Tensión

Ximo Puig enfría las relaciones con Aragonès

El presidente valenciano está molesto por los anuncios en la Comunitat Valenciana para el fomento del catalán y dilata una cita sobre medioambiente con el Govern

Pere Aragonès y Ximo Puig.

Pere Aragonès y Ximo Puig. / Víctor Martínez

2
Se lee en minutos
Alfons Garcia

El 'conseller' de Educación valenciano, Vicent Marzà, participó el jueves en un encuentro con sus homólogos catalán, balear, vasco y gallego sobre política lingüística. La televisión pública valenciana se ha sumado a la plataforma audiovisual de contenidos con los entes de Catalunya y Baleares. No quedan dudas por tanto de la posición del Ejecutivo del Botànic sobre la identidad de la lengua. Es la que la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) bendijo asimismo en 2005. Pero una cosa es eso y otra dar el visto bueno a que se use con total normalidad la denominación de ‘catalán’ para la lengua en la Comunitat Valenciana. Eso es lo que sucede en el anuncio que la Plataforma de la Llengua ha pagado en la radio y la televisión públicas valencianas, según informa el diario 'Levante-EMV', del grupo Prensa Ibérica.

«Sobraba», sentencian tajantes en el equipo del president de la Generalitat, Ximo Puig. Y responsabilizan al Ejecutivo que lidera Pere Aragonès, al que ven detrás de la última campaña de la citada entidad, algunas de cuyas acciones en Catalunya han suscitado polémica en el pasado. Consideran las citadas fuentes que es «una falta de respeto» hacia la Generalitat haber actuado unilateralmente en territorio valenciano en un tema siempre sensible. Más ahora, cuando se atisba una disputa entre la derecha tradicional y la más radical por abanderar un identitarismo valencianista y la tesis de un plan «colonizador» de Catalunya.

Iniciativa congelada

El malestar de Puig ya se ha plasmado en hechos. El 'president' había apalabrado en su último encuentro con el actual mandatario catalán, Pere Aragonès (ERC) una iniciativa conjunta sobre asuntos medioambientales que preocupan a ambos ejecutivos. Pero, de momento, ha quedado congelada. No se hace por ahora, señalan las fuentes consultadas.

Presidencia se aparta de debates lingüísticos. El término ‘catalán’ tiene un uso filológico , pero históricamente en la Comunitat Valenciana se ha llamado valenciano a la lengua propia. Creen que es el criterio a seguir, el que genera menos distorsiones y conflictos vacíos. Lo demás, aunque sea filológicamente correcto, supone dar munición gratuita a una derecha que, como suele ocurrir cuando está en la oposición, quiere explotar el componente sentimental que tiene todo lo relacionado con la lengua y la identidad.

Y toda esta polémica sucede en el Any Fuster. No deja de ser reseñable. La Plataforma de la Llengua no es la primera vez que promueve campañas en los medios de comunicación públicos (y privados) de la Comunitat Valenciana. En otras sí ha utilizado la denominación de ‘valenciano’ para referirse al idioma. En esta, para alertar de la «emergencia lingüística» de la lengua compartida, ha optado por evitar adaptaciones. Incluso el registro verbal es del habla de Barcelona. Podría ser normal en un país normal. Pero el pasado reciente en la Comunitat Valenciana es el que es.

Noticias relacionadas

La entidad , según su última memoria, recibe cerca de un millón de euros de financiación pública. Buena parte procede del Govern. Pero también el Consell le ha concedido ayudas en convocatorias de pública concurrencia: por algo más de 300.000 euros desde 2016, según el PP.

Puig había reactivado relaciones con Catalunya tras la llegada al poder de Aragonès y después de una etapa de congelación total tras el episodio independentista y el mandato de Quim Torra, con quien no hubo entendimiento alguno. El desencuentro actual vuelve a ser un obstáculo más.