Negociación de las cuentas catalanas

PSC y 'comuns' piden dar prioridad a la reactivación económica para apoyar los presupuestos

  • Ambas formaciones mantienen la mano tendida, pero creen que el Ejecutivo obtendrá el 'sí' de la CUP

Salvador Illa y Pere Aragonès.

Salvador Illa y Pere Aragonès. / EFE / MARTA PÉREZ

2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

El PSC y los 'comuns', que constituyen el plan b de una parte del Govern para aprobar los presupuestos de la Generalitat si la CUP falla, ven cada día más lejos la posibilidad de pactar las cuentas. De puertas adentro, ambos partidos creen que los anticapitalistas acabarán facilitando el trabajo al Govern, y dan por hecho que en cualquier caso el 'conseller' de Economia, Jaume Giró, no se pondrá en contacto con ellos hasta que las bases de la CUP se pronuncien.

Como, según aseguran en ambos partidos, no han negociado nada con el Govern, no han podido plantear sus prioridades. Que no difieren mucho en algunos aspectos. En el caso de los socialistas, se quejan sobre todo de carencias en "reactivación económica y políticas sociales". Además, se han mostrado muy críticos con los cambios que la CUP quiere introducir en los presupuestos.

Moneda de cambio

La número dos de Salvador Illa, Alícia Romero, se ha quejado de que proyectos como el de los Juegos Olímpicos de invierno o el macroproyecto Hard Rock en Tarragona "no pueden ser moneda de cambio". Este último, en su opinión, es "muy demandado" en un territorio "con un índice de paro muy importante, que ha sufrido mucho la crisis económica". También han levantado la voz los socialistas acerca de que en la negociación con la CUP se decida sobre algunos aspectos del papel de los Mossos d'Esquadra. "No nos gusta que sean moneda de cambio", insisten.

Además, el PSC cree que no es serio que la CUP se plantee seguir negociando si este fin de semana sus militantes deciden presentar una enmienda a la totalidad. 

Sin llamadas a los 'comuns

Los 'comuns' también aseguran que nadie del Govern les ha llamado para negociar, pero saben que, dentro del Ejecutivo -y también dentro de JxCat- hay sectores más reacios a contar con su ayuda que otros.

Noticias relacionadas

El partido que lidera Jéssica Albiach en el Parlament ya dio su apoyo a las últimas cuentas aprobadas, pero en esta ocasión aseguran que no han hablado con el Govern. Cuando lo hagan, si lo hacen, se marcan cuatro objetivos de mejora en las cuentas, empezando por las infraestructuras. "Hay que focalizar más en ferrocarriles que en carreteras", afirma el portavoz de los 'comuns', David Cid. Después Salut, donde piden "el desarrollo de la ley bucodental y profundizar en salud mental"; y vivienda, porque se quejan que el aumento pactado entre la Generalitat y la CUP se debe "solo a los fondos europeos" y "no está reorientado como toca hacia la promoción de vivienda de alquiler".

Donde los 'comuns' más coinciden con los socialistas es en pedir una mayor incidencia de las cuentas en la reactivación económica. "En este aspecto las cuentas son muy flojas, porque el Departament d'Empresa i Treball tiene 55 millones para industria y 120 para turismo, y nosotros creemos que la industria es clave", afirma Cid.