Entrevista de Europa Press

Junqueras: si el diálogo no avanza será por un compromiso democrático "escaso" del Gobierno

  • El jefe de ERC estima que los pasos se den en la mesa estarán condicionados al respeto del Ejecutivo al "ejercicio del derecho a votar" de los ciudadanos

  • "Los dos modelos políticos más opuestos en Catalunya" son los de PSOE y ERC, esgrime, pero eso es lo que a su juicio hace más necesario el diálogo

El ’president’ de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y el líder de ERC, Oriol Junqueras, el pasado 14 de febrero de 2021, en la celebración de la victoria de su partido dentro del bloque independentista en las últimas elecciones autonómicas.

El ’president’ de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y el líder de ERC, Oriol Junqueras, el pasado 14 de febrero de 2021, en la celebración de la victoria de su partido dentro del bloque independentista en las últimas elecciones autonómicas. / EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO

3
Se lee en minutos
Europa Press

El líder de ERC, Oriol Junqueras, defiende que si la mesa de diálogo no avanza será porque el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez "con la democracia es escaso", y afirma que los demócratas deben poder avanzar en la línea de ejercer la democracia.

"Poder avanzar se puede avanzar, otra cosa es que veremos hasta qué punto aquellos que se llaman demócratas están realmente comprometidos con la democracia y con el ejercicio de un derecho democrático de los ciudadanos como es el derecho a votar", afirma en una entrevista de Europa Press al ser preguntado por si cree que la mesa de diálogo dará frutos en los dos años que quedan hasta las elecciones generales pese a las diferencias que hay entre ambos gobiernos.

Junqueras lo asegura antes de que la mesa de diálogo se vuelva a reunir en Madrid a principios de 2022, después del encuentro que hubo en septiembre en Barcelona en la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se comprometieron a retomar el diálogo y fijaron que las conversaciones serían discretas y que solo habría reuniones públicas cuando se anunciaran avances.

"Estamos a años luz, por eso hay una mesa de negociación", alega para defenderse de las críticas por las conversaciones con Sánchez

Para Junqueras, las posiciones del Ejecutivo de Sánchez y el de Aragonès son opuestas, y sostiene que "los dos modelos políticos más opuestos en Catalunya son el que representa el PSOE y el que representa ERC". "Estamos a años luz, por eso hay una mesa de negociación", pero defiende que precisamente las mesas de negociación se deben hacer con quien se tienen posiciones alejadas.

Presencia de Junts

Una de las incógnitas en la reunión de la mesa de diálogo de principios de año es si Junts estará o no, ya que en septiembre no hubo ningún representante de la formación de Carles Puigdemont porque Aragonès no aceptó su propuesta de delegación, ya que no estaba formada exclusivamente por miembros del Govern.

En este sentido, el dirigente republicano asevera que es contradictorio que "aquellos que han reclamado insistentemente y durante mucho tiempo el 'sit and talk', ahora que tienen oportunidad de sentarse y hablar, digan que no quieren sentarse". Junqueras afirma que respeta cualquier decisión que tomen otras formaciones, pero considera que "esta contradicción la deberán resolver ellos, la gente de Junts".

Junqueras ve contradictorio que Junts pida 'sit and talk' y luego se ausente de la mesa de diálogo


También se muestra convencido de que "en representación de Junts hay diversas personas en el Govern, diversos miembros del Govern, que están perfectamente cualificados sin ninguna duda para sentarse en esta mesa", y desea que la formación de Puigdemont no les impida contribuir en la búsqueda de una solución para el conflicto catalán.

Noticias relacionadas

"Cuantos más seamos en la defensa de la amnistía y la autodeterminación, mejor", esgrime el líder republicano al ser preguntado por si la ausencia de Junts en la mesa hace que la delegación catalana vaya debilitada o si, por el contrario, facilita la negociación con el Gobierno central, con quien ERC ha pactado los Presupuestos Generales del Estado (PGE) o la ley audiovisual.

Al preguntársele si él y el resto de expresos independentistas deberían de tener un rol en la negociación y en la mesa de diálogo, sostiene que no aspira a tener "ningún papel especial en ningún sitio", sino a poder ayudar en todos los lugares en los que pueda ser útil.