Crisis en el ejecutivo municipal

La oposición de Badalona activa las firmas para registrar cuanto antes la moción de censura contra Albiol

  • Los anticapitalistas aseguran que el PSC ha retirado su compromiso de formar un ejecutivo "compartido"

  • Fuentes socialistas dicen no estar preocupadas por el giro de guion porque la moción prosperará

La portavoz de Guanyem Badalona, Nora San Sebastián, ante el Ayuntamiento de Badalona.

La portavoz de Guanyem Badalona, Nora San Sebastián, ante el Ayuntamiento de Badalona. / ACN / Jordi Pujolar

4
Se lee en minutos
Àlex Rebollo
Àlex Rebollo

Periodista

ver +
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

La montaña rusa de Badalona (Barcelonès) sigue dando giros inesperados. Hasta ahora, el relevo del alcalde estaba siendo fácil, pero las desconfianzas entre los grupos de la oposición han rebrotado y Guanyem Badalona en Comú, que hasta este martes insistía en su intención de formar parte de un nuevo gobierno unitario que desbanque a Xavier García Albiol de la alcaldía, ahora se desmarca y rechaza entrar en el ejecutivo municipal, pese a que apoyará la moción de censura liderada por el PSC, que podría presentarse en los próximos días.

De hecho, los distintos grupos municipales de la oposición empezarán a firmar mañana en el Ayuntamiento la moción de censura contra Albiol. Aunque fuentes implicadas en la negociación apuntan a este diario que la moción no se registrará definitivamente hasta el viernes. De ser así, se habilitarà un periodo de diez días hábiles para convocar un pleno extraordinario para la moción, que se celebraría el próximo 8 de noviembre.

Sin embargo, en el momento en que se registren 14 firmas -la cifra en la que se sitúa la mayoría absoluta del consistorio, la moción se registrará directamente, por lo que si 14 de los 16 concejales que componen la oposición acuden a firmar este jueves, la moción quedará registrada este mismo día.

Guanyem ha emitido un comunicado en el que afirma que durante los últimos días “se ha estado negociando [con el PSC] en falso” de cara a la moción de censura y que ello “ha generado una crisis de confianza que no deja ningún margen para negociar la entrada de Guanyem al gobierno de Rubén Guijarro”, el postulante socialista a lucir la vara. Apenas 24 horas después del inicio formal de las negociaciones a cinco bandas --PSC, Guanyem, ERC, Badalona en Comú Podem y Junts--, Guanyem sale de la ecuación alegando que en los contactos previos se había preacordado con el PSC una estructura de gobierno que los socialistas han retirado.

Crisis de confianza

Según fuentes de Guanyem, el partido aceptó el domingo en asamblea una propuesta "no propia, sino la propuesta que nos adelantó el PSC, pero que luego ha retirado". "Esto ha creado una crisis de confianza con este partido, y esto impide nuestra participación en el gobierno", añaden las mismas fuentes. "La propuesta del PSC la compramos y la validamos en asamblea. El PSC se ha echado atrás y decae todo lo que se había preacordado. De ahí la crisis de confianza hacia ellos. No queremos perder ni un minuto más en debates sobre sillas en el gobierno", inquieren estas voces.

La moción de censura prosperará porque el PP tiene 11 concejales y el resto suma 16, pero la oposición está muy atomizada: el PSC tiene seis ediles; Guanyem, cuatro; ERC, tres; Badalona En Comú Podem, dos; y Junts, uno.

Así, desde Guanyem insisten en pasar página de cara a la composición del gobierno de Badalona e instan a trabajar conjuntamente con el PSC los presupuestos de 2021, que aún no están aprobados, "y eso está paralizando la ciudad". "Nosotros garantizamos la mayoría absoluta necesaria para aprobarlos en el pleno municipal", aseveran.

Por su parte, fuentes del PSC afirman no estar preocupadas por el giro de guion e incluso señalan que puede ser algo "positivo" que "todo el mundo sea claro" y que "no se eternice todo como otras veces hasta última hora". "Guanyem, legítimamente, no lo ve claro y lo ha dicho y tenemos todos el mismo objetivo y cada uno remará desde donde esté más cómodo", añaden. "Albiol está fuera", concluyen.

Optimismo en los demás grupos

Los demás grupos de la oposición siguen animados y ven con optimismo las negociaciones por la constitución de un nuevo gobierno en la ciudad. Sin embargo, también hay matices entre cómo ven estos partidos su papel en el ejecutivo que suceda al de Albiol. Por ejemplo, desde En Comú Podem, partido que ya gobernó junto al PSC tras las municipales de 2019 y hasta que Albiol recuperó la vara de mando en mayo de 2020, tienen la intención de formar parte del gobierno. "Creemos que hay que crear un gobierno lo más sólido posible y esperamos que podamos formar parte de él el máximo número de fuerzas posible", explica Aïda Llauradó, presidenta de En Comú Podem en la ciudad, quien también agradece a Guanyem que de apoyo a la moción y los presupuestos que presente el nuevo gobierno aunque sea desde fuera del ejecutivo local.

Noticias relacionadas

Por su parte, Àlex Montornès, presidente de ERC en Badalona, señala que tras la decisión de Guanyem "seguimos adelante con la intención de hacer un gobierno estable, que no significa que todos tengamos que estar dentro, hay muchas posibilidades". Montornès explica también que su formación ahora debate y negocia a nivel nacional y local si "desde donde podemos ayudar mejor a este gobierno. Un gobierno de cinco era complejo, Guanyem ha tomado esta decisión legítima y nosotros tenemos que tomar la nuestra".

Más alejado del nuevo gobierno se ve David Torrents, el único concejal de Junts per Catalunya en el consistorio. Señala que ahora mismo "no ve las condiciones" para su entrada en el ejecutivo, aunque tampoco descarta que con los días el escenario pueda cambiar.