Un adelanto electoral

Iglesias intenta acelerar los tiempos de Díaz para construir una alternativa a Sánchez

  • El exlíder de Unidas Podemos tilda de "ingenuo" no estar preparado para un posible adelanto electoral que podría activar el presidente del Gobierno

  • La vicepresidenta segunda responde a la presión defendiendo que está centrada en "gobernar, gobernar, gobernar" y que no entra en "especulaciones"

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y el exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, en el traspaso de carteras el pasado mes de marzo

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y el exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, en el traspaso de carteras el pasado mes de marzo / David Castro

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

"Dejo la política entendida como política de partido e institucional", sentenció Pablo Iglesias el 4 de mayo. Aquellas palabras guardaban un pequeño truco. Tras meses de silencio, regresó. No al partido, donde no ostenta ningún cargo. Tampoco a las instituciones. Pero sí a la política. Desde las tertulias radiofónicas el exvicepresidente ha ido marcando línea. En principio, coordinado con el partido, aunque ha levantado recelos en más de una ocasión. Ahora, desde esa posición de exlíder de Unidas Podemos que sigue presente en las ondas está intentando acelerar los planes de Yolanda Díaz para crear una alternativa a Pedro Sánchez.

El pasado lunes, Iglesias lanzó el primer aviso a la ahora líder de los morados en el Gobierno. Según predijo, Sánchez adelantará al año que viene las elecciones generales programadas para 2023. Este martes, fue aún más claro. En un coloquio en el Centro Cultural Blanquerna, en Madrid, sobre cómo orientar el diálogo y la política en Catalunya, el exvicepresidente advirtió de que es "ingenuo" no estar preparado ante la posibilidad de que Sánchez anticipe los comicios.

Iglesias explicó que el calendario electoral —con citas autonómicas y locales en mayo de 2023—, la emergencia de nuevos partidos regionales y los planes de Díaz podían llevar a Sánchez a llamar a las urnas en 2022. Y si eso ocurre, hay que estar preparado, fue el resumen de su mensaje a la vicepresidenta segunda.

Respuesta contundente

La actitud de Iglesias no gusta en el entorno de Díaz. Horas antes de que hablara de "ingenuidades", la propia vicepresidenta ya respondió de manera rotunda a las predicciones del que fuera su predecesor al frente de los morados. "Vamos a hacer tres cosas: gobernar, gobernar y gobernar. Es la tranquilidad que necesita nuestro país, el resto de especulaciones no competen al Gobierno de España", sentenció tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros.

Fuentes del entorno de la vicepresidenta segunda no ocultaban este martes su incomodidad con las palabras de Iglesias por situar a Díaz en un marco electoral en el que está intentando no entrar. "¿Pero no estaba Pablo ya fuera de la política?", se preguntaban, deslizando esa crítica al exlíder de Podemos y a su voluntad de interferir en las dinámicas del Ejecutivo, cuando él prometió en mayo, tras las elecciones madrileñas, salir de escena.

Noticias relacionadas

La reflexión del exvicepresidente conecta, no obstante, con las observaciones que, recurrentemente, vierte Iván Redondo. El exjefe de Gabinete de Sánchez viene insistiendo en que el presidente haría bien en continuar siendo "audaz" y avanzar las elecciones. Él mismo también ha remarcado en estas semanas que Díaz puede llegar a ser presidenta del Gobierno. "Que no la quieran tanto, que la van a matar", aseguraban desde el círculo de Díaz.

Desde el partido tampoco parecen compartir las prisas de Iglesias. El portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, afirmó que trabajarán para que "esta legislatura acabe en 2023" y sobre el que fue su compañero de partido reivindicó su "capacidad predictiva" como "analista político brillante".