Ucrania-Rusia

El Gobierno de coalición sufre un nuevo roce por el apoyo de España a la OTAN

  • Unidas Podemos recupera el 'No a la guerra' ante el conflicto entre Rusia y Ucrania y tacha de "grave error" la decisión de mandar tropas

  • Albares les recuerda que es el propio Sánchez quien fija la política exterior del país y el PP asegura que apoyará al Ejecutivo mientras esté informado

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique / Ricardo Rubio / Europa Press

4
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

'No a la guerra'. El lema que inundó las calles de medio mundo en 2003 se vuelve a escuchar en España. Solo que esta vez, la consigna se oye en el seno del Gobierno de coalición. Y nada tiene que ver con la invasión de Irak, sino con el conflicto entre Rusia y Ucrania. Unidas Podemos se ha posicionado este viernes en contra del apoyo de España a la OTAN y a un posible despliegue aéreo en Bulgaria. Sería "un grave error", dijeron los morados, abriendo un nuevo frente con el PSOE. La respuesta de sus socios fue tajante: es Pedro Sánchez quien dirige la política exterior del país. Nadie más.

"España es, con rotundidad, el país del 'no a la guerra'. Somos gente de paz, por tanto, apostamos por la paz, por la desescalada del conflicto, por evitar maniobras militares en la zona, por el diálogo y por la diplomacia", ha sentenciado la ministra de Igualdad, Irene Montero. No ha sido la única. La responsable de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, ha recalcado que lo necesario es "trabajar e intensificar las vías diplomáticas para desescalar cualquier conflicto". Es decir, los morados no quieren respaldar a la OTAN, pese a que España forma parte de esta organización desde 1982.

Con el estilo que le suele caracterizas en Twitter, el portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, ha publicado un mensaje en letras mayúsculas: "NO A LA GUERRA". El dirigente morado ha rechazado que se plantee la situación como una disyuntiva entre quién está más cerca de la OTAN o de Rusia. "Se trata de quién está más cerca de la paz y quién está más cerca de la guerra. No engañasteis a nuestro pueblo la última vez y tampoco lo conseguiréis ahora", ha sentenciado, recordando la segunda invasión de Irak.

El coportavoz nacional de Podemos, Pablo Fernández, también ha recordado el lema que se coreó en las protestas de 2003, aunque para avisar al PSOE de que España "es el país del no a la guerra" y que quien se apartar de ese camino comete un "error muy grave". Hecha la advertencia, ha pedido a los socialistas que "piensen bien los pasos a dar". "Desde Unidas Podemos tenemos muy claro esta posición y creemos que un Gobierno progresista no podría permitirse en ningún caso actitudes como, por ejemplo, la que tuvo el señor (José María) Aznar en 2003", ha sentenciado. La vía, ha dicho, debe ser la de "desescalar" la tensión y "no militalizarla".

Buscar la paz

Podemos, Izquierda Unida, En Comú Podem, Alianza Verde, EH Bildu, BNG, Compromís, Más País y la CUP han firmado un manifiesto por la paz en el que muestran su "honda preocupación por el incremento de la tensión bélica entre EEUU y Rusia debido a la situación en torno a Ucrania". En el escrito sostienen su rechazo frontal a "cualquier amenaza o agresión militar a un Estado soberano", en relación al desplazamiento de tropas rusas a la frontera ucraniana, pero también se oponen al "envío de tropas españolas al Mar Negro y a Bulgaria en el marco de la OTAN". "Este conflicto solo se puede resolver a través del diálogo, la distensión y el convencimiento de que la paz es el único camino", recalcan.

"La Guerra Fría y la OTAN son etapas ya superadas. No podemos volver a recrearla porque perderíamos todos y todas", sostienen las ocho formaciones. A continuación, hacen hincapié en que "no tiene sentido que ahora la OTAN se extienda a Ucrania y Georgia por intereses de EE.UU.". Así, piden "una desescalada de las tensiones", una "apuesta por redoblar los esfuerzos diplomáticos", "cesar los planes para que Ucrania entre en la OTAN" y defender la soberanía de los pueblos. "No hay camino para la paz. La paz es el camino", concluye el manifiesto.

La responsabilidad del presidente

Ante las críticas de Unidas Podemos, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, no ha tardado en recordar a sus socios que la política exterior la fija Pedro Sánchez. Así quedó pactado en el acuerdo de coalición. "En estos momentos de tanta tensión en el mundo por el COVID y por la situación tan crítica que se vive en Ucrania, España no se esconde y el Gobierno actúa tal y como quieren los españoles", ha dicho en un desayuno informativo este viernes.

Noticias relacionadas

El líder del PP, Pablo Casado, ha puesto en duda que sea el presidente del Gobierno quien marca la política exterior española y ha pedido al Ejecutivo que "clarifique" su posición ante las discrepancias entre los socios. Aunque ha afeado al Gobierno que no haya informado a su partido de los últimos movimientos relativos al apoyo a la OTAN, Casado ha sostenido que respaldarán a Sánchez: "Si la OTAN requiere desplazamiento de buques de la armada o de un despliegue aéreo, nosotros lo apoyaremos porque consideramos que es clave para garantizar la paz en Europa".

Además, el dirigente popular ha cargado contra algunas de las acusaciones vertidas por dirigentes de Unidas Podemos que reprochaban al PP el apoyo de España a la invasión de Irak de 2003. "Es igual de injustamente que si ahora le acusaran al señor Sánchez, porque el PP siempre ha participado de operaciones internacionales bajo el mandato de la ONU o de la OTAN", ha dicho. Sin embargo, ninguno de estos dos organismos respaldó la decisión en 2003.