Investigación

Ser o no ser… idóneo, esa es la cuestión

  • El llamado 'pleno del plácet' del Tribunal Constitucional dará luz verde a los nuevos magistrados este jueves

Ser o no ser… idóneo, esa es la cuestión
3
Se lee en minutos
Ernesto Ekaizer
Ernesto Ekaizer

Escritor y periodista.

ver +

¿Cuántas diputadas y diputados del Partido Socialista y de Unidas Podemos votarán en las Cortes con la nariz tapada a Enrique Arnaldo, el primer candidato directo y personal de Pablo Casado a ser magistrado del Tribunal Constitucional (TC)? Las apuestas recorren pasillos y despachos en el Congreso ante la votación de los candidatos Arnaldo, Concepción Espejel, Ramón Sáez e Inma Montalbán.

Pero la atención de la votación en el pleno no debe desviar la atención del otro pleno. ¿El otro pleno? En efecto, el presidente saliente del TC, Juan José González Rivas, ha convocado sin pérdida de tiempo el 'pleno del plácet' para las seis de la tarde este jueves.

La ley orgánica del TC prevé que el pleno se ocupa "de la verificación de los nombramientos de los magistrados del Tribunal Constitucional, para juzgar si los mismos reúnen los requisitos requeridos por la Constitución y la presente ley" (artículos 2 y 10).

Requisitos genéricos

El pleno verifica, pues, el cumplimiento del artículo 18 de la citada ley, a saber, que "los miembros del Tribunal Constitucional deberán ser nombrados entre ciudadanos españoles que sean magistrados, fiscales, profesores de universidad, funcionarios públicos o abogados, todos ellos juristas de reconocida competencia con más de 15 años de ejercicio profesional o en activo en la respectiva función".

Estos son los requisitos genéricos de la idoneidad. Los cuatro candidatos cumplen formalmente --eso sí, sin rascar un poco-- con ellos. Y no siempre ha habido este reconocimiento sin división.

Por ejemplo, el caso de Enrique López, el exportavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y actual consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, y secretario de Justicia y Administraciones Púbicas del Partido Popular. Su primera candidatura naufragó en el Congreso. Pero su segunda, a propuesta del Gobierno de Mariano Rajoy, en junio 2013, provocó una división del tribunal en dos mitades. Seis magistrados cuestionaron que cumpliera el requisito de los 15 años de antigüedad, y otros seis le defendieron.

Voto de calidad

El presidente del tribunal, Pascual Sala, emitió su voto de calidad o doble voto en favor de López y así se incorporó al TC. Pero también le entregó su dimisión a su salvador por los pelos, el presidente Sala, en junio de 2014, al ser pillado por la policía tras saltarse un semáforo en rojo a las 7:30 de la mañana en la madrileña calle de Vitruvio. Conducía su moto ebrio y sin casco.

Noticias relacionadas

En el 'pleno del plácet' cada magistrado puede decir lo que estime procedente y luego se realiza una votación secreta mediante papeleta. Se vota si se les admite como magistrados idóneos para incorporarse al TC. Con esta luz verde se aprueba el decreto y se lleva a la firma del rey Felipe VI, ante quien jurarán su cargo el jueves 18 de noviembre. Poco después, el mismo día, tomarán posesión.

El magistrado más antiguo, Santiago Martínez Vares, convocará para el día siguiente, viernes 19, un pleno a fin de elegir al nuevo presidente del TC. Un recuento preliminar arroja un resultado inequívoco. El presidente será Pedro González Trevijano, el líder de los "varapalos" propinados al Gobierno en cada uno de los plenos del TC de los últimos meses, sobre todo el autor de la inconstitucionalidad del estado de alarma y del primer confinamiento y partidario de haber declarado el estado de excepción contra la pandemia.