Conflicto por la lengua

Aragonès apela al PSC a mantener su "papel relevante" en defensa del catalán

El 'president' ofrece a Illa un consenso basado en la actual Ley de Educación de Catalunya

1
Se lee en minutos
EFE

El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès, apeló este domingo al PSC a seguir jugando un "papel relevante" en la defensa del catalán como lengua vehicular en la escuela y le pidió que no abandone el "consenso" sobre el modelo de inmersión lingüística que ha habido "en los últimos 40 años" en Catalunya. En una entrevista con Efe, Aragonès apostó por un Pacto Nacional por la Lengua Catalana que permita "reforzar y actualizar los consensos" alcanzados en materia lingüística tras el restablecimiento de la autonomía catalana.

"Lo importante es que defendamos los consensos que ya existen y que han existido en los últimos años, en torno al catalán como lengua vehicular en la escuela", recalcó, y dijo que aquí "el PSC tiene un papel relevante, lo tuvo hace 40 años y lo sigue teniendo hoy, como una fuerza política importante en Catalunya". "Trabajaremos para que ellos puedan continuar formando parte de este consenso. Esta es mi voluntad. Les esperamos", afirmó.

Para Aragonès, "es muy importante" que los socialistas catalanes "se mantengan" dentro de este consenso en torno a un "modelo que ha ayudado a la cohesión social del país". "No dejaré de trabajar para que esto sea así. Si se desmarcan, deberán explicarlo ellos", advirtió.

Noticias relacionadas

Para intentar blindar el sistema educativo catalán, recalcó, "hay que actuar legislativamente desde el Parlament y reforzar los consensos", después de que algunas sentencias judiciales hayan instado a impartir al menos un 25% de las clases en castellano.

En cuanto a alianzas, Aragonès aparcó la cuestión de confianza acordada con la CUP después del rechazo cupero a los presupuestos, algo que la diputada Dolors Sabater interpretó como otro incumplimiento del pacto de investidura: "Es evidente que el Govern no ha cumplido con su parte del acuerdo", aseguró en Catalunya Ràdio, afirmando que su objetivo ahora es "condicionar al máximo" la legislatura y apostando por "desestabilizar" al Gobierno de Pedro Sánchez.