Polémica en el Congreso

Unidas Podemos se querellará contra Batet por quitarle el escaño a Alberto Rodríguez

  • Belarra y altos dirigentes del partido acusan a la presidenta de la Cámara Baja y al Tribunal Supremo de "prevaricar"

El diputado Alberto Rodríguez en un pleno del Congreso.

El diputado Alberto Rodríguez en un pleno del Congreso. / David Castro

4
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Alberto Rodríguez ya no es diputado. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet ha tomado este viernes la decisión de retirar el escaño al dirigente de Unidas Podemos tras recibir la nota aclaratoria del Tribunal Supremo en la que Manuel Marchena insiste en que la pena que se le impuso por atentado a la autoridad implica su "obligada" inhabilitación. Nada más conocer la resolución, los líderes morados han acusado a Batet y al Supremo de "prevaricación" y han anunciado que se querellarán contra ella.

"La decisión que ha tomado cediendo ante la vergonzosa presión del Supremo y a la extrema derecha hace un daño enorme a la democracia y a nuestro país", justifican fuentes de Unidas Podemos. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha tildado de "gravísimo" que se despoje a un diputado electo de su acta teniendo en cuenta la "cadena enorme de irregularidades" que, a su juicio, rodean el caso de Rodríguez. El anuncio de los morados ha generado malestar en sus socios que respaldan a la presidenta del Congreso. Fuentes del PSOE defienden que Batet "se ha limitado en todo momento a dar cumplimiento a la ley y a las sentencias emanadas de los tribunales". "Las sentencias se pueden recurrir pero no se pueden incumplir", recalcan.

Esta nueva brecha en la coalición se solapa con la lucha en el seno del Gobierno por la reforma laboral después de que Batet haya decidido ejecutar la sentencia del Supremo después de que le llegara la nota aclaratoria que solicitó este jueves. Según explican fuentes parlamentarias, la presidenta ha comunicado personalmente a Rodríguez el escrito enviado por Marchena por el que se da traslado de la sentencia que comporta "la pérdida de su condición de diputado". El dirigente morado no se ha pronunciado. Su último mensaje en Twitter, horas antes de la decisión, advertía de que "el voto democrático de decenas de miles de canarios y canarias" estaba siendo "atacado sin base jurídica alguna".

El tuit polémico

Nada más conocerse la noticia, la líder de Podemos, Ione Belarra, ha calificado de "prevaricación" la decisión. A través de las redes sociales ha denunciado que la condena a Rodríguez solo tenían por objetivo "quitarle el escaño" y ha acusado al Supremo de "presionar" a Batet "para retirárselo aunque ambos saben que no es lo que dice la sentencia". Este mensaje ha desencadenado un aluvión de críticas a los morados.

La atribución de un delito a los magistrados del Supremo por parte de los dirigentes morados y, en concreto, de Belarra ha tenido una respuesta inmediata por parte de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, como garante de la independencia judicial, a través de un acuerdo, aprobado por cinco votos frente a tres, en el que muestra "su profundo malestar porque tales declaraciones hayan sido formuladas por un miembro del Gobierno de la Nación".

Concluye con "un llamamiento, especialmente a quienes ostentan cargos de responsabilidad del máximo nivel, a que no menoscaben la imagen de quienes día a día velan por los derechos y garantías de que gozan todos los españoles en su condición de ciudadanos de un Estado de Derecho, recordándoles que la primera obligación de un responsable público es no contribuir al desprestigio de las instituciones democráticas y, dentro de ellas, el Poder Judicial”, informa Ángeles Vázquez.

El líder del PP, Pablo Casado, también ha cargado contra Belarra y, de refilón, contra Pedro Sánchez. "En cualquier Gobierno serio, un ministro que acusa al Tribunal Supremo de cometer un delito sería cesado de inmediato", ha denunciado el líder de los populares en Twitter. Fuentes de la dirección del PP recalcan que "Sánchez con su silencio admite el ataque que desde el Gobierno se está haciendo a la Justicia" y tildan las declaraciones de Belarra de "inaceptables".

Discusiones jurídicas

Noticias relacionadas

Además, los morados lamentan que Batet, la única con potestad para tomar esta decisión, se haya posicionado en contra de Unidas Podemos y del criterio de sus propios compañeros del PSOE. El malestar de los de Belarra ya era patente a última hora del pasado jueves al finalizar una reunión extraordinaria de la Mesa del Congreso para tratar este asunto. Tras más de dos horas de agrio debate, socialistas y morados consideraron la necesidad de solicitar una "aclaración" al Supremo, en contra del criterio de PP y Vox. Batet, aunque aceptó pedir más información, mostró su predisposición a retirar el acta a Rodríguez. Lo que ya hacía prever este desenlace.

Sin embargo, los dos partidos del Gobierno consideraban que la sentencia no obligaba a retirarle su escaño. Además, esgrimieron que el informe de los letrados de la Cámara defiende que Rodríguez puede continuar con su acta porque sustituyó la pena de cárcel (de un mes y medio) por una sanción que ya ha abonado de 540 euros y, por tanto, la condena no debe tener efectos extra penales. Sin embargo, Marchena detalla en el oficio que envió a Batet que se mantiene la vigencia de la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo como es "obligatorio" cuando se impone una pena de cárcel.