En el Tribunal Constitucional

PSOE y Podemos tocan a rebato a sus diputados para blindar el pacto institucional con el PP

  • Sánchez admite que Enrique Arnaldo, propuesto por los populares para el Constitucional, no le gusta, pero lo votará para salvaguardar el acuerdo

  • Los morados, ERC y Más País censuran la aceptación del futuro magistrado por sus abundantes conexiones con el partido de Casado

Enrique Arnaldo comparece ante la comisión de nombramientos del Congreso de los Diputados, el pasado 2 de noviembre.

Enrique Arnaldo comparece ante la comisión de nombramientos del Congreso de los Diputados, el pasado 2 de noviembre. / David Castro

6
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Pedro Sánchez defendió este miércoles la controvertida candidatura de Enrique Arnaldo, propuesto por el PP para el Tribunal Constitucional, por un bien mayor: el bien de la renovación de los órganos constitucionales que ha pactado con Pablo Casado, a falta todavía del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Tanto el PSOE como Unidas Podemos han tocado a rebato para que sus diputados sean disciplinados y respalden a los cuatro nuevos magistrados. El resultado de la votación, que es secreta y se ejecutará de forma telemática, se conocerá este jueves por la tarde. La previsión es que el Gobierno y el PP superen de sobra los 210 diputados que se necesitan para que los nombramientos salgan adelante. Pero haber aceptado la propuesta de Arnaldo ha abierto fisuras en el propio Ejecutivo y con los socios minoritarios de Sánchez. Cargaron contra la candidatura Íñigo Errejón (Más País) y Gabriel Rufián (ERC), que no cree que el Gobierno se vaya a tragar un sapo". "Más bien se va a tragar un cocodrilo", se burló el republicano este miércoles.

Desde que el nombre del futuro magistrado se puso sobre la mesa, se ha escudriñado su currículum y su vida profesional revela numerosos vínculos con el PP, incluidos políticos condenados por corrupción Jaume Matas, una fluida relación con la Fundación FAES y artículos periodísticos ridiculizando al socialista José Luis Rodríguez Zapatero y minimizando la caja b de los populares.

Votación secreta

La votación de Arnaldo y los otros tres candidatos que ahora se renuevan del Constitucional (Inmaculada Montalbán, propuesta por el PSOE; Juan Ramón Sáez, por Unidas Podemos, y Concepción Espejel, por el PP), y también de los miembros del Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo, se hará de forma secreta y de manera telemática. El resultado se conocerá al final del pleno de este jueves. Si el acuerdo contara con el apoyo de todos los diputados de los dos partidos del Ejecutivo de coalición y el PP, los nombres pactados deberían salir con al menos 243 síes. El malestar, sin embargo, por la aceptación de Arnaldo amenaza con que coseche algunos menos. Se necesita un respaldo mínimo de 210 diputados para que la votación prospere, tres quintas partes de los escaños del Congreso, y la dirección del PSOE da por hecho que se alcanzará porque, como miembros de la cúpula han recordado estos días a sus parlamentarios, en el partido hay "disciplina de voto".

Rufián no cree que el Gobierno vaya a tragarse "un sapo": lo de Arnaldo, afirma, es "un cocodrilo"

La incomodidad por haber aceptado a Arnaldo es admitida en privado por diputados socialistas y morados y alcanza hasta al propio Sánchez. Él, por primera vez, reconoció este miércoles el malestar por la propuesta del PP. "A mí no me gustan algunos de los candidatos para el Tribunal Constitucional, pero el deber del Gobierno de España, y aquí agradezco la responsabilidad de los grupos de PSOE y Unidas Podemos, es salvar el acuerdo para renovar las instituciones y permitir que se desbloquee y se renueven", afirmó este miércoles en el pleno del Congreso. Ahí estaba llamando a apretar las filas propias y de UP. Llamando, pues, a la disciplina de voto. Todavía sigue pendiente, en todo caso, el Poder Judicial. Hay algunas fuentes en el grupo parlamentario del PSOE que esperan que en los próximos días se acabe de rematar la renovación del CGPJ antes de que, a principios de diciembre, cumpla tres años con el mandato caducado.

El socialista Odón Elorza, que fue muy crítico cuando Arnaldo compareció en la Comisión de Nombramientos y puso de relieve las abundantes conexiones con los populares, no quiso aclarar este miércoles qué hará. Y por la parte de Unidas Podemos, su representante en la Mesa del Congreso, la vicepresidenta tercera, Gloria Elizo; la diputada Meri Pita y el consejero de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno navarro, Eduardo Santos, escribieron un artículo en 'El Periódico de España' para expresar su disconformidad con la inclusión de Arnaldo en el cupo de renovación del Constitucional.

Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera del Gobierno y líder de los morados en el Ejecutivo, considera que el PP "no ha estado a la altura" con la elección de sus candidatos y "pone en riesgo" la independencia judicial. Fuentes de su equipo aseguran que era consciente de la crisis que Arnaldo podía abrir pero, al igual que el jefe del Ejecutivo, considera que es un mal trago que hay que pasar para avanzar en la renovación de los órganos constitucionales, informa Miguel Ángel Rodríguez. El relevo, pues, es el bien mayor que los dos partidos del Ejecutivo quieren preservar, aunque no tengan garantía, eso aseguran fuentes de la Moncloa, de que se vaya a desbloquear la elección del CGPJ. Hay quienes creen en el Grupo Socialista que no se han jugado del todo bien las cartas en la negociación, y quienes estiman, y también lo creen así en el Gobierno, que a fin de cuentas el PP perderá con Arnaldo, puesto que será un magistrado que o bien tendrá que abstenerse en multitud de temas que pasen por las manos del TC o que se verá sometido a la recusación constante.

Los diputados socialistas han de enviar un comprobante de su votación al asistente, y este, remitirle la confirmación a la dirección del grupo

La dirección del PSOE, encabezada por el canario Héctor Gómez, mandó un mensaje a sus diputados para explicarles el procedimiento de votación. Los 120 han de enviar el comprobante de la misma a su respectivo asistente y este, una vez que verifique que el voto se ha emitido correctamente, tiene que mandar la confirmación de ello a la extremeña Belén Fernández Casero, portavoz adjunta del grupo, indicado el nombre del parlamentario, si la votación se hizo sin problemas o la "incidencia" que se encontró. Fuentes de la cúpula del grupo explicaron a este diario que no será posible conocer el sentido del voto del diputado, como en otras ocasiones, ya que esta elección es secreta. De lo contrario, sí podría conocer quiénes se saltan la disciplina para, en su caso, sancionarlos. Las mismas fuentes añadieron que este procedimiento se utiliza en numerosas ocasiones.

"Con una pinza en la nariz"

Noticias relacionadas

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, aseguró en la SER que sus diputados votarán a Arnaldo y los otros tres candidatos, para cumplir el pacto, pero apuntó que el futuro magistrado no cumple las mínimas condiciones de ejemplaridad para ocupar el cargo. Incluirá su nombre en la votación secreta, pero "con una pinza en la nariz".

Los conservadores rechazan las críticas y recuerdan que el presidente nombró como fiscal general del Estado a la exministra Delgado

Pablo Casado, que sigue impidiendo la renovación del CGPJ porque exige cambiar la ley para dar más poder a los jueces y dotarles de "mayor independencia" del poder político, guardó silencio tras haber propuesto a Arnaldo. Fuentes de su equipo rechazan las críticas y recuerdan que Sánchez nombró fiscal general del Estado a Dolores Delgado, a pesar de que acababa de dejar el cargo de ministra de Justicia. Una diferencia de peso, no obstante, es que los populares no tuvieron que apoyarla en una votación.