Acusaciones cruzadas en los 'comuns' de Santa Coloma de Gramenet

El exconcejal señalado por acoso sexual afirma que es víctima del denunciante

  • El abogado del que fue cargo local afirma que la acusación carece de base y confirma denuncias cruzadas

  • El partido activó el protocolo interno y el consistorio califica de "grave" el caso y anuncia que efectuará un seguimiento

Fachada del Ayuntamiento de Santa Coloma.

Fachada del Ayuntamiento de Santa Coloma. / Ayuntamiento de Santa Coloma

1
Se lee en minutos
Agencias

El abogado de la defensa del presunto caso de acoso laboral y sexual a un militante de Catalunya en Comú en el ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet ha afirmado que la persona acusada, exconcejal, es la víctima de los hechos, según un comunicado del letrado en el que acusa al denunciante, Carlos Rosales, militante y cargo de confianza eventual del consistorio, no solo de ofrecer una versión "parcial y subjetiva" sino de ocultar cuestiones y "falsear datos".

Noticias relacionadas

Según el abogado, existen informes imparciales que "exoneran de toda responsabilidad" al exconcejal. El letrado añade que existen pruebas "evidentes" de la inocencia de su defendido y recuerda que existe ya un litigio en los tribunales.

Protocolos activados

El caso trascendió cuando Rosales publicó una nota en Twitter acusando al exconcejal de acoso sexual y laboral y reprochando a la dirección del partido de encubrir el caso y hostigarlo. Catalunya en Comú respondió afirmando que cuando, meses atrás, se inició el conflicto se puso en marcha de forma "inmediata" el protocolo interno y ofreció a la presunta víctima asesoramiento psicológico y jurídico. Los 'comuns' ya advertían de que existen denuncias cruzadas, y que en todo caso respetarían la resolución judicial y la confidencialidad del proceso, motivo por el que la formación política no ofrece más detalles del caso, que está en los tribunales. El ayuntamiento, por su parte, reunió este viernes a la junta de portavoces para emitir un comunicado en el que que decidió ofrecer la aplicación del protocolo de prevención y actuación en supuestos de acoso laboral, sexual y por razón de sexo. El consistorio además "efectuará un seguimiento periódico de la evolución de este grave caso en todas sus vertientes" y se compromete a defender "la integridad física y moral de los trabajadores y trabajadoras".