Seísmo en la Monarquía

El archivo de las diligencias sobre el rey Juan Carlos, a la espera de los datos de 2015 solicitados a Suiza

  • Solo cuando llegue la información del fiscal Yves Bertossa habrá informe y decreto de Dolores Delgado

El rey emérito, Juan Carlos I, en una imagen de archivo. 

El rey emérito, Juan Carlos I, en una imagen de archivo.  / EUROPA PRESS (Europa Press)

4
Se lee en minutos
Ernesto Ekaizer
Ernesto Ekaizer

Escritor y periodista.

ver +

El archivo de las tres investigaciones sobre presuntos negocios ilícitos de Juan Carlos I cuando era rey y en su condición de emérito solo tendrá lugar cuando lleguen a España datos sobre cuentas y transferencias bancarias correspondientes al año 2015, solicitadas por la Fiscalía del Tribunal Supremo al fiscal Yves Bertossa, responsable de la investigación en Suiza. Un mes después de la filtración, el pasado 6 de octubre, de que la Fiscalía General del Estado preparaba el archivo, todavía no hay ni informe final, ni, por tanto, decreto de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado.

Fuentes judiciales señalan a EL PERIÓDICO que no es posible fijar una fecha para el informe definitivo, base del decreto de archivo, porque se está a la espera de las informaciones solicitadas al fiscal de Ginebra. Los fiscales encargados del caso ya han terminado las investigaciones, que se les confiaron en exclusividad, y se han reintegrado a su actividad cotidiana en la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Durante la tarde del 6 de octubre, el grupo encargado de las tres investigaciones a Juan Carlos I mantuvo una reunión en la sede de la Fiscalía General del Estado, en la madrileña calle de Fortuny, y llegó a la conclusión de que se propondría el archivo de las mismas. Esa misma noche, la noticia de un archivo "genérico", sin entrar en detalles, se filtró a un medio de comunicación.

Juan Ignacio Campos, teniente fiscal del Tribunal Supremo

/ EFE

La posición de Campos

A lo largo de 16 meses, desde que el teniente fiscal, Juan Ignacio Campos, se hiciera cargo de la investigación a primeros de junio de 2021, se mantuvo una discreción sin filtraciones sobre los avances de las diligencias. Campos, de baja por la convalecencia de una operación quirúrgica a primeros de julio, no participó en la reunión del 6 de octubre.

Consultado por EL PERIÓDICO, el teniente fiscal, que se reincorporó a la Fiscalía el pasado martes 2 de noviembre, a la espera de lo que dictaminarán sus médicos, señaló: "Yo aspiro a hacer el informe final si la salud me lo permite. En los últimos tiempos, he tenido contacto gracias a la amabilidad de los compañeros que me llamaban por teléfono, hasta que se dieron cuenta de que, a veces, mi estado de salud no era compatible con hacerme partícipe de problemas. Pero, desde luego, aspiro a elaborar el informe definitivo y a tener la intervención que me corresponda. Estamos pendientes únicamente de que Yves Bertossa nos conteste una comisión rogatoria pendiente que se refiere al año 2015".

La clave Zagatka

Aunque Campos no quiso concretar más detalles, esas informaciones se refieren, según fuentes judiciales, a la Fundación Zagatka (enigma en ruso), que preside Álvaro de Orleans, primo del rey emérito, que realizó pagos para el alquiler de aviones privados en los que viajó Juan Carlos I, siendo Rey y ya como emérito (en total, casi 9 millones de euros), y por los que realizó una de sus dos regularizaciones fiscales.

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, tras finalizar el acto de apertura del año judicial.

/ David Castro

En concreto, por Zagatka regularizó 4.395.901,96 euros. Esta fundación es titular de las cuentas 0251-798208-9, abierta en el Credit Suisse, y 52459500, abierta en el Lombard Odier, desde donde se sospecha que se han transferido los expresados fondos. Para su constatación se precisa el análisis de la documentación acreditativa de los movimientos de dichas cuentas durante 2016, 2017, 2018 y 2019, así como los movimientos e información de la existencia de otras cuentas titularidad de dicha fundación, si las hubiera.

La imposibilidad de poner punto final a las investigaciones antes de recibir los datos de las cuentas que Zagatka, creada en Liechtenstein en 2003 (de la cual Juan Carlos I era tercer beneficiario; Felipe de Borbón, cuarto; y las infantas Elena y Cristina, quintas), subraya la prematura filtración de la decisión de archivar.

El origen de la filtración

Noticias relacionadas

"Lo importante era anunciar la exoneración, nada más. Tengo muy claro de que si Juan Ignacio Campos hubiese estado en la reunión del 6 de octubre, esto no hubiese funcionado así. Desde luego no se habría filtrado, por cómo se ha filtrado y por la vía que se ha filtrado. Es probable, incluso, que ni siquiera se hubiera producido esa reunión. ¿Qué sentido tenía una reunión para adoptar una decisión de archivo cuando Campos, responsable de la investigación, estaba de baja y había que esperar a recibir los datos de Suiza?", señala una fuente.

Aunque en noviembre de 2020, seis meses antes de que Campos se hiciera cargo de la investigación, una presunta filtración llevó a la Fiscalía General del Estado a abrir una investigación aparentemente con la idea de que la filtración procedía de la Fiscalía Anticorrupción, cuando había indicios que apuntaban a fuentes policiales. Las diligencias se archivaron. En el caso de la filtración de la intención de archivar las diligencias, el pasado 5 de octubre, la Fiscalía General ni siquiera se molestó en iniciar una investigación.