Tribunales

"Donaciones ilegales" y alteración del censo: la Justicia cerca las primarias que auparon a Mañueco

  • El juez imputa a la formación conservadora por destinar dinero en metálico para sufragar las cuotas de los afiliados que como deudores no podían votar en las primarias

  • La Fiscalía destaca que con esta forma de actuar los fondos entraban en las cuentas del PP sin que los donantes supieran a qué simpatizantes se les había pagado la cuota

El presidente de la Junta de Castilla y Leon, Alfonso Fernandez Manueco.

El presidente de la Junta de Castilla y Leon, Alfonso Fernandez Manueco. / EFE

2
Se lee en minutos
Tono Calleja
Tono Calleja

Periodista

ver +

El conocido como caso Primarias sobre las presuntas irregularidades cometidas por el PP en Castilla y León durante la elección de Alfonso Fernández Mañueco como presidente regional del partido ha vuelto a la actualidad con la imputación de la formación política conservadora por unas donaciones ilegales de al menos 24.140 euros, según consta en un auto de 24 de noviembre, al que ha tenido acceso 'El Periódico de España'.

En la resolución, el magistrado también acuerda investigar formalmente al presidente provincial del PP, Javier Iglesias García, y a la gerente, María Isabel Sánchez, tras detectar "indicios racionales de la presunta comisión de un delito de financiación ilegal", prosigue el auto, que también siembra dudas sobre el censo electoral de las primarias que auparon a Mañueco, ahora presidente de Castilla y León.

En concreto, la Fiscalía considera acreditado que múltiples cargos del Partido Popular entregaron entre el 31 de diciembre de 2016 y el 17 de marzo de 2017 fondos de manera altruista con la finalidad, según declararon los mismos políticos, de que el dinero fuera para pagar las cuotas de afiliados que no estaban al día de las mismas. Estos, en su calidad de morosos, no podían participar en las primarias de 17 de marzo de 2017.

90 euros para los deudores

Tras recibir el dinero en metálico, este era fraccionado en cantidades de 90 euros, que era la suma que debía pagar cada uno de los afiliados deudores: "Ese dinero, ya fraccionado, era llevado a la sede del Partido Popular de Salamanca y entregado a Emma Figueiredo con otro papelito donde constaba el nombre del afiliado y la cantidad que había de ser entregada en el banco", indica el auto, que destaca que con esta forma de actuar los fondos entraban en las cuentas del PP sin que los donantes supieran a qué afiliados se le había pagado la cuota.

Sin embargo, la gerente del partido en Salamanca, María Isabel Sánchez González, negó haber participado en estas actividades. En concreto, declaró estar "al margen de toda esta operación". En este sentido, alegó que no se le dio cuenta del dinero que se entregó y que no sabía quién lo recaudó.

"Sin ningún criterio"

Noticias relacionadas

Al ser requerido el PP para que se aportaran los justificantes de quienes habían entregado dinero, este partido, prosigue la Fiscalía, únicamente aportó "un conglomerado desordenado, sin ningún criterio y con una absoluta dejadez" de documentos bancarios y declaraciones juradas, con los que se pretende justificar las aportaciones de otras personas para el pago de las cuotas.

"Se han ingresado en la cuenta del Partido Popular en la que se recogen las cuotas de los afiliados 7.090 euros, como mínimo, procedentes de donaciones de las que no se sabe de dónde proceden y por lo tanto son anónimas", resalta el ministerio público, que destaca que el partido tampoco da una explicación "medianamente razonable" a porqué se aportan justificantes de ingreso en la Caja Rural anteriores al 13 de noviembre, lunes, como cantidades donadas por los cargos públicos del PP.