Este sábado

La extrema derecha lidera una manifestación masiva en Viena contra la vacuna obligatoria

  • 30.000 personas se manifiestan en la capital de Austria contra el proyecto de ley sobre vacunación obligatoria

  • El encuentro ha reunido a conocidos y condenados extremistas de derechas y militantes neonazis

Miles de personas se manifiestan en Viena, Austria, contra la vacunación obligatoria.

Miles de personas se manifiestan en Viena, Austria, contra la vacunación obligatoria. / Jordi Kuhns (EFE)

2
Se lee en minutos
EFE

Decenas de miles de personas, cerca de 30.000 según el primer balance de la policía austrícia, se han manifestado este sábado en Viena en contra de la obligatoriedad de la vacuna contra el covid-19 y en contra de la gestión de la pandemia por parte del gobierno conservador-ecologista. Convocados por el opositor partido ultraderechista FPÖ y su controvertido líder, Herbert Kickl, los manifestantes se desplazaron por la céntrica avenida Ring, gritando lemas como "paz, libertad y soberanía". Como ya viene siendo habitual en este tipo de encuentros, la manifiestación también ha contado con conocidos y condenados extremistas de derechas y neonazis.

La marcha por el centro de Viena, que se une a una larga lista de protestas organizadas en las últimas semanas, aglomeró a una gran cantidad de manifestantes que no guardaban la distancia social ni llevaban la obligatoria mascarilla FFP2. En redes sociales aparecieron fotos de una pancarta con una foto de Adolf Hitler y el mensaje "vacunar hace libre", en clara alusión al lema "trabajar hace libre" que usaban los nazis en los campos de concentración.

El convocante de esta marcha masiva, Kickl, quien tampoco se distancia de esos círculos de extrema derecha y quien llegó a comparar recientemente la discriminación de los judíos durante el nazismo con las medidas anti-covid, viene agitando desde hace meses el ambiente político en contra de la gestión de las pandemia y en particular en contra de la vacuna obligatoria.

Nueva normativa

Noticias relacionadas

La coalición de gobierno austríaca, apoyada por la oposición socialdemócrata y liberal, tiene previsto aprobar en los próximos días en el Parlamento la ley que regula la vacuna obligatoria contra el coronavirus, que entrará en vigor el 1 de febrero que viene. Según esta normativa, las personas que no se vacunen deberán pagar multas de hasta 3.600 euros por año. El ejecutivo, liderado por el democristiano Karl Nehammer, asegura que se vio obligado a recurrir a esta medida extrema ante el bajo porcentaje de vacunación en Austria, donde sólo un 70 % de la población está vacunado con la pauta completa.

Ante la fuerte y rápida expansión de la nueva variante ómicron algunos políticos opositores socialdemócratas y liberales, pero también representantes del gobernante partido ecologista Los Verdes, han pedido aplazar unos meses la aplicación de la vacuna obligatoria. La incidencia de contagios en siete días se encuentra en Austria en 1.135 casos por 100.000 habitantes, el doble que hace una semana, aunque la presión hospitalaria está a la baja.