Dos leyes y una comisión de investigación

Unidas Podemos acentuará su perfil ante el PSOE en puertas del nuevo ciclo electoral

  • Los morados impulsarán en el Congreso la creación de una empresa pública de energía y la legalización de la marihuana pese el rechazo de los socialistas

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique / Ricardo Rubio / Europa Press

4
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El Gobierno de coalición superará en los próximos días el ecuador de la legislatura. Dos años de alianza que en el Ejecutivo confían -o eso dice- que dure dos más. Pero lo cierto es que el próximo ciclo electoral se va aproximando. Castilla y León, en febrero, y Andalucía, a más tardar en el último trimestre de 2022, iniciarán una nueva ronda de comicios que culminará a finales de 2023 con las elecciones generales. Con este calendario resulta inevitable que ambas formaciones del Gobierno -más allá de su aparente buena sintonía- empiecen a marcar perfil. Unidas Podemos lo hará en los próximos meses desde el Congreso con dos proposiciones de ley que los socialistas no respaldan y reabriendo alguna vieja disputa.

En el próximo periodo de sesiones en la Cámara Baja -de febrero a junio-, los morados podrán llevar al Pleno dos proposiciones de ley, según el cupo que les corresponde. Y lo aprovecharán para distanciarse de sus socios. Fuentes de Unidas Podemos explican que la primera norma que llevaran a debate es su propuesta para crear una empresa pública de energía que asuma las "concesiones finalizadas del dominio público hidráulico". La iniciativa, insignia de los programas electorales morados, no convence al PSOE, que no cree que vaya a tener "un impacto real" en la factura que paga el consumidor. El 'no' definitivo aún no ha llegado, pero parece mucho más real que un 'sí' de los socialistas.

Mucho más claro será el encontronazo cuando los morados lleven al hemiciclo del Congreso su proposición de ley para legalizar el consumo de marihuana. Desde que entraron en la Cámara Baja, Unidas Podemos ha hecho bandera de esta causa celebrando varias jornadas en el Parlamento para defender su propuesta. Los socialista, a diferencia de otros grupos, nunca han participado. El 'no', por tanto, es más evidente. A mediados de octubre, el PSOE ya votó en contra de una propuesta similar de Más País, impidiendo su tramitación.

Antiguas rencillas sin cerrar

Unidas Podemos también quiere plantar batalla a su socio en terrenos ya explorados y debatidos hasta la saciedad: la Ley de Vivienda. El proyecto de ley que tardo casi un año en gestarse en el seno del Gobierno por las interminables discrepancias llegará al Congreso en las próximas semanas, tras un nuevo retraso. Será entonces cuando los morados reabrirá la pugna que cerró en falso con sus aliados para intentar recuperar algunas de las exigencias que se dejó en la anterior mesa de negociación. Fuentes del partido explican que están preparando una serie de enmiendas para "tratar de mejorar los contenidos" y ya han pedido a los socios del Ejecutivo que exijan una norma más ambiciosa.

La formación espera la llegada al Parlamento de las leyes de vivienda, protección animal y la ley trans para marcar distancias con sus socios

En concreto, la disputa estará en torno al plazo establecido en el anteproyecto para la creación de un sistema de índices de precios de referencia al que deberán ajustarse los grandes tenedores de inmuebles en las zonas tensionadas. Actualmente, este periodo es de 18 meses tras la aprobación de la norma, lo que supondría que no estuviese en vigor hasta la próxima legislatura. Unidas Podemos lo quiere rebajar a tres meses.

Además, en el Congreso hay otras dos proposiciones de ley de Unidas Podemos en tramitación que provocan tiranteces con sus socios: la ley para despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España; y la ley integral sobre salud mental. Ambas fueron aceptadas con el 'sí' del PSOE. Sin embargo, los socios tienen hondas diferencias en las dos materias y, por el momento, no han sido capaces de consensuar enmiendas.

Investigar a la Iglesia Católica

Noticias relacionadas

Otro punto de inflexión para los morados será la llegada al Congreso de las proposiciones de ley de protección animal y de ley trans, actualmente atascadas en el Consejo de Ministros. Ambas impulsadas desde los ministerios de Unidas Podemos -la primera desde Igualdad y la segunda desde Derechos Sociales- les serán útiles para remarcar su perfil. A esto se suma que, en las próximas semanas, el Ejecutivo pretende aprobar definitivamente la ley de garantía de libertad sexual, la llamada ley del 'solo sí es sí', que redactó el ministerio de Irene Montero y que provocó los primeros roces internos de la coalición.

Fuera de la acción legislativa, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, anunció este lunes que presentarán junto a ERC y EH Bildu una petición para crear una comisión de investigación sobre los abusos a menores por parte de la Iglesia Católica. "Se me hace extraño pensar que partidos como el PSOE queden excluidos de esta iniciativa, porque es de sentido común, razonable y en el sentido que pide el Papa Francisco", dejó caer en declaraciones a Europa Press.