno autonómico ni en ninguna otra institución, quitando importancia al hecho de que sus votos sí han sido necesarios (con su voto a favor en la investidura) para retener esos sillones. En ese contexto ha recordado que sus alianzas para gobernar han sido con Ciudadanos, con los que comparte "principios y valores".

En la segunda ocasión que se le ha insistido en la pregunta, Casado ha destacado que Mañueco y él mismo están sosteniendo en la campaña que quieren gobernar "en solitario", es decir, sin compartir carteras con Vox en el Ejecutivo regional, un extremo que está por ver que Vox acepte. De hecho, Santiago Abascal avisó el sábado en Burgos que su apoyo no será "gratis". "Queremos gobernar en solitario. Eso es bueno para la estabilidad,  en un momento complejo para toda España y también para Castilla y León", ha declarado Casado.

El presidente del PP ha lanzado una ristra de acusaciones contra el Ejecutivo central cuando se le ha preguntado si su partido va a apoyar la comisión de expertos que Pedro Sánchez ha propuesto para investigar los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia católica. "Nada es casual con las fechas. El Gobierno está aprovechando la campaña de Castilla y León no solo para repartir fondos europeos, no solo para amordazar el Congreso español [en referencia a la votación de la reforma laboral], no solo para usar el CIS [Centro de Investigaciones Sociológicas] y la televisión pública, sino que también ahora para hacer políticas para tapar casos en sus autonomías", ha lanzado. El sondeo de este lunes del CIS, el PSOE ganaría las elecciones y PP y Vox no lograrían sumar mayoría absoluta y los populares perderían el Ejecutivo de esa autonomía.

Según Casado, Mañueco "va a obtener un extraordinario" en los comicios del domingo y ha asegurado que no le importa que el PSOE se "conforme" con decir que ahora están a "siete escaños en vez de a 10" del PP. "Nosotros a lo nuestro, tenemos un buen balance de gestión y un buen candidato, y vamos a tener un excelente resultado", ha continuado.

Noticias relacionadas

Mañueco rompió el Gobierno de coalición con Ciudadanos y convocó elecciones anticipadas sin avisar a su socio tras acordarlo con Casado. El líder del PP busca un revulsivo en Castilla y León que le ayude a mitigar el poderío de Isabel Díaz Ayuso en Madrid. El domingo se verá si su estrategia ha resultado positiva para sus intereses.

El punto de vista del PSOE

El presidente de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo, Javier Moreno, ha comentado que ve a Casado con una "estrategia de destrucción para tapar sus problemas de liderazgo" y considera que "sobreactúa para ponerse al nivel de la extrema derecha”, informa desde Bruselas Silvia Martínez. “En todo caso, me alegra que Casado venga con frecuencia a Bruselas, a ver si de una vez se entera de que en la UE se avanza con la lógica del diálogo y el consenso y no la de la destrucción”, ha añadido.