PSOE

Eneko Andueza y Valentín González Formoso, nuevos líderes socialistas en Euskadi y Galicia

  • Ambos han vencido en las primarias celebradas este sábado entre los militantes del partido en ambas comunidades autónomas

  • Andueza encarna un perfil continuista, proclive al pacto con el PNV, en tanto que Formoso accede al cargo avalado por su labor en el ámbito local

Eneko Andueza, tras depositar su voto en las primarias.

Eneko Andueza, tras depositar su voto en las primarias. / EFE

7
Se lee en minutos

Eneko Andueza ha sido elegido este sábado por los militantes socialistas vascos en elecciones primarias como su nuevo secretario general, con el 95,30 % de los votos, según ha informado este partido tras el recuento de las votaciones.  La jornada también ha vivido primarias de los socialistas gallegos, en las que el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, ha vencido a Gonzalo Caballero con el 58,79 % de los votos.

La rival de Andueza, la exconcejala vizcaína Soraya Morla, ha logrado solo un 4,28 %. La participación en estas elecciones internas ha sido del 65,75 %, ya que de los 5.013 militantes con derecho a voto han ido a las urnas 3.296. Se ha cumplido así el pronóstico que situaba a Andueza como claro favorito para ser el sucesor de Idoia Mendia en la Secretaría General.  

El voto a Andueza ha sido especialmente rotundo en Gipuzkoa (es de Eibar), donde ha llegado al 98,3 %, mientras que en Bizkaia y Álava ha sumado un 93 %. Andueza es el portavoz en el Parlamento vasco, secretario general en Gipuzkoa y contaba con el apoyo de la dirección actual. 

A sus 42 años, Eneko Andueza pone cara al nuevo socialismo vasquista, pactista y euskaldun, esbozado por su predecesora en la Secretaría General del PSE-EE, Idoia Mendia, y en el que quiere profundizar, aprovechando el "viento de cola" de Pedro Sánchez en la Moncloa, para recuperar terreno electoral en Euskadi. 

Una tarea en la que Andueza, casado y con dos hijos, pretende empeñarse libre de ataduras del pasado, con la convivencia como bandera una vez superado el terrorismo de ETA y tras haber afirmado hace poco más de un año que si en su partido quedan por depurar responsabilidades por los GAL, éstas "se paguen". Pedro Sánchez ha felicitado en Twitter tanto a Andueza como a Formoso:

A pesar de su declarada lealtad a los pactos que mantiene actualmente con el PNV en las instituciones vascas más importantes, este escenario abre al PSE-EE nuevas posibilidades para otras posibles alianzas en las próximas elecciones vascas, como ya ocurre por ejemplo en Irún (Gipuzkoa), cogobernada por socialistas y Elkarrekin Podemos con el apoyo presupuestario de EH Bildu desde la oposición. 

Militante de las Juventudes Socialistas desde los 17 años, Andueza es el primer secretario general guipuzcoano del PSE-EE desde que en 1997 el histórico Ramón Jáuregui abandonara un cargo que pasó luego a manos del sector vizcaíno del partido con Nicolás Redondo Terreros, Patxi López y la propia Mendia como referentes. 

Natural de Eibar, localidad donde se creó la primera estructura socialista guipuzcoana y cuyos vecinos se ufanan de haber sido pioneros en proclamar la Segunda República en España, el nuevo líder del PSE-EE representa la más genuina tradición socialista guipuzcoana a la que se incorporó siendo aún menor de edad, cuando ETA golpeaba con fuerza a ediles y otros cargos públicos de los partidos no nacionalistas. 

Una experiencia que, tras sufrir los asesinatos de compañeros como el exedil de Arrasate (Gipuzkoa) Isaías Carrasco, ha recogido en su reciente libro "Jóvenes sin juventud", en el que relata las vivencias de una generación de chavales que, como él, se implicaron en política bajo la amenaza de ETA, "guiados por el convencimiento de que la violencia es el peor mal que una sociedad puede padecer". 

Desde entonces, la reivindicación de las víctimas, de la "memoria" y de un relato real de lo acontecido caracteriza muchos de los discursos de Andueza, en los que tampoco esconde su "tremendo orgullo" por el papel de los Gobiernos socialistas del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y del lehendakari Patxi López en el final de ETA. 

Al margen de la política, el nuevo líder de los socialistas vascos no oculta su afición a los toros, una pasión heredada de su abuelo salmantino y que le ha llevado a escribir tres libros, el último de los cuales, "Toros desde la izquierda", contrario a atribuir un sesgo ideológico a esta afición, causó una gran polémica en las redes sociales donde su autor fue víctima de numerosas descalificaciones, aunque también de muchos apoyos.

Primarias en Galicia

En Galicia, el alcalde de As Pontes y presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, ha vencido a Gonzalo Caballero en las primarias que los socialistas gallegos han celebrado este sábado para elegir a su nuevo secretario general, de modo que se convertirá en el décimo líder del partido.

En concreto, Formoso ha recibido un 58,79 por ciento de los votos (4.338) frente al 40,21 por ciento (2.970) de Caballero. La proclamación de secretario general es “provisional” hasta dentro de 24 horas que se ratifique, tal y como ha confirmado el presidente de la comisión de ética del PSdeG, Jorge Parada.

El presidente de la Diputación de A Coruña fue el más votado en cinco de las siete ciudades gallegas -A Coruña, Santiago, Ferrol, Ourense y Lugo- mientras que Gonzalo Caballero se ha impuesto en las ciudades de la provincia pontevedresa. Según los datos facilitados, por provincias ha ganado González Formoso en la de Lugo, con 1.558 votos frente a 394 de Caballero, y en la de A Coruña con 2.059 frente a 903.

Formoso, tras ser nombrado vencedor de las primarias del PSdG.

/ EFE

Valentín González Formoso, nacido en 1971, rememoró al inicio de su campaña a las primarias del PSdeG, junto al histórico colegio levantado por la emigración en As Pontes, como parecía "imposible gobernar con un concejal y 20 afiliados" un municipio que al calor de su apogeo social y económico vivió agitados ciclos políticos.

El momento cumbre, una moción de censura en 1997 que apartó de la alcaldía a Víctor Guerreiro, del BNG, para que la asumiese un tránsfuga socialista, Vicente López Pena, con apoyo del PP y un partido local. El pleno se desarrolló entre incidentes y con fuerte presencia policial. 

El experimento duró dos años, el BNG recuperó el bastón de mando y el PSOE buscó un nuevo rumbo en quien ahora será el nuevo líder del PSdeG, tras ganar la pugna con Gonzalo Caballero por el cetro del partido.

Formoso es alcalde desde 2007, cuando se quedó a un concejal de los 9 que marcan la mayoría absoluta, pero era únicamente el principio. Doce ediles de 17 al mandato siguiente, 11 en el pasado y otra docena en el que acaba de superar su ecuador, dejando a la oposición en mínimos. 

El suyo es un modelo que consagra la defensa de los intereses estrictamente locales, con su regidor detrás de la pancarta junto a sindicatos y demás partidos cuando se pide al Gobierno que actúe ante el cierre de Endesa, principal motor de empleo en el municipio.

De trato cercano y lenguaje coloquial en las distancias cortas, se subió a un coche, como Pedro Sánchez -al que muchos sitúan en su línea directa- para recorrer Galicia y exportar su manera de trabajar más allá de los límites en los que es conocido. 

Noticias relacionadas

Ser presidente de la Diputación de A Coruña desde 2015 y líder provincial del partido desde 2017 ha colocado su retrato en las mentes coruñesas, pero ha tenido que luchar en Lugo, Ourense y Pontevedra y buscar el voto del desencanto, del deseo de una nueva etapa.

Trabajador de la firma eléctrica Iberdrola, dio el salto al Ayuntamiento sin cobrar un euro hasta que cumplió un lustro como regidor en As Pontes. Una villa con reminiscencias estadounidenses como trampolín para el siguiente paso, tras encabezar la Diputación y el partido a escala provincial, en el sueño americano de un dirigente que en su localidad ha sido capaz de seducir más allá de las siglas del PSOE.