Juicio por terrorimo

Los jefes de Resistencia Galega aceptan 28 años de prisión por "amor a Galicia"

Admiten integración en organización terrorista, fabricación, tráfico y suministro de explosivos, falsedad y tenencia ilícita de armas

Los jefes de Resistencia Galega aceptan 28 años de prisión por "amor a Galicia"
3
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

Los dirigentes de Resistencia Galega Antón García Matos y Asunción Losada Camba han aceptado una condena de conformidad con la fiscalía de 28 años de prisión, en vez de los 51 que pedía inicialmente por los delitos de integración en organización terrorista, fabricación y tenencia de explosivos, falsedad documental y tenencia ilícita de armas.

La alta pena que han aceptado ha sorprendido a quienes están acostumbrados a combatir el terrorismo en la Audiencia Nacional desde hace años, sobre todo porque con ella ni siquiera consiguen que los otros dos acusados se libren de ingresar en prisión.

Xoel Manuel Sánchez y Miguel García Nogales se han conformado a su vez con una condena de 3 años y medio y de 4 años de cárcel, respectivamente, frente a los 12 a los que se enfrentaban originalmente tanto por parte del ministerio público como de la acusación que ha ejercido la Asociación Víctimas del Terrorismo.

En peligro de extinción

Tras formalizarse el acuerdo alcanzado ante el tribunal de la Audiencia Nacional que presidía Alfonso Guevara, Xoel Manuel Sánchez, pidió hacer uso de la última palabra para afirmar que pese a que aceptaban el acuerdo, en el que admiten su integración en organización terrorista, el adjetivo de terroristas no les "define, sino el de amor a Galicia, que está en peligro de extinción".

En el domicilio que ocupaban los líderes de la organización terrorista que pretendía la independencia de Galicia y el norte de Portugal a través de la violencia se les intervino una pistola, un revólver, un subfusil, munición, 2.475 euros en efectivo, DNI falsos y anotaciones sobre personas e instalaciones contra los que atentar.

Además, en un garaje en Portugal guardaban 122 bombas de palenque, 43 artefactos de PVC con pólvora, varios metros de mecha, pólvora y un bote con clorato potásico.

Arresto previo

En su escrito de acusación, el fiscal Marcelo Azcárraga afirmaba que Antón García Matos y Asunción Losada Camba, detenidos en junio de 2019 en Vigo (Pontevedra), dirigían esta organización terrorista cuyo objetivo era lograr la independencia de Galicia respecto de España y una parte del norte de Portugal "justificando el empleo de la violencia contra personas y bienes como único medio de lograr sus propósitos".

En este sentido, recordaba que García Matos y el también acusado Miguel García Nogales ya fueron arrestados en noviembre de 2005, cuando hicieron público el manifiesto en el que la organización se dio a conocer.

El fiscal explica que aunque en el domicilio de García Nogales fueron hallados útiles preparados para la falsificación de documentos de identidad de Antón García Matos y Asunción Losada Camba, todos fueron puestos en libertad, lo que aprovecharon los dirigentes de la banda para refugiarse en Portugal, desde donde proporcionaban material y daban instrucciones a otros miembros de la organización.

Objetivos

Cuando fue arrestada, Asunción Losada Camba llevaba un sobre con 1.250 euros y cinco hojas con notas manuscritas en las que se indicaban las actividades operativas de la organización a llevar a cabo en fechas próximas.

Noticias relacionadas

En el domicilio en el que se ocultaban ambos se hallaron, entre otros efectos, una pistola, un revólver, un subfusil, munición, 2.475 euros en efectivo, DNI falsos y anotaciones sobre personas e instalaciones contra los que atentar.

Los acusados tenían ocultos en un garaje en Coimbra (Portugal), entre otros efectos, 122 bombas de palenque, 43 artefactos de PVC con pólvora, relojes para utilizarlos como temporizadores, varios metros de mecha, cajas llenas de cartuchos de pólvora y un bote con clorato potásico.