Negociaciones en marcha

La CUP urge al Govern a concretar los presupuestos: "No vamos bien y se acaba el tiempo"

  • Los anticapitalistas insisten en una reforma fiscal para gravar a las rentas superiores a los 60.000 euros, pero el Executiu lo descarta

La diputada de la CUP-NCG Eulàlia Reguant.

La diputada de la CUP-NCG Eulàlia Reguant. / Job Vermeulen (ACN)

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

Las negociaciones entre el Govern y la CUP para la aprobación de los presupuestos de la Generalitat avanzan sin acuerdo. Con el 9 de noviembre marcado en rojo en el calendario, los 'cuperos' se sacuden las presiones: "No vamos bien y se acaba el tiempo", ha espetado este martes la diputada Eulàlia Reguant desde el Parlament, esperando alguna cesión del Executiu para garantizar sus nueve votos.

Reguant ha admitido que ya han visto algunas cifras, pero no el presupuesto "global", por lo que argumenta que es imposible dilucidar el rumbo que quiere tomar el Govern con estas cuentas. Ha desvelado, eso sí, las propuestas que ha puesto sobre la mesa del 'conseller' de Economia, Jaume Giró. Unas inciativas que, según la 'cupaire', "el Govern ni concreta ni responde".

Tras criticar que las prioridades del Govern sean el "ladrillo y el turismo masivo" y negar que las cuentas sean expansivas, ha situado el fortalecimiento del sistema público de salud y el incremento del parque público de vivienda como indispensables para gestar su aval. En la primera carpeta ha destacado su exigencia de que el teléfono 061 de atención a emergencias médicas sea gratuito y que se mejoren las condiciones laborales de los sanitarios, pidiendo que el 25% del presupuesto en este asunto se destine a la atención primaria. En la segunda, piden 1.000 millones de euros para políticas de vivienda y que se aumente el parque público, dejando atrás el 2% actual.

En la hoja de peticiones también figura una energética pública, que comercialice y genere energía, y un plan de reindustrialización que avance hacia un cambio de modelo económico más a la izquierda.

Subida de impuestos

Noticias relacionadas

Pese al portazo de Giró a una subida de impuestos, los anticapitalistas siguen exigiendo que se impulse una reforma fiscal para que el IRPF sea "proporcional" y que aquellos catalanes que ingresan más de 60.000 euros anuales tengan que pagar más. "El esfuerzo fiscal lo sigue haciendo mayoritariamente la gente trabajadora. El salario anual medio bruto está en los 26.000 euros. Abordar el IRPF de los que ingresan más de 60.000 no es gravar más a la mayoría de este país, este es un mínimo y un mensaje a la mayoría de este país, que es que en el giro a la izquierda se está dispuesto a tocas los privilegios de unos pocos", ha justificado Reguant, pidiendo también modificaciones en sucesiones y patrimonio para "redistribuir la riqueza".

Por ahora, el Govern sólo contempla aligerar el IPRF a los que cobran menos de 30.000 euros y desplegar los impuestos que contempla la ley de cambio climático. Las conversaciones continúan, pero el calendario aprieta y las posiciones siguen alejadas.