Cuentas del Estado

Socialistas y Podemos inician la presión para buscar apoyos a los Presupuestos

Illa apremia a la izquierda a avalar la "inversión social récord", y los morados piden el voto a ERC y Bildu

La titular de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, en la Moncloa durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022, este 7 de octubre de 2021.

La titular de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, en la Moncloa durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022, este 7 de octubre de 2021. / EUROPA PRESS / ÓSCAR CAÑAS

2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

Los socialistas y Podemos, socios en el Gobierno, han iniciado la presión para aprobar los Presupuestos del Estado de 2022. Unos y otros han aprovechado el primer fin de semana tras la presentación de las cuentas para tratar de convencer a los partidos minoritarios de darles luz verde en el Congreso.

La voz más destacada que se alzó en el ámbito socialista para defender la necesidad de que los Presupuestos salgan adelante fue la de Salvador Illa. El líder parlamentario del PSC y exministro de Sanidad advirtió de que cualquier partido "que se considere de izquierdas" no tiene motivos para rechazar las cuentas del Gobierno. "Votar no a los Presupuestos es votar no a la salida de la pandemia", dijo.

Illa, inmerso en la vorágine precongresual del PSOE -que celebra su cónclave el próximo fin de semana en València-, defendió la "inversión social récord" de los Presupuestos, e instó a los partidos "que se llaman de izquierdas" a "demostrarlo" dándoles su aval.

"Seis de cada diez euros de los Presupuestos van para temas sociales. Es difícil hacer un presupuesto más de izquierdas", subrayó en la clausura de la escuela de otoño del PSC, donde compartió protagonismo con el líder del PSOE andaluz, Juan Espadas. Ambos dirigentes, en la oposición en sus respectivas comunidades, han tendido la mano a Pere Aragonès y Juanma Moreno para aprobar las cuentas autonómicas.

Illa insistió en que los partidos que voten que no en el Congreso "tendrán que explicarlo muy bien" porque "votar no a estos Presupuestos es votar no a la salida de la pandemia, es votar no a que los jóvenes tengan más oportunidades, es votar no a que los pensionistas tengan más poder adquisitivo y es votar no a que haya 40.000 millones de euros repartidos por todo el territorio".

Noticias relacionadas

Por parte de Podemos, fue su coportavoz estatal, Isa Serra, quien defendió que las medidas que su formación ha introducido en los Presupuestos pueden hacer que partidos como ERC o EH Bildu vean "con mejores ojos" las nuevas cuentas.

Serra presumió de haber "convencido" al PSOE de aceptar iniciativas como el tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades a grandes empresas y una Ley de Vivienda que permite regular el alquiler para "ponerle freno a los fondos buitre en favor de la ciudadanía". Y afirmó que se trata de iniciativas que pueden proporcionar al Gobierno, por la vía de seducir a los partidos minoritarios, los votos que le faltan para sacar adelante las cuentas.