Alianzas parlamentarias

El Govern aprueba el decreto sobre renovables con los 'comuns' y sin la CUP

  • Los anticapitalistas reclamaban una moratoria en la implantación de esta energía

  • El PSC y las derechas han votado también en contra de la norma

La consellera d’Acció Climàtica de la Generalitat, Teresa Jordà

La consellera d’Acció Climàtica de la Generalitat, Teresa Jordà

1
Se lee en minutos

Lo están afirmado los 'comuns' -para tratar de colgarse una medalla- y parece que va tomando forma: las alianzas políticas en Catalunya van virando. Tras el pacto entre el Govern y los de Ada Colau para aprobar los presupuestos, este miércoles el Parlament ha visto una nueva muestra de esta alianza entre liberales, centristas y progresistas a la hora de tirar adelante la normativa sobre energías renovables que plantea el Ejecutivo. Y en esta ocasión también la CUP, supuesto socio de estabilidad al inicio del mandato, se ha desmarcado una vez más.

"La CUP hace de CUP", es una frase recurrente entre los miembros del Govern a la hora de describir la actuación de que los anticapitalistas, que firmaron hace ocho meses el pacto de estabilidad con ERC. El rechazo cupaire a los presupuestos también era una posibilidad plausible, admiten en el Ejecutivo, por lo que el pacto con los 'comuns', reeditado este miércoles, se convertía en una posibilidad real.

Catalunya, rezagada

En la votación sobre el decreto medioambiental se han quedado en el "no" -por motivos distintos- tanto los anticapitalistas como el PSC, Vox, Ciutadans y el PP. La 'consellera' de Acció Climàtica, Teresa Jordà, ha defendido la norma en términos de transición energética para lograr "un giro drástico en la producción de energía". Jordà ha admitido que Catalunya está en una posición rezagada en cuanto a este proceso de transición.

En nombre de la CUP, Dani Cornellà -que reclama una moratoria- ha visto mejores en el actual decreto del Govern respecto a la redacción inicial, ha considerado que no son suficientes y ha reprochado a la 'consellera' que no lo haya elaborado con las entidades ecologistas y el territorio.

Noticias relacionadas

En el bando del sí, el diputado de los 'comuns' Lucas Ferro ha sido también muy crítico con el plan de energías renovables de la Generalitat pero ha saludado "muy positivamente" la norma aprobada porque incluye una mesa de diálogo social para compensar a los territorios donde se instalen estos proyectos.

Respecto a la moratoria en la implantación de las renovables, Pimec y las patronales solar y eólica han advertido reiteradamente que ello supondría "una irresponsabilidad política" que imposibilitaría que Catalunya asumiera los objetivos marcados por el Govern, el Parlament y la Unión Europea.