Ronda de contactos

Podemos presiona al PSOE para que no se "eche atrás" en la ley de vivienda

Bolaños asegura que leerán el informe del CGPJ y se abre a modificaciones para mejorar la norma

Podemos presiona al PSOE para que no se "eche atrás" en la ley de vivienda
2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Si hay una ley que genere tensiones en el Gobierno de coalición es la futura ley de vivienda. Una vez más, la norma está provocando fricciones entre PSOE y Unidas Podemos después del último borrador del informe que, previsiblemente, aprobará el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que señala que la ley invade competencias autonómicas. Los morados tienen miedo a que las reticencias de este órgano lleven a sus socios a "echarse atrás en los aspectos más ambiciosos". Ante las dudas y para evitar que el PSOE recule, la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, iniciará una ronda de contactos con los colectivos sociales para hacer un frente común en defensa de la norma.

La líder de Podemos quiere sacar músculo y demostrar a sus socios la "urgencia" de aprobar la ley. Según fuentes cercanas a la dirección morada, los contactos de Belarra con los sindicatos CCOO y UGT o la Coordinadora de Vivienda de Madrid buscan poner de relieve el "amplio respaldo con el que contaría un texto verdaderamente ambicioso". En concreto, quieren blindar con el apoyo social los artículos que regulan los precios del alquiler. El CGPJ justo pone en duda la constitucionalidad de estos mismos apartados.

Anticipándose al "previsiblemente duro informe" del órgano de gobierno de los jueces, fuentes de Unidas Podemos muestran su "preocupación" ante la posibilidad de que los socialistas puedan "echarse atrás" y modificar los aspectos más ambiciosos. Estos también fueron los que más tensiones generaron en el seno del Ejecutivo durante casi un año de negociación. Así, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha señalado este martes que el Gobierno no debería modificar "ni una coma" ante el informe de un CGPJ "manchado de ilegitimidad" al llevar tres años con mandato "caducado".

Incomprensión socialista

Noticias relacionadas

En el ala socialista del Gobierno no comprenden este nuevo movimiento. "No está justificado el temor de Podemos", aseguran fuentes de la Moncloa. No obstante, este mismo martes, el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha afirmado que el Gobierno "no se cierra" a mejorar la Ley de Vivienda después de recibir el informe del CGPJ. Eso sí, ha defendido que el texto es "especialmente cuidadoso" con las competencias autonómicas.

En la misma línea, La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha señalado este martes tras la reunión del Consejo de Ministros que el Ejecutivo leerá con "absoluto respeto" el informe del CGPJ "por si fuera susceptible de mejorar" el anteproyecto de la Ley de Vivienda. Aun así, no comprende el porqué del movimiento de Belarra y de las dudas de Unidas Podemos. "No entiendo ningún género de dudas al respecto", ha dicho sobre el compromiso del Ejecutivo a aprobar la ley de vivienda.