Tras la renovación

El pacto PSOE-PP sobre el Tribunal de Cuentas aparta a los consejeros que llevaban el 'procés'

  • Mariscal de Gante y los miembros que formaban la Sala de Justicia no seguirán formando parte del órgano fiscalizador

  • La amplia renovación de sus consejeros solo deja incólumes a dos representantes considerados de talante progresista

 Sede del Tribunal de Cuentas en Madrid.

 Sede del Tribunal de Cuentas en Madrid.

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

Pocas veces el Tribunal de Cuentas era noticia, y menos solía serlo su renovación, sobre todo cuando coincidía con la de otros órganos constitucionales, como el Tribunal Constitucional. Pero las causas y procedimientos relacionados con el referéndum ilegal del 1-O lo cambian todo. Tanto, que se puso el foco sobre la caducidad del mandato de los consejeros actuales del órgano fiscalizador antes incluso de que se produjera. En la lista de los nombres pactados por el PP y el PSOE para sustituirles solo permanecen dos consejeras y ninguna ha tenido relación alguna con el 'procés'.

Entre los que dejarán el Tribunal de Cuentas cuando se produzca la renovación efectiva, prevista para dentro de unas tres semanas, está la exministra del PP Margarita Mariscal de Gante, que era a quien por turno había correspondido el enjuiciamiento de la pieza cuya instrucción está a punto de concluir, la relativa al gasto presuntamente irregular realizado por la Generalitat para la divulgación en el exterior del 1-O, en la que se fijó una liquidación provisional de 5,4 millones de euros que han debido aportar los expresidentes Artur Mas y Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras y otros 31 exaltos cargos de la Generalitat.

Hasta ahora de la fase de instrucción se ha encargado la delegada instructora Esperanza García, que forma parte de los trabajadores del Tribunal de Cuentas que no son elegidos por los partidos, por lo que continuará en el órgano fiscalizador. Su labor en cualquier caso está a punto de concluir, porque solo falta comprobar que los avales aportados por ERC y por los propios encausados, en sustitución de los del Institut Català de Finances (ICF), para los que el Govern creó el Fondo Complementario de Riesgos, son bastantes para considerar aportada la cantidad fijada.

Ni en los recursos

Noticias relacionadas

Además de Mariscal de Gante, tampoco seguirán en el Tribunal de Cuentas José Manuel Suárez Robledano, actual presidente de la Sección de Enjuiciamiento, ni Felipe García, ni María Antonia Lozano, que hasta la renovación continuarán siendo los encargados de resolver los recursos que se presenten contra la decisión de la delegada instructora de rechazar los avales del Govern, aunque parece difícil que les dé tiempo a hacerlo teniendo en cuenta que alguno se ha presentado este mismo viernes. Fuentes del Tribunal de Cuentas señalan a EL PERIÓDICO que se seguirá trabajando con total normalidad hasta que los nuevos consejeros tomen posesión de su cargo y asuman los procedimientos que les correspondan.

El flamante reparto de consejeros beneficia al PSOE frente al PP al haberse producido en una proporción de siete a cinco a favor del partido en el Gobierno. Las dos consejeras que repiten, Enriqueta Chicano y Dolores Genaro, también fueron nombradas a propuesta del PSOE en 2012. Y Podemos se ha atribuido la designación de Luis Antonio Ortiz de Mendívil, que fue abogado de una exgerente del partido en el caso Neurona, en el que se investigan varias piezas relativas a su presunta financiación irregular.