En Ávila

Casado defiende las macrogranjas desde un negocio con 70 vacas a las que "llaman por su nombre"

  • El líder del PP asegura que apoya la ganadería "intensiva" y se compromete a visitar una explotación la próxima semana

  • "Niego lo de la contaminación", ha dicho sobre las emisiones de CO2 que se emiten alegando que los cultivos "captan" esos gases

El líder del PP, Pablo Casado, en una explotación ganadera extensiva en Ávila

El líder del PP, Pablo Casado, en una explotación ganadera extensiva en Ávila / Mudarra / PP

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

En un entorno idílico, cerca de Las Navas del Marques -en mitad del campo abulense- y rodeado por unas cuantas decenas de vacas que pastaban libremente, Pablo Casado ha defendido las macrogranjas. Eso sí, evitando pronunciar esta última palabra. Una vez más, el líder del PP ha criticado al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por sus declaraciones sobre la carne de "peor calidad" que producen las explotaciones agrarias intensivas. Sin embargo, lo ha hecho desde un pequeño negocio que dentro dentro del modelo extensivo, en el que los animales pastan por grandes extensiones de terreno libremente.

"España tiene la mejor carne del mundo. Lo voy a repetir. España tiene la mejor carne del mundo. Y eso es gracia a estos entornos; gracias a ganaderas como Eva, que hoy se ha levantado a las cuatro o cinco de la mañana para estar cuidando a sus 70 vacas. Por cierto, hoy una de ellas ha parido y está por ahí el ternero y las llaman por su nombre, las conocen", ha arrancado la rueda de prensa Casado mientras varias vacas pastaban a su alrededor. Garzón, en la entrevista a 'The Guardian' que generó la polémica, también defendía este modelo y lo contraponía con el de las macrogranajas, en las que el número de animales supera los 2.000, e incluso alcanzar las 10.000 cabezas.

Casado, sin embargo, ha evitado mencionar esta tipología de explotación ganadera en su exposición inicial y se ha centrado en recalcar que están "tremendamente indignados" con los ataques realizado por Garzón a las macrogranjas. En la línea de los últimos días, ha pedido a Pedro Sánchez el cese inmediato del ministro de Consumo. De no hacerlo, ha dicho, estará "comprando" sus tesis y "reconociendo que es un presidente débil".

El entorno y la contaminación

En el turno de preguntas, el líder de la oposición se ha visto en un aprieto cuando le han preguntado por qué ha acudido a una explotación extensiva -que cuenta con el respaldo de todo el Gobierno- y no a una intensiva. "He venido a mi pueblo de adopción y no hemos podido ir a una macrogranjas porque aquí no hay", ha dicho. "También quería que disfrutaran de este entorno", ha añadido, a modo de escusa, dirigiéndose a los periodistas congregados.

Solo al hacer frente a las cuestiones planteadas, Casado ha asegurado que apoya "a toda la ganadería de España: la intensiva y la extensiva". Además, ha subrayado en varias ocasiones que las macrogranjas cumplen con una "estricta normativa" española y europea sobre bienestar animal y que no se produce maltrato en estas explotaciones.

Noticias relacionadas

"Tampoco me parecen que contaminen", ha sentenciado, en respuesta a las palabras de Garzón que, en un principio, no salieron en la entrevista por falta de espacio y que el coordinador federal de IU publicó en sus redes sociales. En la transcripción completa, la crítica a las macrogranjas estaba precedida por la exposición de un informe británico en el que se asegura que el 75% del CO2 emitido por España lo produce la ganadería. "Niego lo de la contaminación", ha reiterado Casado antes de explicar que aunque se emite mucho CO2, "los cultivos captan CO2". Según ha dado a entender, ambos procesos se equilibrarían.

No obstante, Casado parece dispuesto a dar más explicaciones desde una macrogranja. Ante la insistencia de los periodistas, el líder del PP se ha comprometido a acudir a una explotación extensiva la próxima semana, cambiando el plan inicial de visitar una fábrica alimentaria en Palencia.