En defensa de su escaño

El Parlament aprueba recurrir la orden de la JEC sobre Juvillà con la abstención del PSC

  • La Cámara catalana se dirigirá al Tribunal Supremo para intentar blindar al cupero hasta que su sentencia sea firme

Pau Juvillà.

Pau Juvillà. / ACN

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

El hemiciclo del Parlament ha aprobado este martes que la Cámara catalana presente un recurso contencioso-administrativo con medidas cautelares ante el Tribunal Supremo en defensa del diputado de la CUP y secretario tercero de la Mesa, Pau Juvillà. La Junta Electoral Central (JEC) ordenó el 20 de enero la retirada de su escaño tras ser condenado por desobediencia a una inhabilitación de seis meses por parte del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), pero el fallo todavía no es firme, ya que el parlamentario ha presentado recurso. En la votación, los grupos soberanistas han formado mayoría (81 votos a favor), ya que el PSC se ha abstenido porque, según fuentes del partido, hay una contradicción entre el reglamento y la LOREG, y las derechas han votado en contra.

Para evitar que se quede sin el acta, como le sucedió al entonces 'president' Quim Torra, el Parlament emplea una nueva fórmula para mantenerle en sus funciones al menos hasta que exprima la vía judicial. A diferencia del caso Torra, en esta ocasión la Mesa consideró que el recurso contencioso-administrativo que pretende presentar ante el Tribunal Supremo se debía votar en el pleno este martes, antes de su formalización, ya que en el caso de Torra se votó a posteriori, cuando ya no tenía el acta, y después de que así lo reclamara el tribunal.

La estrategia de los cuperos es que, para evitar atender a la notificación de la JEC, el Parlament use todas las herramientas a su disposición. Y es que la CUP encontró un resquicio legal en el caso Torra por el que la comisión del Estatuto del Diputado aprobó un dictamen (con el apoyo del PSC y los 'comuns') que se votó el 17 de diciembre en el hemiciclo y que, a juicio del independentismo, da cobertura a Juvillà para que la presidenta Laura Borràs pueda desatender el requerimiento de la JEC. El argumento es que el Tribunal Supremo respondió a Torra que la competencia para decidir los efectos de condición de un diputado que se puedan derivar de una inhabilitación sin sentencia firme es del Parlament y, en caso de "inactividad", de la JEC. Pero, en el caso de Juvillà, sí se ha pronunciado.

Noticias relacionadas

El diputado de Cs, Nacho Martín Blanco, ha pedido la palabra antes de la votación para exigir que se le retire el acta cuanto antes y que sea él, con sus medios, el único que recurra ante la Justicia. "Aquí no votamos sobre decisiones judiciales. Estamos votando sobre un acto administrativo que dicta la JEC. No diga que hagamos cosas raras porque hacemos algo absolutamente razonable dentro de la democracia liberal y no hay ninguna desobediencia", ha respondido la diputada de la CUP, Montserrat Vinyets.

No se frenó el choque entre ERC y Junts, ya que todavía ronda la retirada del escaño de Torra por parte del entonces presidente del Parlament, Roger Torrent. "Agradecemos [este gesto], como lo hubiésemos agradecido en otro momento de la historia reciente", ha lanzado la diputada Mònica Sales, de Junts. Por su parte, la parlamentaria republicana, Marta Vilalta, ha defendido el paso del Parlament en defensa de la soberanía de la Cámara y de todos los diputados.

Temas

Parlament CUP