La polémica por la carne

Garzón evita criticar al PSOE y reitera que su posición es la del Gobierno

  • El ministro de Consumo asegura que "volvería" a decir sus palabras sobre las macrogranjas y recalca que hay "consenso" en el Ejecutivo

El ministro de Consumo, Alberto Garzón.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón.

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Alberto Garzón se ha esforzado este jueves para evitar criticar al PSOE después de los ataques que ha recibido por parte de algunos dirigentes de la formación por sus declaraciones sobre las macrogranjas. El ministro de Consumo ha tenido que dar varias piruetas para no cargar contra su socio de Gobierno. Eso sí, ha dejado claro que "volvería a decir", palabra por palabra, su posición frente a este modelo de producción y ha señalado que está en la línea que defiende el Gobierno de coalición.

Más de dos semanas después, la entrevista que concedió Garzón a 'The Guardian' siguen dado de qué hablar. Aunque el coordinador federal de IU ha matizado que, principalmente, la polémica está girando en torno a cosas que no dijo, y ha insistido en que el lobby que está detrás de las macrogranjas lanzó un bulo al que se han agarrado las formaciones de la derecha. En este sentido, en una entrevista en 'Carne Cruda', ha desviado todas las preguntas sobre las críticas de sus compañeros socialistas asegurando que se refieren a cosas que no dijo.

"Lo que dije es la verdad. Es lo que ha apuntado la ciencia durante los últimos años. Es lo que defienden las asociaciones del mundo rural. Es lo que defendemos desde la izquierda", ha subrayado Garzón antes de asegurar que "volvería a decirlo". En este sentido, ha afirmado que la defensa de la ganadería extensiva "está planteada como una línea de trabajo del Gobierno". No obstante, después de que el PP criticara sus palabras, el ala socialista del Gobierno se desmarcó rápidamente del ministro de Consumo y le retiraron su apoyo.

Ante Sánchez

"Lamento muchísimo toda esta polémica porque estamos hablando de un sector que produce una carne de extraordinaria calidad", aseguró el propio Pedro Sánchez esta semana. Garzón ha asegurado que desconoce por qué el presidente del Gobierno no salió en su defensa, pese a que hay acuerdo en el Ejecutivo en torno a sus palabras: "No puedo responder porque no soy el que tomó la decisión, pero, cuando se habla de lo que sí dije, en el Gobierno hay consenso".

Noticias relacionadas

El dirigente de Unidas Podemos tampoco ha querido entrar a valorar los reproches de otros ministros socialistas. "Seguro que hay motivaciones muy distintas que no me atrevo a desentrañar", ha señalado. Tan solo se ha permitido un pequeño reproche a los barones autonómicos del PSOE que han protagonizado algunos de los ataques más encarnizados: "Creo que no merece la pena ni responder".

Minutos después de pronunciar estas palabras, Garzón se ha reunido con representantes de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).