Reequilibrio territorial

¿Qué es la España Vaciada? 23 provincias y un cuarto del Congreso

Un 17,2% de la población vive en territorios despoblados y elige a 92 diputados

Manifestación convocada en varias localidades de la España Vaciada, en Teruel, en una imagen de archivo. 

Manifestación convocada en varias localidades de la España Vaciada, en Teruel, en una imagen de archivo.  / EFE / ANTONIO GARCÍA

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Más de la mitad del territorio nacional. Tan solo un 17 % de la población total. Un cuarto de los escaños del Congreso de los Diputados. En cifras, esa es la España Vaciada que lleva años penetrando, poco a poco, en la agenda social y política del país. Un territorio de casi 300.000 kilómetros cuadrados que lleva años perdiendo habitantes y en el que se empieza a fraguar un movimiento ciudadano que quiere alcanzar las instituciones para poner freno a la despoblación y buscar el reequilibrio territorial.

¿Qué se considera la España Vaciada?

La España Vaciada -originalmente se le llamó la España vacía- hace referencia a aquellos territorios que se han visto afectados por la despoblación. En concreto, se establece la siguiente regla: aquellas provincias que hayan perdido habitantes entre 1950 y 2019 y que, además, tengan una densidad poblacional inferior a la media nacional. Es decir, que el número de habitantes por kilómetro cuadrado esté por debajo al conjunto del país. Existen 23 provincias que cumplen ambos requisitos.

¿Qué provincias conforman la España Vaciada?

En su amplia mayoría, el término de 'España Vaciada' va ligado a los territorios interiores: dos provincias de Galicia (Lugo y Ourense); las nueve provincias de Castilla y León, las dos de Extremadura y las tres de Aragón; La Rioja; cuatro provincias de Castilla y León (Guadalajara, Cuenca, Albacete y Ciudad Real); y dos provincias de Andalucía (Córdoba y Jaén). En total son 23 regiones que suman 296.718 kilómetros cuadrados, un 58% del territorio nacional.

¿Cuánta población tienen?

Pese a que más de la mitad de España forma parte de la 'España Vaciada', su propio nombre indica que son territorios que sufren la despoblación. Estas 23 provincias tienen en total 8.202.000 habitantes. Esta cifra supone un 17,2% respecto a la población total, según los datos de 2019 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

¿Cuántos escaños del Congreso se reparten en estos territorios?

Las 23 provincias de la España Vaciada eligen a un total de 92 diputados de los 350 que componen el Congreso. Un 26% de los escaños están en manos de los habitantes de estos territorios. Actualmente, un grupo parlamentario de esas dimensiones se convertiría en la segunda fuerza de la Cámara Baja. La herramienta que prepara la 'España Vaciada' y que estará lista para finales de enero de 2022 con el objetivo de concurrir a las elecciones peleará por esta representación parlamentaria.

Zaragoza, con cerca de un millón de habitantes, es la provincia que más diputados elige, siete. Después le siguen Córdoba y Badajoz con seis escaños. El resto de los territorios escogen entre tres y cuatro diputados, con la excepción de Soria, la que menos población tiene, donde solo se disputan dos sillones.

¿A qué partidos afectaría más la entrada de la 'España Vaciada'?

Las provincias de la 'España Vaciada' han votado de manera tradicional al PSOE y al PP. En las últimas elecciones, entre ambas formaciones se hicieron con el 75 diputados de los 92 que se reparten en estos territorios (41 los socialistas y 34 los populares). Vox, pese a ser una nueva fuerza, obtuvo 14 escaños y Unidas Podemos con dos. La sorpresa la dio Teruel Existe, que obtuvo un asiento en el Congreso.

La irrupción de la plataforma que preparan más de 80 asociaciones de la 'España Vaciada' haría peligrar la hegemonía de PSOE y PP en el medio rural. El 34% de los diputados socialistas provienen de estas provincias. La cifra asciende al 38% en el caso de los populares. Vox sería el siguiente afectado, con un 26%. Y la incidencia en Unidas Podemos, asentado en las grandes urbes, sería mínima. Así, la disputada por el voto en estos territorios promete ser encarnizada.

Noticias relacionadas