Comparecencia posterior al Consejo de Ministros

El Gobierno aparca la hoja de ruta de modernización de la Corona y se pone de perfil sobre la vuelta del emérito

  • La portavoz subraya que no ha habido "avances" en este último año porque la "prioridad" del Ejecutivo es la recuperación económica

  • No opina sobre el retorno de Juan Carlos I y se remite al discurso oficial: el aplauso a la "ejemplaridad" y "transparencia" impulsadas por Felipe VI

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, junto a la titular de Industria, Reyes Maroto, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este 7 de diciembre de 2021, en la Moncloa.

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, junto a la titular de Industria, Reyes Maroto, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este 7 de diciembre de 2021, en la Moncloa. / DAVID CASTRO

8
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Sucedió hace casi un año, y desde entonces "no ha habido avances". El Gobierno no tiene lista la "hoja de ruta" de modernización de la Corona, que pretendía trabajar con la Zarzuela para darle mayor "transparencia". No está en ello ahora mismo, orilla este asunto. Su "prioridad" es la recuperación económica y la vacunación y el combate contra la pandemia, y en ello vuelca todos sus esfuerzos, incide, y la actualización de la Monarquía, siempre según su discurso, es una cuestión lateral. La agenda política queda soslayada, y ese era el objetivo también de la orden del presidente de celebrar dos Consejos de Ministros semanales.

Recurrentemente retornan las informaciones acerca del rey emérito y su voluntad de regresar a España. Ahora la urgencia es menor porque la Fiscalía del Tribunal Supremo prorrogó la semana pasada seis meses más, hasta junio de 2022, la investigación sobre él, dado que está a la espera de recibir documentación de la comisión rogatoria enviada a Suiza. Con esta ampliación, el debate ya no se cierne sobre el mensaje navideño del jefe del Estado, el 24 de diciembre, ni planea sobre la Pascua Militar, que acogerá el Palacio Real el 6 de enero, como todos los años. Sin embargo, Juan Carlos I persiste en su idea de querer regresar a España, para instalarse en el palacio de la Zarzuela, como avanzó este diario en julio, e incluso persigue, según publicó este martes el periodista José Antonio Zarzalejos en ‘El Confidencial’, recuperar la asignación económica de la que su hijo le privó en marzo de 2020.

La información rebotó en el tejado del Gobierno, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La portavoz capeó como pudo las preguntas sobre el emérito, insistiendo en todo momento en que el Ejecutivo pone en valor la "transparencia" y "ejemplaridad" demostradas por Felipe VI. Pero añadió otro apunte importante, y es que no hay novedades acerca del plan modernizador de la Corona, que precisamente prometió Pedro Sánchez hace casi un año. El presidente señaló a los periodistas, en su comparecencia de balance de 2020, el pasado 29 de diciembre, que irían "conociendo cómo se materializa esa hoja de ruta que señaló el jefe del Estado" en su discurso de Nochebuena, de "renovación de la Corona en cuanto a la transparencia y la ejemplaridad".

"La hoja de ruta del Gobierno de España hoy es la recuperación económica", "cumplir" con los "compromisos" contraídos con la UE", rubrica Rodríguez

El Gobierno nunca se planteó una ley de la Corona, porque ello abriría un melón en el Congreso difícil de controlar. Lo que se barajaba era profundizar en medidas para incrementar la transparencia de la Casa del Rey. Pero desde entonces nada ha trascendido. También porque la situación judicial de Juan Carlos I no ha cambiado: sigue bajo la lupa de la Fiscalía hasta que esta archive las diligencias penales, como está previsto que haga.

"Agenda intensa"

Este martes, Isabel Rodríguez confirmó que todo continúa igual. "No se ha producido ningún avance en la cuestión normativa porque como saben la hoja de ruta del Gobierno de España hoy es la recuperación económica", "cumplir" con los "compromisos" contraídos con la Unión Europea, "ser los primeros en recibir los fondos y cumplir con los hitos", "avanzar en la generación de empleo" y luchar contra la pandemia, justificó. Las prioridades legislativas, añadió, están contenidas en el plan anual normativo que el Ejecutivo aprobó en agosto y que comprende todas las reformas atadas con Bruselas.

La ministra subraya que el Gobierno con quien tiene relación es con el actual Rey y arguye, para no contestar preguntas sobre el emérito, que ella es portavoz del Ejecutivo, "no de la Casa Real"

No obstante, el presidente no habló en ningún momento de ninguna nueva ley. Cuando se le preguntó a Rodríguez cuál es el plan que tiene la Moncloa en mente y para cuándo está previsto, esta recorrió sus palabras, sin dar más detalles. "El Gobierno ha marcado una prioridad. Se refería a la declaración [de Sánchez] de hace un año. Le indico que no ha habido avances porque el Gobierno está centrado hoy en la recuperación económica". La ministra adujo que, 12 meses atrás, no se disponía de la vacuna —en realidad, se comenzó a inocular el 27 de diciembre— y no estaba autorizado el plan de recuperación y la liberación de los fondos ligados a reformas, que obligan a una "agenda intensa", que el Ejecutivo está desplegando y que se ha convertido en su "prioridad". Rodríguez, que compareció este martes en rueda de prensa con la titular de Industria, Reyes Maroto, no puso un pie fuera de ese marco. Tampoco explicó qué pasos ha dado Felipe VI en pos de una mayor transparencia, porque en todo este tiempo nada ha cambiado.

La interlocución con la Zarzuela la dirigía, antes de la última remodelación ministerial, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Tras los cambios en julio, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, asumió ese diálogo con el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín. En estos meses, la Moncloa señalaba que si no había avances era porque la Corona se resistía, que no era ambiciosa en sus planteamientos. Además, el Gobierno quería pilotar cualquier mínimo cambio de la mano del PP, al ser una materia de Estado y altamente sensible. Sin embargo, el Gobierno ofrece ahora otro argumento: todos los huevos están en la cesta de la recuperación y de la vacunación. En privado, fuentes del equipo de Sánchez repiten como un mantra que "ahora no es prioritario" atender esa voluntad de mayor transparencia de la Monarquía.

Es evidente que la cuestión del rey emérito causa incomodidad en la Moncloa, cuando no malestar. Las respuestas suelen ser evasivas o lacónicas, sin concreciones. El Ejecutivo busca proteger a Felipe VI del intenso chaparrón provocado por su padre.

El Ejecutivo no alega una falta de impulso de la Zarzuela: su mensaje es que todo está centrado en la agenda económica y la política queda soslayada

Rodríguez reiteró las líneas maestras del discurso oficial cuando fue interpelada por esa hipotética vuelta de Juan Carlos I. El Gobierno "valora el esfuerzo de la actual Casa Real y del rey Felipe por dotar a la Monarquía parlamentaria de un mayor ejercicio de transparencia y ejemplaridad. Esto es algo que hay que poner en valor", dijo. Al tiempo, recordó que la Constitución, que hay que "cumplir de pe a pa", consagra la forma monárquica del Estado, su relación con la Zarzuela se ciñe al actual jefe del Estado. Repreguntada sobre la opinión del Gabinete de coalición, Rodríguez recalcó, visiblemente incómoda, que ella es portavoz del Gobierno, "y no de la Casa Real". Una tercera cuestión sobre esta materia, sobre el parecer del Ejecutivo, al margen de que sea la Corona quien adopte la decisión sobre la vuelta de Juan Carlos I, condujo a la misma respuesta: echar balones fuera.

"Navidades sin restricciones"

Toda la acción del Gobierno, pues, queda supeditada a la agenda económica y sanitaria. Rodríguez, de hecho, incidió en que pese al "ruido que está ahí", la recuperación se "constata" con cifras objetivables. En concreto, mencionó tres datos: "Que en España haya 20 millones de personas trabajando actualmente, el 90% de personas vacunadas y ser el primer país en recibir los 10.000 millones del fondo de recuperación". "Hechos frente a ruido", sentenció la portavoz, para defenderse de una oposición que despliega un discurso catastrofista y pone en sordina lo que el Gobierno considera avances innegables. Tampoco sitúa del lado de la exigencia de desbloqueo del Consejo General del Poder Judicialtres años caducado ya— ninguna promesa de cambio de la ley, como reclama el PP. Rodríguez se limitó a replicar el llamamiento para la renovación y a que se "cumpla" la Constitución.

El discurso optimista del Ejecutivo se completaba este martes con el paquete de 720 millones de ayudas para el sector turístico

Noticias relacionadas

El Gobierno completó ese discurso optimista de este martes con un manguerazo de millones para el sector turístico, presentados por la ministra Maroto. Un total de 720 millones, de los que 565 se destinarán a financiar proyectos innovadores de empresas turísticas a través del Fondo para la Competitividad de las Empresas Turísticas (FOCIT). De ese paquete, 109,8 millones se dedicarán a la rehabilitación de patrimonio histórico (entre las beneficiarias están las 15 ciudades patrimonio de la Humanidad) y otros 45 millones para el impulso de los caminos de Santiago.

La titular de Industria confió en que la nueva variante ómicron no castigue las previsiones para el sector en este último tirón del año, y la portavoz reiteró que el Gobierno no contempla limitaciones, porque las dos herramientas que se han probado de éxito, y en las que hay que percutir, son vacunación y mascarillas. "Trabajemos todos en el ámbito público y privado para evitar unas navidades sin restricciones con vacunación y prevención y de la mano de la ciencia", apeló. El Ejecutivo subraya que las condiciones son radicalmente distintas a las de 2020, cuando la vacunación no había comenzado y los contagios, las muertes y la ocupación hospitalaria no dejaban de crecer.