Primer paso

El PSC nombra a Illa primer secretario electo

Se convertirá en líder oficial del partido en diciembre en sustitución de Miquel Iceta

Salvador Illa y Miquel Iceta, en una imagen de marzo del 2021.

Salvador Illa y Miquel Iceta, en una imagen de marzo del 2021. / EFE / QUIQUE GARCÍA

1
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre

El PSC ha dado el primer paso para que Salvador Illa tome oficialmente dentro de unas semanas las riendas del socialismo catalán. La autoridad electoral del partido designó este miércoles a Illa "primer secretario electo", antes de que el congreso de diciembre le consagre al frente del partido. El actual primer secretario, Miquel Iceta, es uno de los dirigentes que ya le han dado su apoyo, y también lo han hecho los anteriores líderes de la formación Raimon Obiols, Narcís Serra, José Montilla y Pere Navarro.

No hay duda de que Illa se convertirá en el cónclave del 18 y el 19 de diciembre en el nuevo primer secretario del PSC: no hay ningún otro candidato. Con él como cabeza de cartel en las últimas elecciones al Parlament, los socialistas catalanes dieron un salto que les permitió pasar de la cuarta posición a la primera. Sin embargo, tras la renovación del pacto independentista, la victoria electoral no le sirvió a Illa para convertirse en 'president'.

Objetivo: gobernar Catalunya

En una carta enviada a la militancia del PSC, Illa se fija como próximo objetivo gobernar Catalunya. "Estamos preparados para hacerlo y lo haremos con un partido fuerte, sólido, plenamente comprometido con el ideario socialdemócrata, reafirmando su compromiso con Catalunya, España y Europa, hablando a la Catalunya entera, y no sólo a una parte", asegura.

Noticias relacionadas

El primer secretario electo insiste en el escrito en las ideas que lleva repitiendo desde antes de las elecciones: que Catalunya "lleva demasiado tiempo que no está por lo que tiene que estar" por culpa de las "prioridades equivocadas" del independentismo; que es necesario "trabajar por el reencuentro de los catalanes y para recuperar la fuerza y la unidad de Catalunya"; y que Catalunya " ha perdido una década enredada en discusiones identitarias estériles y en la guerra de banderas".

Ante esta situación, Illa ofrece al PSC como "ágora de encuentro" que está llamado a tener un "papel fundamental" en los años venideros, que augura diferentes a la última década. "Unos años, sin bandos ni bloques, en los que el buen gobierno, el diálogo y los avances económicos serán el combustible del motor industrial, social y cívico que históricamente Catalunya ha representado", afirma el líder socialista en la misiva.