En el Congreso

Partidos nacionalistas quieren suprimir el título de 'Rey de España' a través de la ley de Memoria Democrática

  • ERC, Bildu, Junts, PDeCat, la CUP y BNG presentan enmiendas para convertir la comisaría de Via Laietana en un museo

  • El Gobierno no cuenta todavía con el aval de sus socios parlamentarios para aprobar la norma en el Congreso

Partidos nacionalistas quieren suprimir el título de 'Rey de España' a través de la ley de Memoria Democrática
2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Varios partidos nacionalistas quieren eliminar la monarquía. El objetivo no es novedoso, pero sí lo es la nueva vía por la que quieren intentarlo. ERC, EH Bildu, Junts, PDeCat, la CUP y BNG han registrado una enmienda a la ley de Memoria Democrática para "suprimir el título de Rey de España". A todas luces, el cambio que proponen no saldrá adelante en el Congreso. Y, además, aunque original, su propuesta chocaría con la Constitución y sería tumbada por el Tribunal Constitucional. Lo que sí permite ver esta enmienda es que el Gobierno no cuenta aún con el apoyo de parte de sus socios parlamentarios para aprobar una de las leyes estrella de la legislatura.

La redacción de la enmienda registrada es sencilla. "De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 41, se suprime el título de Rey de España así como todos los privilegios y prerrogativas personales y familiares que del mismo se derivan". En poco más de 30 palabras, los 29 diputados nacionalistas quieren cambiar la forma de Estado de España agarrándose a un artículo del proyecto ley de Memoria Democrática, el 41, relativo a la retirada de "reconocimientos, honores y distinciones" concedidos por "exaltación o enaltecimiento" de la dictadura de Franco.

"La restauración de la Monarquía en el Estado español tiene su origen en la dictadura franquista", argumentan para defender que se debe suprimir el título de Rey de España. A continuación, recuerdan que Juan Carlos I reconoció "la legitimidad política surgida el 18 de julio de 1936, en medio de tantos sacrificios, de tantos sufrimientos, tristes, pero necesarios, para que nuestra patria encauzase de nuevo su destino". Es decir, que exaltó la dictadura. Por último, restan valor al referéndum que amparó la Monarquía por presentarse como una disyuntiva entre "una dictadura absoluta o una suerte de sistema nuevo denominado "monarquía parlamentaria"".

Conseguir los apoyos para impulsar esta enmienda es del todo improbable y, además, sería inconstitucional. La Constitución, en su título segundo, blinda la figura del Rey de España. Por tanto, un cambio de la forma del Estado requeriría una modificación sustancial de la Carta Magna.

Persecución franquista

Noticias relacionadas

Estas no son las únicas enmiendas de los partidos nacionalistas. Plantean también modificar la amnistía de 1977 para que los delitos cometidos por "autoridades, funcionarios y agentes del orden" puedan ser juzgados. Además, piden incluir en esta norma un nuevo apartado para que no se impida que los tribunales investiguen, enjuicien e impongan alas penas correspondientes a las personas responsables de haber cometido delito de genocidio, lesa humanidad, delitos de guerra y otras graves violaciones de los derechos humanos". "Sin estas modificaciones normativas básicas el Proyecto de Ley no puede ser de aplicación plena", argumentan sobre la el texto de Memoria Democrática.

Otro de los cambios que proponen es añadir al articulado de la norma una disposición en la que se reconozca "la política de persecución y represión contra las lenguas" cooficiales que perpetró la dictadura franquista. Exigen que se impulsen todos los mecanismo y procedimientos necesarios para realizar una "evaluación exhaustiva y profunda de la represión y persecución cultural y lingüística del franquismo". Por último, plantean la restitución de la titularidad de las dependencias de la Prefectura superior de policía de Via Laietana de Barcelona a la Generalitat de Catalunya así como el Palacio de la Cumbre al Ayuntamiento de Donostia.