El tablero político

PSOE y PP llegan al ecuador de la legislatura separados por un punto en las encuestas

  • El promedio de los sondeos publicados este año dibuja un panorama muy volátil por las tensiones a izquierda y derecha del tablero

PSOE y PP llegan al ecuador de la legislatura separados por un punto en las encuestas
2
Se lee en minutos
Jose Rico
Jose Rico

Jefe de la sección de Política

Especialista en política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +
Francisco José Moya
Francisco José Moya

Infografía

ver +

Aunque las derechas no le auguraban ni un par de telediarios, la coalición de PSOE y Unidas Podemos ha conseguido soplar ya dos velas. Este miércoles, 10 de noviembre, se cumplen dos años de las últimas elecciones generales, que de inmediato dieron lugar al mismo pacto de izquierdas cuyo fracaso había obligado a repetir los comicios. Para la investidura aún se tardó dos meses más, el mismo tiempo que tuvo de margen el nuevo Gobierno antes de que la pandemia del coronavirus lo arrasara todo.

Con el covid algo más domado, el actual curso político ha comenzado con turbulencias tanto a diestra como a siniestra. Los socios del Ejecutivo acaban de atravesar por su mayor crisis de la legislatura a cuenta de la reforma laboral. Y en el PP las aguas bajan muy revueltas en Madrid, con Pablo Casado librando una guerra sin cuartel con Isabel Díaz Ayuso para tratar de impedir que forje un contrapeso interno a su poder.

En medio de tantos movimientos sísmicos, el promedio de las encuestas publicadas este año esbozan un mapa electoral favorable para las derechas, pero sin que Casado logre por el momento distanciarse claramente de Pedro Sánchez. Los populares sacan tan solo un punto a los socialistas, una distancia que, sin embargo, traducida a representación en el Congreso, supone una veintena de escaños de ventaja para el PP. El desgaste socialista le podría costar hasta 17 diputados, mientras que el crecimiento popular podría alcanzar los 32 parlamentarios.

Cuando comenzó este año 2021, Sánchez se situaba seis puntos por encima de Casado, lo que evidencia la fuerte erosión que ha sufrido la coalición gubernamental. Fue en junio, justo tras los indultos del 'procés', cuando el PP dio la vuelta a la tortilla y se puso por delante del PSOE, llegando a tener dos puntos de ventaja. Pero el tablero volvió a voltearse a partir de septiembre, como consecuencia de los cambios en el Gobierno y de la creciente tensión interna en el PP.

Los cálculos realizados por EL PERIÓDICO a partir de una fórmula empleada por Ivan Serrano, investigador del IN3 (Internet Interdisciplinary Institute) de la UOC, corresponden a la media ponderada de los principales sondeos publicados. La ponderación se realiza, como en otras fórmulas de este tipo, en función del tamaño de la muestra (cuanto más grande, mayor valor) y de la fecha del trabajo de campo (cuanto más reciente, más significativa).

Noticias relacionadas

Con este promedio de escaños, la suma de PP y Vox acariciaría la mayoría absoluta (176), pero cabe recordar que el apoyo de la extrema derecha puede neutralizar a Casado las opciones de buscar otros socios, y tampoco tendría suficiente con Ciudadanos, que está al borde de quedarse fuera del Congreso. Ahora bien, más crudo lo tendrían el PSOE y Unidas Podemos, cuyo desgaste conjunto podría dejarles a casi 50 diputados de la mayoría absoluta.

2023 será un año intenso electoralmente hablando, y 2022 tendrá, al menos, una avanzadilla: los comicios en Andalucía. No faltan los rumores de adelanto electoral, incluso de que el presidente andaluz se ponga de acuerdo con su homólogo valenciano, en este caso socialista, para sincronizar las convocatorias. Pero, por ahora, todos contienen las posibles tentaciones. Si el calendario no se altera, la cita de Andalucía abriría un ciclo electoral vertiginoso, con municipales, autonómicas y generales en 2023.