Juicio en Londres

Vista para sentencia la inmunidad de Juan Carlos I ante la justicia inglesa

  • El abogado de Corinna zu Sayn-Wittgenstein niega la inmunidad a quien en su opinión ya no forma parte de la Casa Real

  • La defensa considera que esa inmunidad persiste incluso después de la abdicación del monarca.

El entonces rey Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgenstein en una imagen del año 2013.

El entonces rey Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgenstein en una imagen del año 2013. / EUROPA PRESS

2
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

El juez del Alto Tribunal de Justicia de Londres, Matthew Nicklin, debe dictar sentencia y decidir en los próximos días o semanas si Juan Carlos I tiene o no inmunidad para ser juzgado por la justicia inglesa. A fin de resolver esa cuestión, Nicklin deberá determinar entre otros puntos si el rey emérito sigue formando parte de la Casa Real, un asunto en disputa.

 La segunda y última sesión de la vista preliminar estuvo centrada en las alegaciones de James Lewis, el abogado de Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Cómo ya anticipó en su intervención del lunes, el letrado insiste en que un soberano, para ser considerado como tal, debe ser Jefe de Estado, algo que el demandado evidentemente no lo es desde el momento en que abdicó, en el 2014. “El único jefe de Estado y soberano es Felipe VI”, afirmó.  Juan Carlos I no forma parte de la Casa Real y su el actual monarca “ha tomado distancia de su padre”. El letrado también subrayó que el rey emérito no tiene responsabilidades públicas, ni recibe asignación de la familia real y reside en Abu Dabi.    

 

Actos ilegales en Londres

El abogado de Corinna sostiene además que el demandado actuó contra su examante como “individuo privado” y como individuo privado cometió actos ilegales en el Reino Unido, habiendo realizado varias visitas a Londres. Lewis trató de entrar en el contenido de la demanda. Mencionó la entrevista mantenida por el exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán, y Corinna en un hotel londinense, las supuestas presiones sobre ella de amigos comunes, la propuesta de matrimonio de quien aún estaba casado con la reina Sofía. Todo ello lo calificó de “actos privados ocurridos en Londres”.

El juez atajó el derrotero que tomaba la presentación. Dijo estar “preocupado” al entrar en “particularidades del caso”, de las que “por el momento no veía necesidad”. Aludió a lo expuesto por Lewis como “una narrativa”, de actos que ocurren o no y recordó que la definición de acoso, de la que está acusado el demandado “debe ser tomada cuidadosamente”

 Lo que el magistrado quiere dilucidar es si Juan Carlos I tiene inmunidad 'ratione personae' (“por razón de la persona”). Dicho de otro modo, inmunidad por ser quien es. De acuerdo con el abogado Daniel Bethlehem, que representa al que fue rey de España, esa inmunidad persiste incluso después de la abdicación del monarca, ya que sigue siendo miembro de la Casa Real y soberano.

Lewis, en cambio, cree que la defensa ha creado “otra categoría de soberano, de un tipo que no consta en las leyes internacionales”, porque en la mayoría de Estados donde hay monarquía el soberano es el jefe del Estado. “No hay una categoría diferente de un soberano que no sea Jefe de Estado”.

 

Noticias relacionadas

Angustia, humillación estigma   

 Corinna zu Sayn-Wittgenstei volvió a estar presente en la vista, como ocurrió en la jornada anterior, tomando notas con su equipo de cuanto se decía. La examante del rey, de 57 años, reclama una compensación, no cuantificada pero sin duda millonaria, por los daños que le han causado  el supuesto acoso y calumnias del Jua Carlos, como “ansiedad, angustia, humillación y estigma social”.