Sentencia

El juez obliga a Vox a readmitir a los tres diputados murcianos expulsados

Pese a la sentencia, el partido reitera que el proceso sigue vigente: "Cuando encontramos ratas en el barco, las tiramos por la borda"

El juez obliga a Vox a readmitir a los tres diputados murcianos expulsados
2
Se lee en minutos
Jaime Ferrán

Los diputados del Grupo Parlamentario Vox en Murcia Juan José Liarte, Mabel Campuzano y Francisco José Carrera han dejado de ser expulsados de Vox. El juzgado de Primera Instancia número 4 de Cartagena ha declarado la nulidad de la resolución del Comité de Garantías que expulsaba a estos tres parlamentarios de la formación que preside en la Región José Ángel Antelo

En Vox defendieron la expulsión por haber retirado los poderes contables y de contratación a los apoderados de la dirección nacional, por haber despedido a cuatro trabajadores contratados desde Madrid y por negarse a firmar el reglamento interno de los grupos parlamentarios. 

Sobre la revocación de poderes, la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, dice que "las subvenciones son concedidas para el propio funcionamiento del grupo parlamentario, no teniendo el partido político potestad alguna de gestionar dichos fondos". Por este motivo, "su revocación posterior no es una conducta que pueda ser objeto de una sanción de la gravedad de la expulsión".

Sobre el despido de los trabajadores, afirma que no es una acción tipificada en los estatutos del partido. "Recae sobre los integrantes de los grupos parlamentarios la potestad de autoorganización, dentro de la que se debe incluir la facultad de contratar y despedir a personas de acuerdo a lo que consideren conveniente", reza el texto.

Sobre este asunto, el juez considera que no se han logrado acreditar, como se denunció durante la vista oral, que ni Carrera ni Campuzano "vejaran a los trabajadores del partido, teniéndose por cierto por el demandado dichos hechos tan solo a raíz de la declaración de dos trabajadores, los mismos que, por otra parte, fueron despedidos por los demandantes".

La sentencia recoge también que Liarte, Campuzano y Carrera se negaron a firmar el reglamento por las "dudas que tenían sobre la legalidad de las disposiciones incluidas en dicho reglamento". 

En definitiva, el juez resuelve que se ha producido una vulneración de los artículos 22 y 23.1 de la Constitución, no cumpliendo el procedimiento sancionador los principios de legalidad, tipicidad, proporcionalidad y contradicción, "exigibles más aún si cabe a una organización de la importancia de un partido político". 

"Es un hito"

Juan José Liarte confesaba ayer tras conocer la noticia que "la sentencia es un hito en la defensa del cargo público porque lo fortalece frente a los comisarios de los partidos que no ha elegido la ciudadanía", explica.

Por otra parte, destaca que, si las elecciones internas de Vox fueron anuladas, el partido vuelve a estar en manos de una gestora.

A nivel personal, Liarte reconoce que la resolución "limpia" su nombre, después de haber "soportado durante tanto tiempo" que les llamen "expulsados y tránsfugas" y haberlo llevado "con la mejor cara posible".

"No son de Vox"

José Ángel Antelo, por su parte, adelantó que recurrirán ante la Audiencia Provincial de Murcia: "El proceso sigue vigente y seguiremos trabajando como hasta ahora, con nuestro organigrama". 

Noticias relacionadas

Ajeno a la sentencia, afirmó que "los lacayos de López Miras nunca serán de Vox", y añadió: "Nosotros, cuando encontramos ratas en el barco, las tiramos por la borda".  

Además, advirtió al presidente regional: "Cuando convoque elecciones para limpiar la Asamblea de cuatreros, Vox será la primera fuerza. Tenemos una intención de voto cercana al 40%".